PortadaProvincia

Villavieja de Yeltes recurrirá la autorización del uso de suelo para la mina de uranio de Berkeley

Porque afecta a la captación de aguas, tejido social, salud e interés general de los vecinos

El Ayuntamiento de Villavieja de Yeltes anuncia recurrirá el proyecto minero de Berkeley en el municipio vecino de Retortillo, por afectar directamente a su término municipal, a su captación de agua de abastos, a su tejido social y económico, a su atmósfera y, por ende, a la salud e interés general de los vecinos de Villavieja

 

En primer lugar, tras la desestimación, por parte de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León, del recurso interpuesto por Jorge Rodríguez Martín, alcalde de Villavieja de Yeltes contra el acuerdo de la Comisión Territorial de Medio Ambiente y Urbanismo, de 20 de julio de 2017, por el que se autoriza el uso excepcional en suelo rústico para el proyecto minero ‘Retortillo’, en Retortillo, promovido por Berkeley Minera España S.L., el Ayuntamiento de Villavieja de Yeltes iniciará los trámites pertinentes en el próximo pleno ordinario, aprobando la interposición de un recurso contencioso administrativo en vía judicial contra dicho acuerdo de la Comisión Territorial de Medio Ambiente, «en virtud de la desestimación de nuestro recurso de alzada, y designando al abogado correspondiente.

“Nuestros argumentos contra esa autorización de uso excepcional de suelo rústico son sólidos y consistentes, por lo que acudiremos a la vía judicial para encontrar en ella el amparo y la defensa de nuestros derechos, que consideramos a día de hoy, atropellados por la Junta de Castilla y León”, puntualizan desde el Ayuntamiento de Villavieja de Yeltes.

En segundo lugar, el Consistorio de Villavieja de Yeltes solicitará formalmente a la Consejería de Fomento y Medio Ambiente que “declare la caducidad de la Declaración de Impacto Ambiental” sobre el proyecto de la mina de uranio denominado ‘Retortillo-Santidad’, ya que como argumentaron en el comunicado, “ha transcurrido un tiempo inusitadamente largo sin que se haya iniciado explotación alguna». Además, añadieron que los cambios sustanciales en el proyecto minero de Berkeley relacionados con su diseño, su clasificación de residuos, su ámbito territorial y su fragmentación “suponen un manifiesto incumplimiento de las condiciones en las que se dictó”.

Por tanto, si la Consejería de Fomento y Medio Ambiente rechaza la solicitud, por su parte el regidor municipal remarcó que “tomará cuantas medidas estime oportunas el consistorio”, entre las que también se encuentran acudir de nuevo a la vía judicial.

Además, Jorge Rodríguez también anunció que reclamará ante el Consejo de Transparencia, el consorcio aprobado por el Consejo de Ministros del 24 de abril de 2009, constituido por Enusa y Berkeley, para la investigación y, en su caso, explotación, de los yacimientos minerales de uranio dentro del perímetro de las zonas de Reserva Definitiva a favor del Estado, comprendidas en la provincia de Salamanca, así como la adenda al consorcio.

Asimiso, reclaman a este órgano información sobre la necesaria vigencia, actividad y transparencia del citado Consorcio, en virtud de la legislación que regula los mismos, puesto que transcurrida más de una década desde su constitución no han tenido constancia ni noticia alguna de dicha actividad que justifique y explique su existencia.

“A la luz de la actitud de Berkeley, parece más necesario que nunca atender los orígenes de este problema actual, y exigir la máxima transparencia, sobre todo si tenemos en cuenta que una empresa junior como la australiana, acabó siendo seleccionada por la nacional del uranio para constituir un consorcio, actualmente un consorcio fantasma, que le permitiese la explotación de las reservas salmantinas. Para mayor abundancia sobre la oscuridad de este asunto, no podemos olvidar que Enusa escogió a Berkeley mientras se mantenía activo un contencioso administrativo contra la Dirección General de Política Energética y Minas con el que los seleccionados pretendían que se declarasen levantadas las reservas nacionales de uranio que posteriormente pasaron a formar parte del Consorcio, y dos de ellas aún en poder de Berkeley, en virtud de la mencionada adenda”, indica el Ayuntamiento de Villavieja.

El consistorio agrega que «parece claro que la relación, pasada y vigente, entre Enusa y Berkeley, arroja no pocas sombras de sospecha que deberían ser investigadas por las autoridades competentes. De hecho, Las reservas de uranio, estimadas por Enusa en los yacimientos que cedió a Berkeley, ascienden a un total de 12.028 toneladas de U3O8, es decir, albergan un total de 26.500.000 libras de U3O8. Si valoramos tal cantidad de mineral al precio de mercado de la fecha de la cesión (aprox. 40 $/libra), alcanzarían un total de 1060.000.000 $, cifra más que suficiente para que las autoridades competentes se preocupasen de esclarecer los hechos constatados y depurar las responsabilidades necesarias», concluye.


Noticias relacionadas

2 comentarios

Deja un comentario

Botón volver arriba