Local

Mañueco quiere retrasar la desescalada en Salamanca capital

Insiste en que el 11 de mayo empiece por tres o cuatro zonas rurales y despobladas de la provincia

El PP duda si apoyar una prórroga del estado de alarma quince días más para seguir confinados parcialmente para llevar a cabo la desescalada, pero en Castilla y León, Mañueco quiere retrasar esa transición hacia la normalidad en casi toda la región, excepto una veintena de zonas de salud del medio rural despoblado. Por un lado, no quieren que sigamos confinados y, por otra, que tampoco avancemos para recobrar la actividad económica y social.

 

Si prospera la propuesta de Mañueco, Salamanca capital no entraría en la fase 1 de desescalada prevista por el Gobierno para el 11 de mayo, que permitiría reanudar su actividad el pequeño comercio (no los centros comerciales) bajo condiciones estrictas de seguridad y un horario especial para los mayores de 65 años, las terrazas de hostelería con un aforo máximo del 50%, y hoteles y alojamientos turísticos sin usar zonas comunes, los centros de culto al 50% de su aforo y algunos entrenamientos deportivos con muchas restricciones.

Además, y a propuesta del ayuntamiento correspondiente, podrán reiniciar su actividad los mercados al aire libre/venta no sedentaria (mercadillos) en la vía pública, con condiciones de distanciamiento entre puestos, y delimitación del mercado ambulante para correcto control del aforo por las fuerzas de seguridad. Limitación inicial al 25% de los puestos habituales o aumento de superficie para mantener la seguridad entre puestos y viandantes.

También en la fase ‘I’ se autorizan las reuniones de hasta un máximo de diez personas (amigos y familiares). Este límite no se aplicará a personas convivientes; se permite el uso compartido de vehículos privados limitado a un conductor y a un ocupante, que deberá ir en la parte trasera del vehículo. No obstante, las personas que residan la misma vivienda podrán compartir un mismo vehículo con la única limitación del número de plazas autorizadas para el mismo.

Asimismo, se autorizan los velatorios en todo tipo de instalaciones, públicas o privadas, con un límite máximo de quince personas en espacios al aire libre y diez personas en espacios cerrados.

La participación en la comitiva para el enterramiento o despedida para cremación de la persona fallecida se restringe a un máximo de quince personas, entre familiares y allegados, además de, en su caso, del ministro de culto o persona asimilada de la confesión respectiva para la práctica de los ritos funerarios de despedida del difunto.

Se permitirá la asistencia a lugares de culto siempre que no se supere un tercio de su aforo y que se cumplan las medidas generales de higiene y distancia física establecidas por las autoridades sanitarias.

Mientras que el Gobierno prefiere llevar a cabo la desescalada por provincias, Mañueco insiste en que se haga por zonas de salud y anunció este domingo que la primera fase del plan para la transición a la nueva normalidad o de ‘desescalada’ podría comenzar el 11 de mayo en 20 zonas básicas de salud de la Comunidad por no haber registrado casos nuevos de coronavirus en los últimos 14 días. Este lunes el Ejecutivo autonómico presentará al Gobierno su propuesta.

Confirmó que la Junta apuesta por la zona básica de salud como la unidad y no por la provincia ya que argumentó que si en esta fase de lucha contra la pandemia la Atención Primaria va a tener un papel fundamental el marco debe ser el área sanitaria, por ser cómo se estructura la asistencia sobre el territorio. No obstante, aseguró que desconoce si será atendida la demanda de la Comunidad y se remitió a la “decisión definitiva” que se tome.

Insistió en que la zona básica de salud es la “mejor fórmula” para aplicar la desescalada, porque además beneficiará la apertura del medio rural, al que se refirió como la España interior. «El mundo rural no debe seguir confinado», dijo. De hecho, destacó que uno de los criterios será que no hayan tenido casos en los últimos 14 días, como ocurrirá en las que iniciará el 11 de mayo la primera fase.

Igualmente, subrayó «el consenso social, científico y político con que cuenta el plan de Castilla y León», del que dijo no conocer, pero sí afirmó que Tudanca comparte este criterio.

En definitiva, el presidente de la Junta remarcó que la zona básica de salud es una propuesta “más progresiva y prudente” que la de la provincia y destacó que la actuación en esta materia de la Comunidad ha sido “seria, sólida y responsable”.


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba