Local

Hace 45 días, ¿por qué saliste a aplaudir?

 

Hace 45 días que a las 20.00 horas salimos a los balcones, nos asomamos a las ventanas o, si podemos, pisamos la calle para aplaudir

 

¿Por qué empezaste a aplaudir el primer día? Al principio era por el personal sanitario, al que fuimos añadiendo otros profesionales como los de la limpieza, la basura, los supermercados, los bancos, las pequeñas tiendas, los farmacéuticos, las funerarias, policías naciones, policías locales, bomberos, miembros de Protección Civil, vigilantes de seguridad, agricultores, ganaderos,…

Esos aplausos eran un homenaje a todas estas personas que con su trabajo y profesionalidad hacían que nuestra vida en confinamiento fuera más llevadera, y lo más importante, salvaban nuestras vidas.

El homenaje era para los profesionales, en ningún momento se aplaudió o se desacreditó la labor que está haciendo el Gobierno, ni los políticos. Los ciudadanos expresaban al aplaudir agradecimiento, como se ha hecho siempre que te gusta una actuación o que estás emocionado con un espectáculo. Es una reacción natural de dar las gracias.

Por ello, no entiendo por qué un acto que surgió desde el sentimiento de gratitud, se está convirtiendo en un elemento arrojadizo contra todo y contra todos.

Nos hemos saludo con vecinos del otro lado de la calle, que no conocíamos. Durante estas semanas hemos compartido risas, música, aplausos y en algunos casos, recetas de cocina. Ahora, si mi vecino de enfrente saca una cazuela a las ocho o se pone una camisa negra y yo no, ¿nos dejamos de saludar?

Hasta ahora estábamos de acuerdo en que aplaudíamos por reconocimiento y ¿a partir de ahora? ¿Nos volvemos a dividir? Es que solo en Nochevieja, como decía Mecano, entre gritos y pitos los españolitos, enormes, bajitos hacemos por una vez, algo a la vez.


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba