Local

La limpieza del palacete del paseo de la Estación no fue casualidad: así fue el aviso de sanción

El Ayuntamiento apercibió a los propietarios para que limpiasen y desinfectasen este solar, acción que llevaron a cabo el 10 de junio

El palacete del paseo de la Estación de Salamanca ha dado y, a buen seguro, dará mucho que hablar. En primer lugar, por su estado con el paso de los meses, que deja una imagen desaliñado de un solar que en su día fue un lujo y que, a día de hoy, ha perdido su encanto por el abandono en el que se encuentra. Y, en segundo lugar, porque tiene nuevos propietarios, que tienen en mente la construcción de pisos de lujo y zonas de ocio y deportes, aunque la compra del solar no se haya cerrado aún al 100%.

 

Así las cosas, el pasado 10 de junio, y con el palacete pasto de la maleza y la excesiva vegetación, los dueños del mismo procedieron a su limpieza y desinfección con el fin de adecentar un lugar que dejaba mucho que desear por su aspecto; pero no fue una casualidad.

No en vano, y mediante un informe del responsable de Parques y Jardines de fecha 22 de mayo de 2020, se dejó constancia de la “existencia de un inmueble sito en el paseo de la Estación número 29, cuyo patio se encuentra invadido por vegetación espontánea con el consiguiente riesgo de incendio”.

De este modo, y de acuerdo con la Resolución Oficial, “tras intentar contactar vía correo postal con el titular del mismo, sin conseguirlo, y puesto que el intento de notificación a resultado infructuoso, se procedió de conformidad al artículo 44 de la Ley 39/2015, de 1 de octubre, del Procedimiento Administrativo Común de las Administraciones Públicas, a la notificación mediante anuncio publicado en el Boletín”.

La Ordenanza Municipal de Limpieza Urbana y Gestión de Residuos en su artículo 3.1 especifica que “los propietarios de los solares deberán mantenerlos libres de residuos y en condiciones de higiene, seguridad y ornato. La prescripción anterior incluye las exigencias de desratización y desinfección de los solares”.

Según la mencionada resolución, “la deficiente situación en la que se encuentra (en ese momento) el solar origina deficiencia higiénicas que determinan un riesgo para la salud, atenta contra la seguridad pública por el consiguiente riesgo de incendio y provoca molestias para los vecinos, lo que supone una infracción del artículo 8 de la Ley 5/99, de 8 de abril, de Urbanismo de Castilla y León, que señala como obligación de los propietarios de bienes inmuebles, entre otras, el mantenerlos en condiciones de seguridad, salubridad y ornato público, realizando los trabajos precisos para conservar dichas condiciones”.

Por todo ello, se le requirió en cuanto titular del inmueble para que en un plazo de “15 días proceda al desbroce de la vegetación espontánea, bajo apercibimiento de que en caso contrario se procederá a dictar la correspondiente orden de ejecución previo el trámite de audiencia y vista legalmente exigido, de conformidad a lo dispuesto en los artículos 106 y siguientes de la citada Ley 5/99”.

La historia del palacete

El palacete del Paseo de la Estación pertenecía a una de las familias ‘bien’ de Salamanca. Se edificó a finales del siglo XIX, cuando esta zona de la ciudad comienza a tener auge debido a la construcción de la estación de tren, entre 1880 y 1886. Por este motivo, no extraña que el ‘chalet’ del Paseo de la Estación fuera el lugar donde se cuenta que se instaló el consulado de Alemania durante la Segunda Guerra Mundial.

Esta casa fue mandada construir por Alfredo Sánchez Moyano, un abogado del Estado que llegó a gozar de tanto prestigio que fue nombrado delegado regio por el rey Alfonso XIII.


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba