LocalPortada

La Usal tiene “espacios suficientes” para impartir clases presenciales seguras

El rector de la Universidad de Salamanca pone a disposición de las facultades aularios de San Bartolomé, San Isidro y Fonseca, y salas de estudio de las bibliotecas de la Universidad

El rector de la Universidad de Salamanca, Ricardo Rivero, aseguró este lunes, 22 de junio, que el Estudio salmantino contará con “espacios suficientes para guardar las distancias y respetar los protocolos de seguridad” y llevar así a cabo el modelo de “presencialidad segura” con el que el equipo de Gobierno de la Usal pretende afrontar el curso 2020-2021.

 

C.T.M. / ICAL

Así, el Estudio salmantino pondrá en marcha una aplicación electrónica de reserva de espacios para los profesores y se incrementarán las capacidades de metros cuadrados de las facultades poniendo a su disposición aularios como los del colegio mayor San Bartolomé, San Isidro, la Hospedería Fonseca, así como salas de estudio en bibliotecas “que no son ocupadas en los primeros meses del curso”.

“Tenemos que sustituir la docencia que se imparte en aulas pequeñas por docencia en salas más grandes para grupos más numerosos, ya que el Ministerio y la Consejería de Educación desaconsejan el desdoblamiento de los grupos por la dificultad de doblar la plantilla del profesorado al inicio del nuevo curso”, explicó Rivero.

No obstante, el rector de la Usal sí especificó que ya trabajan, junto a la Consejería de Educación de la Junta de Castilla y León, en los planes de refuerzo de contingencia por el relevo generacional “que se tiene que producir en un contexto como este, pensando en la situación de los grupos de riesgo y en la conciliación de la vida profesional y familiar”.

“Todos los problemas tienen que estar previstos y anticipados para el próximo curso”, recalcó Rivero, quien recordó que “ocurra lo que ocurra con el virus, en el momento en que un profesor se levante con décimas de fiebre, no puede acudir al trabajo y para esas situaciones existen planes docentes, con un protocolo previamente establecido, para que los estudiantes tengan garantizada la docencia aunque el profesor no pueda acudir al puesto de trabajo”.

De igual manera, y dentro de la “serie de acciones” que se contemplan para llevar con éxito el modelo de presencialidad segura, se incluye la campaña de test serológicos a estudiantes, docentes y personal de administración y servicios presentada este lunes y que sitúa a la Usal como “la primera y única universidad española que plantea un proyecto de estas características”.

Todo ello se une al “muy avanzado” proyecto del Vicerrectorado de Ciencias de la Salud, que encabeza la catedrática Purificación Galindo, por el que se establece un protocolo de vigilancia epidemiológica interna de la Universidad de Salamanca para que “todos los responsables de centros y servicios de la Usal tengan indicaciones de cómo actuar en caso de que una persona presente sintomatología o fuera diagnosticada” con el COVID-19.

Inicio del curso “progresivo y modular”

En cuanto a las fechas de inicio de curso, el rector de la Universidad de Salamanca señaló que el 9 de septiembre “comienza la presencialidad” en las facultades del ámbito biosanitario, mientras que el resto de centros volverán a las clases a partir del 1 de octubre, debido a las actividades presenciales del curso anterior que tendrán lugar en septiembre y a la segunda convocatoria de la EBAU del presente curso.

Será así “un inicio escalonado” del curso. Una circunstancia que Rivero consideró positiva “para poder desarrollar, en sus distintas fases, el proyecto de test serológicos” a los miembros de la comunidad universitaria, así como para que esta “se pueda adaptar a la nueva situación de forma progresiva y modular, comprobando cómo funciona cada uno de los medios técnicos y sanitarios que estamos organizando para el próximo curso”.

EBAU y Cursos Internacionales

También se refirió Rivero a la primera convocatoria de la EBAU, que tendrá lugar la próxima semana, y cuya logística es “extraordinariamente compleja”, por lo que requiere de la coordinación con la Junta para que “todo salga bien”, en un año con “cerca de 4.000 estudiantes” que se presentarán a esta primera convocatoria, “un porcentaje muy elevado en la primera prueba, más que otros años”.

Por otro lado, el rector de la Universidad de Salamanca se refirió al caso concreto de Cursos Internacionales, donde para este verano está “prevista la presencia de algunos estudiantes, pero muy poquitos”, y donde desde el equipo de Gobierno de la Usal se cifra en “un 30 por ciento” el número de estudiantes internacionales que acudirán al Estudio salmantino durante el otoño.

“Todo dependerá de la situación epidemiológica a uno y otro lado del Atlántico, pero habrá un descenso notable de los estudiantes de español para extranjeros hasta que la situación se normalice”, concluyó el rector de la Usal, quien significó que “superaremos este contratiempo si trasladamos a la sociedad, y a otras universidades del mundo, que la Universidad de Salamanca trabaja para este modelo de presencialidad segura”.


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba