Local

Aplaudir y pasear son compatibles

 

Durante 50 días hemos aplaudido en los balcones y ventanas de las calles, plazas y avenidas de la ciudad. Ahora lo podemos hacer a pie de calle, pararnos un momento y dar las gracias porque estamos en la calle.

Aunque hay personas que se paran a aplaudir, son las menos, ¿ya no hay héroes a los que dar las gracias? Parece que no se puede aplaudir y caminar a la vez. Quizá es que ya no necesitamos a los médicos, porque se han descongestionados las UCIs y los hospitales, o a los trabajadores del supermercado, porque ya podemos ir cuando nos apetezca, o al Ejército, porque ya han desinfectado las calles y residencias… Quizá es que al salir a la calle, espantamos a la covid-19.

No obstante, Salamanca sigue reconociendo con un aplauso cerrado desde los balcones la labor de profesionales de la sanidad, de la limpieza, la basura, los supermercados, los bancos, las pequeñas tiendas, los farmacéuticos, las funerarias, policías naciones, policías locales, bomberos, miembros de Protección Civil, vigilantes de seguridad, agricultores, ganaderos,…

Francia ha decretado el estado de alarma sanitaria hasta el 24 de julio, Pedro Sánchez va de quincena en quincena, en Alemania tienen miedo de que haya un repunte, en Inglaterra se mueren por cientos y en Estados Unidos y Brasil, por miles. Esto no se ha acabado.


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba