Local

Las «excepciones» serán las repeticiones de curso

Isabel Celaá, ministra de Educación, reitera que la decisión de volver a las aulas depende de los expertos

 

La ministra de Educación y Formación Profesional, Isabel Celaá, apostó este miércoles por “propiciar un gran acuerdo que proporcione certidumbre” a las familias de los alumnos y permita “atravesar el fin del curso 2019-2020 apoyándonos también en el 2020-2021, para resolver la promoción como regla general y la repetición como excepción”.

 

Así lo aseguró en el Pleno del Congreso de los Diputados en respuesta a una pregunta de la diputada del Grupo Popular Sandra Moneo sobre cuándo piensa Celaá reanudar las clases presenciales, suspendidas por el estado de alarma para frenar la expansión del coronavirus.

La ministra, que se reúne este miércoles con los consejeros autonómicos, reiteró que la decisión depende de “la autoridad máxima”, en referencia al ministro de Sanidad, Salvador Illa, que tendrá que ser quien “abra las condiciones” del confinamiento para poder ordenar la vuelta a las aulas.

Según publica El País, la nota la pondrán los profesores, teniendo en cuenta las obtenidas por los alumnos en los dos primeros trimestres del curso. En cuanto a la última parte del curso, será en todos los casos positivo, y con la evaluación, el profesorado recomendará los planes de refuerzo.

Así, El País publica que la evaluación final incluirá un informe personalizado de cada alumno que servirá para diseñar los planes de refuerzo que se pondrán en marcha para compensar las excepcionales condiciones del final del actual curso. A los alumnos podrán quedarles asignaturas pendientes, que tendrán que recuperar el curso que viene, pero ello no les obligará a repetir.

Solo en casos excepcionales, los escolares tendrán que repetir el curso. El País publica que los planes de refuerzo se desplegarán tanto a la largo del curso que viene, lo que exigirá reducir los contenidos que estaban previstos para el mismo, como este verano. El plan de las autoridades educativas consiste en contratar a profesores de refuerzo expresamente para tal fin.

Sobre la brecha digital, el Gobierno es conocedor de que el 12% de los alumnos no tiene acceso a los contenidos por falta de medios para acceder a la educación a distancia. Este hecho no será en ningún caso motivo para la repetición de curso,  ya que según publica El País, el acuerdo contempla que la repetición será una medida “excepcional”, de forma que los equipos docentes necesitarán la autorización de la Administración (no se detalla cuál, aunque fuentes del ministerio señalan que corresponderá a las inspecciones educativas de cada región) para hacer repetir a un estudiante.

Isabel Ceelá, ministra de Educación, justificó que ese porcentaje de alumnos no sufren una brecha digital, sino “social” y que “no es tan fácil de resolver”, subrayando que se ha reunido en cinco ocasiones con las comunidades autónomas en busca de soluciones.

Los que concluyen ciclo

Por otra parte, los alumnos que estaban cursando en este 2019-20 2º de Bachiller o final de ciclos de FP, no están incluido en el aprobado general. No obstante, adelanta El País, estos alumnos podrán obtener el título, salvo que el claustro formado por una docena de profesores, decida lo contrario, en ningún caso lo podrá hacer un docente de manera individual.

 


Noticias relacionadas

Un comentario

Deja un comentario

Botón volver arriba