Castilla y León

Igea dice que la desescalada se decidirá solo por criterios epidemiológicos

Asegura que la Comunidad no avanza por presiones políticas ni económicas y que si ocurriera él dimite

«Aquí no va a dimitir la directora general de salud pública, dimitirá el vicepresidente», que descarta que la decisión de avanzar en la desescalada tenga algo que ver con presiones políticas y económicas, y que de «ninguna manera» se tomarán decisiones en contra de criterios epidemiológicos. Así de contundente se mostró este jueves el vicepresidente y portavoz de la Junta, Franscisco Igea, al término de la reunión del Consejo de Gobierno, para precisar que si algo va a primar en Castilla y León serán los criterios epidemiológicos, pero también los económicos, porque «no existe una dicotomía entre salud y economía, no existirá lo uno sin lo otro».

 

El también consejero de la Transparencia, quien insistió en que la única herramienta para combatir el virus ha sido cumplir con las medidas higiénicas y el aislamiento social, explicó que si la Junta se moviera por esa presión política, social o económica habría perdido el compromiso con los ciudadanos y sería un error que colocaría en riesgo a toda la Comunidad. Por un lado, porque el escenario es aún de gran incertidumbre» ante el comportamiento del virus, y, por otro, porque ni esta Comunidad, ni este país se pueden permitir ni 3.000, ni 30.000 muertos, «la pérdida más lamentable de todas», ni perder su prestigio y comprometer su futuro económico si vuelve a aparecer como uno de los territorios más vulnerables de esta crisis.

«Una desescalada acelerada, o presionada podría implicar un rebrote y supondría un serio revés económico para el país y la Comunidad», el «impacto sería irrecuperable», dijo Igea, para explicar que en la última semana la Junta ha mantenido reuniones para abordar el plan de desescalada con empresarios, hosteleros, ayuntamientos y diputaciones, para trasladarles este mensaje.

En este sentido, agradeció la colaboración de todas las entidades locales y asociaciones de empresarios, que han sabido entender que «si no salimos juntos de aquí, no saldremos ninguno». También, el apoyo «casi unánime» de todos los alcaldes, entre los que citó a la alcaldesa de Segovia, Clara Luquero, que ayer en la conferencia de alcaldes expuso que «este es el momento de la política con mayúsculas». «Hay muchos políticos con mayúsculas», incidió. «Esta crisis quedará en las páginas de la Historia y todos quedaremos retratados en ella», añadió, para precisar que la Junta lo hará por su seriedad, creer en la ciencia y ser capaz de pactar para sacar a la ciudadanía adelante.

Por último, explicó que la decisión de mantener el esquema de seguimiento por zona básica de salud, aunque el de provincia prime ahora en la desescalada, se debe a que es mucho más seguro para identificar focos y tomar medidas.

Además, incidió en que la Junta será prudente, que «niega la mayor» en avanzar a «marchas forzadas», por ejemplo poder permitir movimientos interprovinciales en fase 1, donde mantendrá el ritmo fijado, y explicó que aunque se avance de forma conjunta, no quita para perder el control de la zona básica de salud, la unidad mínima de atención primaria que a partir de ahora cobrará un protagonismo especial en el seguimiento y detección de casos.


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba