Economía

Marketing online: la mejor estrategia para captar clientes

A través de las numerosas herramientas existentes en Internet, las empresas pueden impulsar sus negocios, captando a un mayor número de clientes de una manera rápida y sencilla, contando con buenos profesionales en el sector que sepan posicionar bien la marca. 

 

Con la llegada de Internet y las nuevas tecnologías, dentro del sector empresarial se están llevando a cabo nuevas técnicas de marketing, principalmente digitales. A través de la propia red y del uso de redes sociales, las empresas pueden mejorar la comercialización de un producto o servicio. Dentro de este contexto, el marketing digital se ha convertido en el gran protagonista, sirviendo como un excelente complemento al marketing tradicional. 

Existe un gran número de estrategias y herramientas que ayudan a que este impulso, sea mucho más notorio, siendo el SEO una de las principales técnicas utilizadas. Es aquí donde el posicionamiento web en Salamanca está siendo muy utilizado por la mayoría de entidades que necesitan darle una nueva imagen a su marca, captar clientes y aparecer entre las primeras posiciones en los buscadores de Internet.

¿Por qué es importante el Marketing Digital?

Hacer uso de estrategias de marketing digital ofrece un gran número de ventajas a las empresas, lo que hace que puedan conseguir sus objetivos en un corto/medio plazo. En primer lugar, hay que hablar de la medición, puesto que a través de las herramientas digitales se pueden realizar mediciones de todo tipo, de una manera mucho más fácil y rápida, lo que se traduce en unos mejores resultados. 

Otro aspecto importante a destacar es la personalización, puesto que el marketing digital permite que las empresas puedan personalizar el tratamiento con los clientes. Con respecto a los clientes, hay que decir también que este tipo de marketing ofrece la posibilidad de captar clientes potenciales y fidelizarlos de una forma mucho más cómoda y efectiva. 

Asimismo, no hay que olvidar que el marketing digital ofrece una mayor visibilidad a la marca, puesto que los expertos aseguran que si una empresa, en la actualidad, no está en Internet, prácticamente “no existe”. Todo esto se traduce en un aumento de las ventas de manera significativa, a la vez que se utiliza un canal que tiene un gran alcance.

Entre otras ventajas que hay que destacar, se puede hablar de crear una comunidad que permita interactuar con la marca, sobre todo a través de las redes sociales, al igual que es una estrategia de marketing mucho más económica que la tradicional, algo que es beneficioso para las pequeñas y medianas empresas, debido a su accesibilidad.

La importancia del SEO

Dentro de todas las herramientas que están disponibles en el marketing digital, el posicionamiento en motores de búsqueda, conocido como SEO es una de las más populares, el objetivo principal es colocar la marca de la empresa entre las primeras posiciones en los motores de búsqueda y de esta manera, se garantiza una mayor visibilidad, así como poder atraer nuevos clientes potenciales más fácilmente, de ahí la importancia de utilizar el SEO para posicionar una web.

En cualquier caso, no todo el mundo puede llevar a cabo el posicionamiento, puesto que depende de más de 200 factores para que sea óptimo, por este motivo, es fundamental contar con los servicios de un experto SEO para que realmente, esta estrategia dé los mejores resultados para la empresa.

Borja Aranda Vaquero es un consultor SEO especializado en ayudar a empresas de Salamanca a posicionarse. Con muchos años de experiencia en el sector, durante su trayectoria profesional ha conseguido que más de 50 empresas se hayan posicionado adecuadamente en Internet y obtenido los resultados que deseaban.

Se trata de un profesional que conoce qué tipo de factores hay que tener en cuenta para llevar a cabo el posicionamiento y utilizarlos correctamente para que la web de la empresa aparezca en las primeras posiciones de Google. 

En este caso, hay que hablar de dos categorías dentro de estos factores; la externa y la interna. Los factores externos son los que no se controlan de manera directa, siendo algunos de los más importantes: las señales sociales, el comportamiento de los usuarios o los links externos. Por su parte, los factores internos son todos los que se relacionan directamente con la web, por lo que se pueden controlar, como es el caso del contenido o la estructura de la página, así como el código HTML.


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba