Castilla y León

Tudanca ofrece “unidad y lealtad” para la reconstrucción de Castilla y León

Contrapone la responsabilidad del PSOE en el ámbito autonómico a la actitud del PP y un Pablo Casado “que no está a la altura de lo que necesita nuestro país”

“Unidad, lealtad y acuerdo” es el ofrecimiento que hizo este miércoles el secretario general del PSOE de Castilla y León y portavoz en las Cortes Autonómicas, Luis Tudanca, al presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, en la reunión en la que se sentaron las bases para la puesta en marcha del pacto para la reconstrucción de la Comunidad. Plantea, dijo, lo que reclamaría si gobernase y lo hace con una visión pragmática que también espera de ese gran acuerdo que, dijo, tiene que ser “útil y ambicioso”.

 

Al término de la reunión solo compareció Tudanca, ya que por parte del Ejecutivo regional no hizo declaraciones Mañueco y en su lugar explicó el encuentro el consejero de la Presidencia, Ángel Ibáñez, quien acordaron la creación de un grupo de trabajar para avanzar “de modo decidido” en un Pacto de Comunidad con un documento que recoja medidas concretas en cinco ejes básicos como la sanidad; la recuperación económica y el empleo; la protección social y los servicios sociales; el funcionamiento de los servicios públicos y la financiación de la Comunidad, tanto con los fondos que provienen del Estado como la posible que venga de la Unión Europea.

Las bases, las líneas y las prioridades, aseguró, “están bien marcadas” en cinco ejes de actuación (reactivación económica, fortalecimiento de la protección social -con especial atención al modelo de residencias- y mejora sistema del fiscal, fortalecimiento de los servicios públicos, fortalecimiento de la sanidad y posicionamiento común de Castilla y León en España y en Europa) en los que se trabajará en distintos planos.

Habrá medidas, dijo, que deben aplicarse de inmediato y otras más a medio y largo plazo, dentro de un plan para el que todavía no se ha marcado presupuesto y al que reclama iniciativas prácticas sin demora y una financiación suficiente para adherirse a él. “Me hubiera gustado que la Junta fuera más eficaz y diligente, tanto desde el punto de vista social como económico. Este acuerdo no debe demorarse ni un segundo y tiene que forjarse en cuestión de semanas; que haya medidas prácticas en cuestión de semanas”.

Para Tudanca, las circunstancias actuales “hacen más necesario que nunca llegar a acuerdos para sumar, para vencer la desconfianza natural entre diferentes y construir”. Considera que el crítico momento actual supone también “una oportunidad para ofrecer esperanza a la gente, para construir la Castilla y León que merecemos y necesitamos. Yo me voy a dejar la piel para que este acuerdo fragüe. El PSOE hará todo lo que esté en su mano. La sintonía se verá al final. Veremos a ver si somos capaces de que esto llegue a buen puerto”.

El máximo responsable autonómico socialista contrapone esa voluntad de colaboración con la actitud que reprocha al líder nacional del PP, Pablo Casado. A su juicio, Castilla y León puede ser ejemplar en el panorama nacional mientras “Casado y la extrema derecha, que le ha contaminado” impedirían que acuerdos como el que se fragua en la Comunidad se trasladen al ámbito estatal. “El señor Casado no está a la altura de lo que necesita nuestro país. Lo que hace la oposición en España no tiene parangón con lo que está haciendo la oposición en cualquier otro país del mundo”, lamentó.

A Tudanca, que afirmó que no le importa si Mañueco sale fortalecido de la crisis actual, le parece necesario “con acuerdo o sin él” un nuevo presupuesto cuya responsabilidad, recordó, es del gobierno autonómico pero matizó que le parece más importante “este pacto, que puede sentar las bases del futuro de Castilla y León que un presupuesto concreto”.

Tentar a Cs

Luis Tudanca rechazó que el PSOE pueda estar siquiera planteándose en este momento ‘tentar’ a Ciudadanos para romper el pacto de gobierno con el PP. “Sería tan irresponsable como el PP”, que -aseguró- trata de “debilitar y tumbar al Gobierno”. “No nos los planteamos. Pido que el Gobierno de Castilla y León no tenga la piel tan fina” añadió antes de recalcar que “no hay una oposición tan responsable y leal como nosotros aquí. La responsabilidad en política se demuestra estando en la oposición y el PSOE es muy consciente de que hay que anteponer los intereses generales a los propios”.


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba