Economía

La calma antes de la tempestad

Salamanca no registra un aumento del paro en el primer trimestre a la espera de ver el impacto del parón por coronavirus

La evolución del paro en Salamanca fue neutra durante el primer trimestre del año y se mantiene con 19.600 desempleados, al igual que en cuarto trimestre de 2019, según los datos facilitados este martes por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

 

El número de desempleados en Castilla y León se disparó en el primer trimestre del año en 5.300 personas, un 4,16 por ciento más, al cerrar la cifra de parados en 131.900 en relación al último trimestre de 2019. Se trata de un periodo que habitualmente se comporta de esta manera en España y en la Comunidad. Sin embargo, la foto es diferente en la comparativa interanual, donde el paro bajó en 4.900 personas, un 3,55 por ciento, si bien es verdad que el estado de alarma entró en vigor al final del trimestre, según los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA), publicada hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

En España, entre enero y marzo el desempleo aumentó un 3,79 por ciento (121.000 más) en la intertrimestral (el peor dato desde 2013), frente a una caída del 1,23 por ciento, con 41.300 personas menos en paro, en relación con el primer trimestre de 2019, lo que ubica la cifra total de parados en 3,31 millones.

Con esta evolución, la tasa de paro de la Comunidad se situó en el 11,82 por ciento, la octava más baja del conjunto de las autonomías, frente al 14,4 por ciento de la media nacional. Los ocupados caen en 19.700 y los activos en 14.400 entre enero y marzo. El INE establece que la EPA no identifica claramente los efectos de la parada económica que ha sufrido España desde el 14 de marzo, dado que es una media de todas las semanas del primer trimestre, cuando el estado de alarma entró en vigor casi al final del periodo. No obstante, identifica la facilidad de destrucción de empleo en el conjunto del país, pues solo en dos semanas de marzo destrozó los datos de un trimestre que suele ser bueno en creación de empleo.

Así, en el detalle regional, Castilla y León fue una de las 12 comunidades donde creció el desempleo en la variación intertrimestral, aunque lejos de Baleares, que con un 49,2 por ciento más lideró esta negativa clasificación, seguida de Madrid, con un 20,6. En la comparativa interanual, donde la Comunidad registró un 3,55 por ciento menos de paro, éste cayó también en otras seis regiones. En Cataluña lo hizo un 34,9 por ciento, seguido de Madrid, con un 28,9. Los incrementos están encabezados por Castilla-La Mancha (22,2 por ciento).

Por lo que respecta a la ocupación, en comparación al año anterior, se elevó en la Comunidad un 2,03 por ciento, con 19.600 personas más, hasta un total de 984.300 al cerrar el trimestre. En relación al periodo comprendido entre octubre y diciembre hubo una merma del 1,96 por ciento, con 19.700 menos. En el caso del conjunto de España hubo 210.100 ocupados más que hace un año, un 1,08 por ciento superior, hasta los 19,68 millones.

El golpe causado por el covid-19 se percibe, precisamente, en la comparación con el cuarto trimestre de 2019, donde la ocupación bajó un 1,43 por ciento, con 285.600 menos. Todas las comunidades presentan caídas, a excepción de las dos ciudades autónomas de Melilla y Ceuta. En este punto, Castilla y León registra un descenso superior a la media, rozando ese dos por ciento. Las regiones oscilan entre el 0,3 por ciento y el dos por ciento de bajada de ocupación, a excepción de Baleares, donde la caída es del 11,7 por ciento.

Activos

Por otro lado, Castilla y León perdió en el primer trimestre 14.400 activos (1,27 por ciento menos), lo que deja la cifra total en 1,11 millones. La Comunidad redujo desde diciembre 14.400 personas en este indicador. Este dato contrasta se sitúa en la línea de la media nacional, dado que en España, en términos intertrimestrales, los activos cayeron en 164.600 (0,71 por ciento), hasta los 22,994 millones. Sin embargo, la comparativa interanual evidencia un incremento de 14.800 personas (1,34 por ciento).

La tasa de actividad en Castilla y León se situó en el 54,64 por ciento, lo que supone 3,5 puntos menos que la media del país, que alcanzó el 58,18. En el caso de los hombres, la tasa fue superior, del 59,92 por ciento -63,63 en España-, mientras que entre las mujeres fue del 49,54 por ciento, por debajo de la media nacional del 53,03.

Provincias

Por lo que respecta a la evolución del desempleo por provincias, en la comparación intertrimestral se elevó en Palencia un 36,3 por ciento, hasta totalizar 9.000 desempleados, seguida de Soria, con un 34,3 por ciento y 4.300 personas en paro; León, un 14 por ciento más, hasta los 30.800 desempleados; Burgos, con un 4,3 por ciento (16.800 personas); y Valladolid, con un 1,6 por ciento de subida (24.300 parados). Por contra, bajó en Segovia, un 21,1 por ciento, hasta totalizar 7.100 personas; en Ávila, un siete por ciento, con 9.300, y en Zamora, un 4,4 por ciento, con 10.700 en total. En Salamanca, por su parte, la evolución fue neutra y se mantiene con 19.600 desempleados, al igual que en cuarto trimestre de 2019.

Asimismo, el paro bajó el último año en todos los territorios, salvo en tres provincias: en Soria, donde se disparó un 48,2 por ciento más y 2.400 parados de incremento; en León, donde subió un 17,1 por ciento, con 4.500 más, y en Salamanca, un 0,5 por ciento, con 100 más. Descendió en Ávila un 23,7 por ciento y 2.900 personas menos en paro; en Valladolid, con un 15,3 por ciento (4.400 menos); en León, un 13,4 por ciento menos y 2.600 personas; en Palencia (4,2 por ciento menos y 400 personas); Zamora (3,6 por ciento y 400 menos) y Segovia (1,3 por ciento y 100 menos).

En términos absolutos, la mayor tasa de paro la presenta León, con un 15,27 por ciento, seguida de Salamanca, con un 13,17 por ciento; Zamora, con un 14,24, Ávila, con un 12,85; Palencia, con un 12,63 por ciento; Burgos, con un 9,76; Soria con un 9,58 por ciento; Valladolid con un 9,55; y Soria con un 9,38 por ciento de tasa de paro.

En cuanto a los ocupados, en la comparativa interanual, las provincias donde cayeron fueron León, con un 2,2 por ciento y 3.700 menos,y Salamanca, con un 0,99 y 1.300 menos. Por contra, la ocupación creció en Ávila, con un 12,4 por ciento y 7.000 más, en Segovia, un 4,8 por ciento (3.200); en Valladolid, un 3,7 por ciento (8.300 personas); en Burgos, con un 2,2 por ciento (3.400); en Soria, dos por ciento (800); en Palencia, con un 1,46 por ciento más y 900 personas; y Zamora, con un 1,42 por ciento y 900 ocupados más.

Si nos atenemos a la variación intertrimestral, la cifra cae en todas las provincias a excepción de Zamora, donde aumenta un ligero 0,3 por ciento, con 200 más. En el lado opuesto se encuentran León, con un 5,3 por ciento de bajada (1.900 menos en tres meses), Segovia, un 3,9 por ciento de caída y 2.800 menos; Palencia, un 2,9 por ciento y 1.900; Soria, un 2,6 por ciento de caída y 1.100; Salamanca, con un 1,29 por ciento menos y 1.700 de pérdida; Burgos, con un 0,64 por ciento y 1.000 menos; Ávila, con un 0,62 de caída y 300 personas; y Valladolid, con un 0,56 por ciento y 1.300 menos.

Por lo que respecta a los activos, en el último trimestre el retroceso se acumuló en todas menos en Soria, donde se mantuvo intacta la cifra, con 44.600 personas. Disminuyeron en Ávila un 1,49 por ciento 1.100 menos); Burgos, con un 0,17 por ciento (300 menos); León, con un 2,79 por ciento (5.800 menos); Palencia con un 0,56 por ciento (400); Salamanca, con un 1,1 (1.700), Segovia, con un 5,8 por ciento (4.700), Valladolid, con un 0,3 por ciento (900 menos) y Zamora con un 0,5 por ciento (400).

En términos absolutos, Valladolid se sitúa a la cabeza en cuanto a número de activos con 254.600, por delante de León (201.600), Burgos (171.800), Salamanca (148.700), Segovia (75.900), Zamora (74.900), Ávila (72.500), Palencia (71.500) y Soria (44.600).


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba