Local

El Ayuntamiento rectifica y no cobrará los servicios humanitarios en el confinamiento

Una pareja de ancianos necesitó la ayuda de los bomberos en tres ocasiones durante la pandemia y el Consistorio les pasó tres recibos de más de 100€

 

El Ayuntamiento de Salamanca rectifica y no cobrará los servicios prestados por los bomberos por ayudar a un anciano que se había caído en su casa durante el confinamiento

 

Los hechos ocurrieron durante los meses del confinamiento. Una pareja de ancianos llamó en varias ocasiones a emergencias, porque el hombre se había caído y su mujer no podía levantarlo. De las veces que se requirió la presencia de los equipos de emergencias, en unas ocasiones acudieron facultativos desde el centro de salud, en otras agentes de la Policía Local y tres de ellas, los bomberos.

Hace unas semanas, la pareja recibió tres cartas donde les notificaban que tenían que abonar las tres visitas de los bomberos, unos 300€ en total. Los hijos de la pareja, que no viven en Salamanca, denunciaron este hecho en el departamento de defensa del contribuyente, ya que les parecía injusto que no les hubieran notificado que el servicio de los bomberos tenía un coste, según informó La Crónica de Salamanca.

Desde el mismo departamento, les han informado que el Ayuntamiento rectifica y que estudia aplicar una normativa de no cobrar el servicio humanitario prestado a todas aquellas personas que lo han necesitado durante el tiempo que ha durado el confinamiento, entendiendo que en esos momentos, no era conveniente pedir la ayuda de los vecinos, más bien todo lo contrario, lo más conveniente era solicitar la asistencia de profesionales cualificados.

“Estamos muy agradecidos, porque desde el Ayuntamiento han reaccionado rápido y bien. Además, se están replanteando mejorar la normativa. Es lógico que los bomberos cobren un servicio cuando se ha cometido una negligencia, pero en el caso de nuestros padres, y seguro que en el de otras personas, era una cuestión humanitaria. Qué menos que informar de que eso tenía un coste. Sabemos que en la normativa está estipulado ese cobro, pero no todo el mundo la conoce y menos unas personas mayores, como es el caso de mis padres”, concluyen los hijos de la pareja.


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba