Local

La Usal pide al Gobierno que diga ya las condiciones del regreso a las aulas

Ricardo Rivero anuncia para finales de junio las medidas de su modelo para la “presencialidad segura” del curso 2020-2021

El rector de la Universidad de Salamanca, Ricardo Rivero, pidió este viernes al Ministerio de Universidades que adelante las recomendaciones que pretende fijar para el curso 2020-2021 porque las universidades españolas no pueden “permitirse esperar hasta finales del mes de julio”, plazo que el jueves dio el ministro, Manuel Castells, en la reunión telemática que mantuvo con algunos miembros del sistema universitario español, entre ellos el rector del Estudio salmantino.

C.T.M. / ICAL

“El Ministerio se dará cuenta de que finales de julio es muy tarde”, señaló Rivero, recordando que “el sistema universitario español no puede recibir las recomendaciones a finales del mes de julio porque está cerrando sus campus y ahí está todo decidido”.

No obstante, Rivero no consideró “una decepción” la reunión mantenida ayer con el ministro de Universidades, porque además de poder “exponer el modelo de presencialidad segura” defendido por la Usal, puso el énfasis en “invertir en personas y plantillas, no solo en equipamientos tecnológicos, porque la universidad se basa en el encuentro de maestros y estudiantes para compartir conocimiento”.

Ese, de hecho, será uno de los cinco ejes del modelo de “presencialidad segura” que presentará la Universidad de Salamanca, en detalle, “a finales del mes de junio”, con el objetivo de que “sea conocido por quienes se plantean estudiar en la Universidad de Salamanca durante el próximo curso 2020-2021, que esperemos que sea lo más normal posible”.

“Vamos a estar preparados para actuar en función de la evolución de las circunstancias epidemiológicas, pero no nos vamos a resignar desde el principio”, defendió Rivero, quien aseguró que la Usal contará con “plantes de contingencia para afrontar cualquiera de los escenarios posibles”, pero siempre desde la defensa de “la presencia de estudiantes de toda España en Salamanca”, puesto que no quieren “un planteamiento ‘online’ como algo permanente”.

Para ello, la Usal elaborará un modelo con cinco ejes que planteará medidas en protección de la salud a través de “reglas de distanciamiento, control de aforos, test para toda la plantilla y un protocolo de respuesta rápida de vigilancia epidemiológica”, seguridad jurídica para “garantizar que los estudiantes conocen las respuestas ante posibles contingencias”, tecnología mediante el “campus virtual”, formación del profesorado y predilección por “las personas”, puesto que, según Rivero, la universidad necesita “inversiones tecnológicas pero, sobre todo, plantillas reforzadas y robustecidas”.

Nuevos alumnos

El objetivo final es retomar durante el curso 2020-2021 un “escenario de normalidad”, si las circunstancias epidemiológicas lo permiten, en el que también influirá “la movilidad internacional e interprovincial”, aspectos que son “claves” para la Universidad de Salamanca puesto que “el 60 por ciento de nuestros estudiantes vienen de provincias y países que no pertenecen al territorio de los campus universitarios” de la Usal.

Por ello, si se recupera la “movilidad fluida”, Rivero considera que “existe una posibilidad real de mantener una matrícula de Grado similar a la de años anteriores o incluso mayor”, aunque reconoció que “si en verano se produjeran circunstancias que afectaran a la movilidad interterritorial, el impacto sobre la matrícula de Grado sería alto”. “Vamos a trabajar para que, en cualquiera de los escenarios posibles, la matrícula sea la mayor posible”, concluyó Rivero.

Consideró asimismo positivo que “se hayan ampliado las oportunidades de becas”, así como la reducción de las tasas universitarias, pero matizó que “no se puede gestionar una situación como la que estamos viviendo sin más recursos”, por lo que invitó al Ministerio a dotar de “recursos adicionales” a las universidades para afrontar no solo las adquisiciones en equipamiento tecnológico, sino para “reforzar las plantillas”.

En ese sentido, celebró que Castilla y León apueste “por el modelo universitario público, respaldando el modelo presencial que planteamos para el curso 2020-2021”, frente a Comunidades Autónomas como Andalucía, que “ha anunciado un recorte de 135 millones de euros para las universidades”, o “lo que estamos viendo en Galicia”. “Estaría alarmado si viese en Castilla y León mensajes de estas características”, concluyó Rivero.

La Usal reestructura su equipo de gobierno

El rector de la Universidad de Salamanca, Ricardo Rivero, anunció este viernes, 29 de mayo, dos cambios en el equipo de gobierno del Estudio salmantino que acontecen tras la renuncia presentada este pasado jueves por la hasta hoy vicerrectora de Docencia y Evaluación de la Calidad, Izaskun Álvarez, quien será sustituida en el cargo por la catedrática de Educación, María José Rodríguez Conde, mientras que el catedrático en Derecho Procesal, Nicolás Rodríguez García, asumirá el Vicerrectorado de Posgrado.

Esta última competencia pertenecía hasta ahora a la vicerrectora de Posgrado y Planes Especiales en Ciencias de la Salud, Purificación Galindo, quien mantendrá el segundo área y tendrá “nuevas competencias” en relación a las estrategias que llevará a cabo la Universidad de Salamanca para mejorar sus indicadores de datos de cara a poder desarrollar, durante el curso 2020-2021, su modelo de “presencialidad segura”.

Estos cambios, no obstante, se ampliarán a lo largo del fin de semana, puesto que, como explicó el rector de la Usal en la rueda de prensa telemática mantenida con los medios de comunicación en el mediodía de este viernes, “la Universidad de Salamanca necesita de todas sus capacidades para organizar en un tiempo récord el curso 2020-2021”.

En cuanto a la salida de Álvarez, Rivero aseguró que se debe a “una renuncia de la profesora”, a quien agradeció “todo el trabajo que ha hecho” y el “esfuerzo extraordinario de estos meses, con un nivel de exigencia extremo”. El rector de la Usal hizo extensivas estas palabras a todo su equipo y recordó que “estos son días en que cada responsable público asumimos con total conciencia nuestro deber”, por lo que señaló que cada uno de ellos “merece un reconocimiento por dedicar su tiempo a que todos salgamos bien parados de esta situación”.


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba