DeportesLocal

Javier Tejedor: “Mi mayor ilusión es ver el Reina Sofía terminado y lleno de gente”

 

Sería difícil entender lo que hoy es Unionistas CF sin la existencia de la figura de Javier Tejedor, anterior presidente y hasta ahora vicepresidente del club, que ha permanecido en la primera línea de batalla durante siete años. Un periodo de tiempo en el que el club popular que rinde homenaje a la extinta UD Salamanca ha pasado de jugar en el barro a medirse al mejor equipo del mundo en Copa del Rey: el Real Madrid.

 

En medio de ese camino ha habido piedras, sí, y decisiones complicadas que costó mucho tomar, pero que quizá eran necesarias para el futuro del club, solo el tiempo dará o quitará razones.

Lo que sí es inamovible que es que ‘Teje’ quiere tomarse un respiro después de un periodo tan intenso como éste, que ha llevado al club al fútbol profesional y a contar con 35 trabajadores. No hay dobles intenciones en su ‘hasta luego’, porque en el futuro nadie sabe qué puede pasar; se va porque necesita un tiempo para su trabajo y su familia, para su vida, ésa que le ha dedicado a su pasión. Eso sí, la historia de Javier Tejedor y Unionistas CF no ha terminado, no; no ha hecho otra cosa que empezar… pero de otra manera.

La decisión: “No hay nada escondido ni ningún motivo de peso y razón única. Necesito descansar un poco y tener una menor carga de trabajo porque llevar un club así supone mucho esfuerzo y tiempo. Fundamos Unionistas CF de la nada y lo hemos llevado a ser un club profesional y a jugar contra el Real Madrid, pasando por gestionar casi un millón de euros de presupuesto, pagar 35 nóminas… muchas de esas cosas cayeron sobre mis hombros porque así lo decidimos, pero creo que merezco darme un reposo. No sé cómo será de largo, aunque seguiré siempre apoyado al club desde la segunda línea”.

¿Adiós definitivo?: “No tengo claro si será un adiós o un hasta luego. No sé si volveré o no a la primera línea, pero no me marcho para desaparecer y seguiré cerca de los que mandan y para lo que necesiten. Quién sabe qué pasará en el futuro…”.

Lo más positivo: “Nos llevamos la sensación de un trabajo bueno y del deber cumplido. Pero no es que hayamos cumplido con todo, es que hemos llegado a alcanzar lo que nunca hubiésemos pensado. La historia de estos 7 años ha sido preciosa, pero a mí me parece que han pasado 20 o 30 por todo lo que ha sucedido; me voy con la sensación de cierto éxito y de haber logrado más de lo planteado”.

Lo menos positivo: “Creo que vendrán tiempos malos, es normal. También hemos vivido situaciones complicadas durante estos 7 años. En concreto, en esta temporada, los 3 o 4 primeros meses fueron una pesadilla porque veíamos que el club se hundía en lo deportivo. Le dimos una vuelta y pudimos remontar el vuelo. Ahora, el feeling que tiene todo el mundo de este año es muy bueno por la Copa y por tanto parece que todo se ha ido solucionando. Es importante saber gestionar estas etapas complicadas. En cuanto al futuro del club, lo veo muy positivo porque la masa social crece cada año y además tenemos ahí el hecho de poder irnos a una nueva instalación y un campo de fútbol que nos va a dar muchas cosas en el futuro; era nuestra principal demanda. Sin instalaciones hemos logrado todo esto… creo que el horizonte de Unionistas así puede ser brillante, pero siempre trabajando y luchando cada día”.

Los momentos más duros: “Creo que el tema de Astu fue muy complicado. Con toda la gente que ha pasado por aquí siempre ha habido una conexión especial, pero con Astu más porque empezó desde cero. A veces hay que tomar decisiones complicadas y dar la cara, pero creo que fue lo más acertado, aunque doloroso. También los casos de Roberto y Gorka por lo que hicieron por el club y lo personal. Pero, sin duda, el momento más difícil que me ha tocado vivir en el club fue cuando hubo esa pelea en Alba de Tormes entre aficionados entre comillas, y recalco lo de entre comillas, de Unionistas, que fueron expulsados del club, en un proceso muy complicado. Para mí fue un punto de inflexión ya que fuimos muy valientes y sabíamos lo que podía pasar después. A partir de ese momento, la afición de Unionistas ha demostrado que es ejemplar a todos los campos a los que va y en el nuestro, sin violencia ni enfrentamientos. Esta forma de vivir el fútbol viene de esta decisión”.

Situación con el Salamanca CF: “En este sentido, a veces se nos achaca a nosotros que echamos leña al fuego y es algo falso, lo digo honestamente. Hemos intentado alejarnos del morbo, de evitar problemas en los ‘prederbis’, sin polémicas y en muchos casos nuestro club no tiene nada que ver, tampoco el suyo, que quede claro. Todos debemos reflexionar, incluso los medios de comunicación. Hay que normalizar todo y que la tensión disminuya por el bien de todos. Eso sí, nosotros vamos a seguir peleando por las marcas de la UD Salamanca, porque es una de las razones de existencia de Unionistas; y lo haremos donde haga falta, porque esas marcas nadie las debe usar. Luego hay otras cosas que se van de madre y que deben erradicarse”.

¿Xàtiva como inicio de todo?: “Creo que Unionistas ha tenido una gran capacidad para salir victorioso incluso en las derrotas. Cuando hemos perdido, hemos sacado algo positivo para sumar a nuestra lista de fortalezas. Las derrotas nos han unido más y un claro ejemplo fue Xàtiva o el primer tropiezo en El Helmántico. En ese partido, salimos del campo reforzados, con el ejemplo de la afición… cuando a alguien no le puedes ganar y aún así sales más fuerte es por algo”.

Relación con Sando: “Sando fue el primero en saber mi decisión hace ya varios meses. Le supuso un golpe muy duro porque es consciente de que yo soy una pieza importante en el club. Creo que hay que agradecerle su acto de valentía por tirar hacia delante, ya que se trata de un acto de solidaridad. El resto de la directiva se enteró hace unas semanas, pero saben que estoy para lo que necesiten”.

Una vez y no más: “La primera y única vez que pisé el Helmántico tuve muchas situaciones encontradas. Después de darle muchas vueltas decidí ir, pero no me sentí cómodo, no fuimos bienvenidos y me fui con un sentimiento agrio, no sabría cómo definirlo. Siempre fue mi casa y mira… creo que no volveré”.

Lo que significa Unionistas: “Es una pieza muy importante, no sabría como definirlo. Algo que sientes como un hijo y que empezó de la nada. Ha sido un viaje que inicié junto a otros compañeros y que hemos visto como ha crecido y sufrido hasta ser lo que es hoy. Con Unionistas tengo un sentimiento de cercanía y cariño del que será difícil alejarme demasiado, pero tengo que dejar crecer al club y que se haga mayor. Sé que me causará ansiedad verlo desde una distancia prudencial, pero es mejor así”.

Dificultades: “Nos hemos encontrado muchas piedras en el camino, no es ningún secreto, pero también hemos tenido muchísimo apoyo. Unionistas es una idea romántica del fútbol que ha surgido en más sitios, pero solo ha tenido éxito en Salamanca, gracias al apoyo de la ciudad, de los socios, de muchas empresas y patrocinadores y de las instituciones. Así está el hecho de la obra del nuevo campo de Unionistas. No hubiésemos llegado a ningún lado con Sando y yo y cinco más”.

Sin Tom ni Tejedor: “Nuestra salida significa que Unionistas supone mucha intensidad y dedicación. Por el modelo de club que tenemos, imponemos el voluntariado y la gente apoya cómo y cuándo puede, de manera desinteresada por amor a la UDS y a este modelo de fútbol. Existe un desgaste importante y creo que hay que relevarse un poco y dar paso a nuevas generaciones, gente que empuje con nuevas ideas. Hay 3.000 socios y esto no es la dictadura de ningún presidente, hacen falta relevos”.

Su futuro ideal: “Para mí, el siguiente paso es ver a Unionistas en el Reina Sofía con el campo terminado y lleno, es mi mayor ilusión. Creo que marcará un antes y un después el hecho de disponer de una instalación propia y luego, que el balón decida. Será un paso adelante y luego veremos si somos capaces de avanzar en lo deportivo. Pero ahora, solo quiero ver el campo terminado y lleno”.


Noticias relacionadas

Un comentario

  1. Fuera de Salamanca ven con envidia lo que ha conseguido unionistas, ser dueños de su presente para que ningún piterman de la vida pueda robarles su equipo. Una parte de que esto sea así es gracias a personas como tejedor

Deja un comentario

Botón volver arriba