Economía

CyL incumple el objetivo de déficit

Cierra 2019 con un déficit del 0,72%

Castilla y León cerró 2019 con unas necesidades de financiación de 433 millones de euros, lo que supone un déficit sobre PIB del 0,72 por ciento, con lo que incumplió en 0,62 puntos el objetivo fijado por el Gobierno, algo que asumieron en diversas ocasiones desde el Ejecutivo autonómico, desde el que se criticó una y otra vez la infrafinanciación de la autonomía.

 

El dato mejora si se descuenta el desfase de un mes del IVA de 2017 que el Gobierno debe a las autonomías, que no abonó, aseguró, porque no pudo tramitar las cuentas del año pasado, pero del que se comprometió a descontar su efecto. Así, en base a esta interpretación, el déficit de Castilla y León se situó en el 0,45 por ciento, con unas necesidades de financiación de 270 millones, y tuvo una desviación sobre el objetivo de 0,35 puntos.

El conjunto de las autonomías cerraron con 6.795 millones de financiación requerida, que suponen un 0,55 por ciento del PIB; datos que bajan hasta los 4.267 millones y el 0,34 por ciento, si se asume la interpretación del descuento de abono del IVA.

El año anterior, 2018, las finanzas de la Comunidad, se comportaron mucho mejor, cuando sólo necesitó 144 millones para financiarse, con un déficit del 0,25 por ciento; mientras que el conjunto de las autonomías pidió 3.326 millones, el 0,28 por ciento de su economía.

En cifras sin efecto del IVA, únicamente registró superávit, Canarias (321 millones), un 0,68 por ciento del PIB, Navarra (98 millones), un 0,47 por ciento de su economía; y País Vasco (328), UN 0,44 por ciento. El resto incumplió, con especial incidencia del déficit en Valencia, 1,91 por ciento (2.194 millones); Murcia, 1,72 por ciento (561); Extremadura, 1,24 por ciento (258); Castilla-La Mancha, 1,2 por ciento (515) y Aragón, 1,01 por ciento (386).

Si se tiene en cuenta la interpretación del Gobierno de descontar el efecto del IVA, Canarias (430 millones) y País Vasco (328) y Navarra (98) -repiten sus cifras al contar con un sistema fiscal propio- registraron superávit en 2019 y otras tres comunidades cumplieron el objetivo del menos 0,1 por ciento, Andalucía (0,02 por ciento), Madrid y Galicia (0,12 por ciento, en ambos casos). En el extremo opuesto, con los mayores déficits se situaron Valencia, 1,71 por ciento (1.964 millones) y Murcia, 1,49 por ciento (484).

Cifras globales

El conjunto de las Administraciones Públicas cerraron el ejercicio 2019 con un déficit del 2,6 por ciento. España se mantuvo por segundo año consecutivo por debajo del tres por ciento que exige el Pacto de Estabilidad de la UE y que le permitió abandonar el año pasado el Procedimiento de Déficit Excesivo.

La Administración central y la Seguridad Social redujeron su déficit público un 12,7 y un 7,6 por ciento, respectivamente. Las comunidades autónomas elevaron su saldo fiscal negativo y los ayuntamientos bajaron en un 37,3 por ciento su superávit. En conjunto, el déficit público se mantuvo estable, aumentando una décima respecto a 2018 “en un contexto de prórroga presupuestaria y de aprobación de fuertes medidas sociales”, destacaron desde el Ministerio de Hacienda.

En concreto, el déficit de 2019 se situó en 32.882 millones de euros. Si se incluye la ayuda financiera, que asciende a 22 millones, alcanzó los 32.904 millones. Este es el resultado de un incremento del 3,8 por ciento de los ingresos de las Administraciones Públicas en 2019 frente a un aumento del gasto del 4,1 por ciento.


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba