Cosas de la vida

El SEO se mantiene como una potente técnica de difusión para alcanzar buenos resultados en la estrategia de marketing online

El marketing online es una disciplina cada vez más necesaria en la actualidad. En un mundo tan globalizado como el actual, donde todos permanecemos hiperconectados, la supervivencia de las empresas depende en gran medida de su capacidad de seducir a clientes a través de la red, generar engagement y aumentar el número de conversiones.

 

De manera muy resumida, todo se reduce a captar la atención de los consumidores potenciales y presentarles los productos y servicios del modo más cautivador frente a los clientes. De algún modo, el marketing online viene a sustituir lo que era el marketing offline, si bien muchos expertos insisten en que ambas formas de hacer mercadotecnia siguen siendo necesarias, pues no todo el mundo consume del mismo modo y cada vez existe una tendencia más generalizada que es aparcar o intentar alejarse del fenómeno de la hiperconexión.

La visibilidad en la red es existir

A nivel empresarial o de emprendimiento, estar presente en internet no basta para conseguir buenos resultados en materia de fidelización de clientes o mejora de las ventas. Hoy en día todo el mundo está en internet, por lo que únicamente aparecer en la red es algo insuficiente, es algo similar a una gota de agua en pleno océano.

Ahí es donde juega el marketing online un papel fundamental, y dentro del markeitng online, las estrategias de SEO pueden ser realmente productivas, siempre que se diseñen de manera acertada. El SEO se convierte en el principal canal de marketing online que utilizan las empresas a la hora de conseguir nuevos clientes, asegura el consultor SEO y diseñador web Borja Aranda Vaquero.

Dentro del SEO, una estrategia también clave es el posicionamiento local. Pongamos un ejemplo, si queremos atraer público hacia un negocio web que tiene su área de actuación en la provincia de Salamanca, todos los esfuerzos deben destinarse a mejorar el posicionamiento seo salamanca, para que los usuarios que consulten búsquedas relacionadas con ese área de actividad, localicen esa empresa entre los primeros lugares del buscador.

Esto es vital porque está demostrado que los usuarios consultan siempre los primeros resultados cuando hacen búsquedas en internet. Un mejor posicionamiento va de la mano de un mayor tráfico hacia el portal y la posibilidad de poner en marcha otras estrategias, como el diseño web, el marketing de contenidos, el email marketing o las redes sociales.

Todas estas técnicas dependen mucho del posicionamiento. ¿Qué sentido tiene diseñar una buena página web, que sea atractiva para el usuario, con contenidos potentes y de interés y compartir toda la información a través de redes sociales con mucho éxito si finalmente no se consigue situar la web entre los primeros resultados de búsqueda?

Estrategias conjuntas, no abandonar ninguna técnica de marketing

Cada vez son más empresas y emprendedores los que comprenden que desarrollar una buena estrategia de marketing online es vital para subsistir en el competitivo panorama actual en internet. Aunque va más allá del SEO, toda estrategia de marketing digital que obtiene buenos resultados parte de un adecuado trabajo de posicionamiento.

El SEO es la capacidad de generar contenidos que gusten a los buscadores, y en especial a Google, es decir, mostrar productos, servicios y contenidos que sean atractivos para el buscador y que esto lleve a situar la página en cuestión entre los primeros resultados de búsqueda.

En este proceso resulta fundamental el uso de palabras clave, pero obviamente no basta con eso, e incluso puede ser una estrategia a penalizar si no se combina con el inbound marketing, que consiste en producir contenidos relevantes, de utilidad, que agreguen valor y que, por tanto, acaben gustando al cliente.

De este modo, permanecerá más tiempo en la web, se podrán incluir anuncios, mejorar los servicios en el portal y obtener más conversiones. Todo este proceso que estamos describiendo, y que debe ser completado con estrategias como el diseño web, garantizar buena experiencia de usuario, ofrecer buena atención al cliente y llevar este protocolo de marketing también a las redes sociales y el canal de email, debe ser trabajado de manera conjunta.

Al final, el marketing digital es como una gran muralla. Todos los ladrillos son necesarios para garantizar la estabilidad, que es resultar atractivos ante los usuarios para fidelizarlos y ganar clientela. En esta tesitura, sin un diseño integral en el que participen todas estas estrategias, con el SEO como base fundamental, la muralla acaba cayendo.


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba