Más noticiasPortada

Así será la desescalada hacia la normalidad

Se hará en cuatro fases de dos semanas cada una, si no rebrota la pandemia

  • En la primera fase abrirán restaurante de comida para llevar y centros de tratamiento y entrenamiento físico
  • En la segunda abrirá el pequeño comercio, terrazas de los bares, hoteles y alojamientos turísticos y los centros el culto, con aforo restringido 
  • En la tercera abren los negocios de restauración interior solo para servicio en mesas, caza y pesca deportiva, cines, teatros y actos poco concurridos  y los ciudadanos podrán desplazarse a su segunda vivienda si está en la misma provincia
  • En la cuarta, a mediados de junio, apertura de las playas y alivio de los aforos que han estado restringidos las semanas anteriores

 

El plan de desescalada o de transición hacia la normalidad comenzará este lunes, 4 de mayo, y está previsto que se desarrolle en cuatro fases hasta finales de junio. Si por entonces se han cubierto las fases sin que haya un rebrote habremos alcanzado la normalidad en nuestra vida social y económica, preservando medidas de higiene personal (uso de desinfectantes y mascarilla y guardando la distancia social) hasta que haya un tratamiento o una vacuna contra la Covid-19.

 

Para preservar la seguridad en los primeros pasos, el Gobierno pedirá una nueva prórroga del estado de alarma cuando acaba el actual, el 10 de mayo, de momento por dos semanas más, pero lo más probable es que haya más prórrogas hasta que acabe la desescalada, según dijo el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

Todo el país se guiará pro las mismas normas en el proceso de desescalada, pero no todos los territorios irán a la misma velocidad. La transición se hará por provincias, sin movilidad con las vecinas, y si se cumplen los parámetros objetivos marcados por el órgano coordinador central (el Ministerio de Sanidad), se pasará a la siguiente fase y así cada dos semanas hasta llegar a finales de junio.

El proceso se puede agilizar si una provincia rebaja mucho o acaba con los contagios y al revés, quienes empeoren pueden retroceder. por eso, la desescalada puede durar un mínimo de seis semanas y un máximo de 8 semanas. Mejorará la libertad de movimientos intraprovinciales, pero no con otras provincias, aunque estén al lado, hasta que termine el proceso de las cuatro fases (salvo las excepciones que se contemplan ahora en el estado de alarma).

La fase ‘cero’ comenzará el 4 de mayo y en ella nos prepararemos para la transición, con medidas de alivio a la población que se irán concretando y abriendo más resquicios a la actividad económica, con la apertura de locales que trabajan con cita previa, como los de comida para llevar, peluquerías, centros de tratamiento y entrenamiento individual, y la preparación de los demás negocios con carteles de cara a la fase ‘uno’.

En la fase ‘uno’ reanudará su actividad el pequeño comercio (no los centros comerciales) bajo condiciones estrictas de seguridad y un horario especial para los mayores de 65 años, las terrazas de hostelería con un aforo máximo del 30%, y hoteles y alojamientos turísticos sin usar zonas comunes, los centros de culto al 30% de su aforo y algunos entrenamientos deportivos con muchas restricciones.

La fase ‘dos’ es la intermedia y comenzará el 1 de junio (salvo las provincias que no cumplan los requisitos sanitarios). Si se llega a esta fase podrán abrir los locales interiores de restauración para dar servicio de mesa (no de barra) con la mitad de su aforo, se reanuda la caza y pesca deportiva, abren cines, teatros, museos y salas de conferencias con un tercio de su aforo; los centros comerciales (al 40% de su aforo), los centros de culto podrán ocupar la mitad de su aforo, y habrá actos culturales en espacios cerrados con un aforo máximo de 50 personas y al aire libre para 400, pero sentadas. Los ciudadanos podrán desplazarse a su segunda residencia si está en la misma provincia que la primera y se permitirán bodas y velatorios con aforos reducidos.

La fase ‘tres’ es la última y en ella se generalizará la movilidad yendo con mascarillas y guardando la distancia social de dos metros con los demás. Se aliviarán más los aforos hasta ahora restringidos y abrirán las playas.

A partir del 11 de mayo se revisará el estado de cada provincia (su nivel de contagios y alivio de sus sistema sanitario, sobre todo las camas UCI) y el Ministerio de Sanidad decidirá si pasa a la siguiente fase.

Puedes consultar las fases de desescalada en este enlace

 

Una vez cubierto este proceso, se entrará en la «nueva normalidad» que dijo Sánchez, en la que podremos recobrar la movilidad interprovincial siempre que todo el camino que tengamos que recorrer haya superado las cuatro fases y no superen los 100 km de distancia. En esta nueva normalidad tendremos que salir a la calle con mascarilla, seguir desinfectándonos y guardando la distancia social de dos metros, porque mientras no haya un tratamiento o una vacuna persiste el riesgo de contagio, «porque el virus está ahí. Terminarán las  restricciones económicas y sociales, pero persistirán la vigilancia y las medidas individuales de protección» con las mascarillas y desinfección.

 


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba