Castilla y León

Mañueco ofrece un pacto transversal para pactar el presupuesto de 2021

Tudanca dice que el presidente de la Junta solo busca la foto

El presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, invitó este martes a los grupos de las Cortes a “dar un paso más” para “consensuar” y pactar” los próximos Presupuestos Generales de la Comunidad para 2021, con el objetivo de «culminar» el camino iniciado con el Pacto para la Recuperación, el Empleo y la Cohesión Social y de «sacar a Castilla y León adelante», tras la crisis desatada por el Covid-19, y para seguir siendo «un ejemplo par España».

 

Fernández Mañueco, en su primer debate de política general en las Cortes, que se prolongó por espacio de 66 minutos, dirigió su ofrecimiento en especial al Grupo Socialista, el mayoritario en la cámara, ya que aseguró que en la Junta están dispuestos a cerrar un nuevo pacto sobre los presupuestos. “Podemos seguir siendo ejemplo para España”, dijo.

“No podemos olvidar que tenemos un objetivo fundamental: Castilla y León. Y entre todos debemos sacar a Castilla y León adelante. Nos va nuestro futuro en ello”, afirmó el jefe del Ejecutivo de coalición entre PP y Ciudadanos, quien advirtió de que es necesario contar con unas cuentas con “amplio respaldo” parlamentario ya que advirtió de que se avecina un “duro camino”, con “grandes retos y desafíos”, en el que a su juicio deben “seguir juntos”.

“Mi compromiso de mejorar la atención sanitaria está más vigente que nunca”, afirmó, y reconoció que la Comunidad tendrá una “deuda eterna” con los profesionales. Además, aseguró que los consultorios están funcionando, con cita previa telefónica. “Siempre han estado abiertos. Y van a seguir abiertos”, sentenció, pero consideró que se debe garantizar la seguridad de los pacientes y profesionales, por ser lugares de riesgo para el contagio.

El secretario general del PSOE de Castilla y León, Luis Tudanca, acusó hoy al presidente, Alfonso Fernández Mañueco, de “buscar un titular y una foto” con su oferta de pacto sobre los presupuestos del próximo año. “Usted sabe que sí quería realmente un acuerdo de presupuestos me hubiera llamado antes, como yo hice con usted para que saliera bien el Pacto por la Reactivación”, criticó el líder de la oposición, quien añadió que si el objetivo de Mañueco es que “gobierne el PSOE”, en eso ya “coincide con lo que quisieron la mayoría de los castellanos y los leoneses hace un año”, cuando los socialistas ganaron las elecciones autonómicas. “No se preocupe, nosotros estamos preparados”, le trasladó.

Al respecto, Tudanca preguntó a Mañueco si esta propuesta es para “pactar los presupuestos de 2021 o los de hace diez años” dado que, prosiguió, esta mañana “ha hecho un balance con proyectos e iniciativas que bien podía haber leído en 2015 o 2011 o hace 20 años”. “Es que son, una y otra vez, las mismas promesas. Y los mismos incumplimientos”, achacó Tudanca.

«¿Hasta cuándo va a abusar de nuestra paciencia, señor Mañueco», se interrogó para recordarle la lealtad de los socialistas con la Junta en todo el proceso de gestión de la pandemia. «Empiece por cumplir el acuerdo (de reconstrucción)», insistió, «y luego ya veremos», dejando abierta la posibilidad de una negociación presupuestaria. En este sentido, acusó al presidente de la Junta de indolencia y pretender «ir sesteando de pacto en pacto» hasta el final de la legislatura, al tiempo que se volvió a preguntar si debía hacerle el trabajo el PSOE.

Zona de confort

Mañueco insistió al socialista Luis Tudanca que sea “valiente” y acepte negociar un acuerdo para los presupuestos de 2021, a lo que él le respondió de que van a terminar ahogando el Pacto para la Recuperación, el Empleo y la Cohesión Social, de tanto abrazarlo. “Lo van a matar ustedes”, dijo Tudanca, después de que el jefe del Ejecutivo autonómico lo invitara a salir de su “zona de confort”, “partidista”, para afrontar los problemas de la Comunidad, ante la crisis derivada de la pandemia del coronavirus.

En el ‘cara a cara’ del debate de política general de la Junta, Fernández Mañueco exigió un “sí o un no” sobre su oferta de pactar las próximas cuentas de la Comunidad. “Lo importante es Castilla y León, súmese al diálogo sincero, sin excusas”, dijo al tiempo que le advirtió de que las circunstancias lo van a obligar a sentarse a negociar . “Está a tiempo de hacerlo con dignidad”, sentenció.

“No se lo cree ni usted”, afirmó Tudanca ante la propuesta de Mañueco, de quien aseguró busca “salir del paso” del debate parlamentario, porque a su juicio “no tiene nada que aportar”. Además, aclaró en sede parlamentaria que el pacto de la reconstrucción fue un acuerdo de “mínimos”, para no limitar las opciones de gobierno y oposición, y asumió como propias del PSOE la aprobación de la ley de ciencia o el aumento de las becas.

Sin cifras concretas

“Quisieron que no fuera a más”, remachó el portavoz socialista y que no recogiera cifras concretas, a lo que Mañueco volvió a tenderle la mano y confío en que pueda sumarse al pacto sin recibir el “argumentario” de Ferraz, la sede madrileña del PSOE. “No ponga excusas pueriles”, afirmó el presidente, quien consideró que Tudanca tiene la “piel fina”. “Vuelva al pacto, no se deje arrastrar por los agitadores que le acompañan, demuestre altura de miras sincera de verdad, abandone el tacticismo”.

Mañueco puso sobre la mesa si el líder de la oposición tenía “palabra” y si cumplen sus compromisos, al no apoyar la convalidación de dos decretos surgidos del acuerdo, ante lo que el socialista aseguró que no les iba a permitir que lo acusaran de ser un “mentiroso” y defendió la lealtad de su grupo por “pura convicción”. En su opinión, están empeñados en la Junta en que se arrepientan de haber firmado el pacto. “No lo van a conseguir mucho que se empeñen”, sentenció Tudanca, quien recordó el incumplimiento del complemento de los ERTE.

El presidente de la Junta, que defendió la vigencia del Diálogo Social, recordó que “800 años de parlamentarismo” les contemplan, por lo que insistió tienen que estar a la altura de la historia y de las instituciones. Aunque recordó que la Junta tiene la mayoría suficiente para aprobar los presupeustos, necesita todas las manos para afrontar la recuperacion, tras la crisis del COVID-19. “Este es un gobierno de futuro, le guste o no, tanto si le viene bien, como si no no, supérenlo”, dijo Mañueco.

Tudanca, sin embargo, advirtió al presidente de que Castilla y León ya despertó hace mucho tiempo en su opinión, como recordó dijeron “muy claro” en las urnas. “Esa gente no lo ha olvidado”, añadió el portavoz socialista y añadió que actuarán para que estén “más pronto que tarde” fuera del gobierno. Mañueco, por su parte, defendió la unidad y cohesión de su gobierno. “Vamos por buen camino con ese pacto”, dijo tras defender la apuesta por el diálogo y la moderación de su gabinete.

Crisis y servicios públicos

El presidente de la Junta también defendió la gestión “eficaz y cercana”, en la que aseguró los servicios han hecho de “parapeto” en la lucha contra el coronavirus. “Hemos estado a la altura de las circunstancias”, dijo y agregó: “Hacemos bien las cosas en Castilla y León, siéntase orgullo de Castilla y León”. También señaló que la sanidad ha resistido y culpó de la situación vivida a la “mala gestión” de una “alerta internacional” de salud pública y del control de movimientos.

“No quiero profundizar”, afirmó el presidente, mientras Tudanca criticó la “deleznable utilización de la crisis del coronavirus” y señaló que la utilizan para “tapar sus vergüenzas”. “No ha hay en esta cámara alguien que hable tan bien de Castilla y León pero tampoco tan mal de su gobierno”, apostilló el portavoz socialista, quien acusó a los dirigentes de la Junta de ser “compradres” de los de Madrid, por las instrucciones para atender a mayores en las residencias y no en los hospitales, por el “mini Ifema” o la oposición al estado de alarma.

Tras escuchar las críticas a la situación del sistema sanitario, Mañueco argumentó que los recortes en sanidad son una “leyenda urbana” puesto que sostuvo hay más inversión que en 2009. “No hay recortes, porque el peso nunca dejó de crecer”, dijo en las cuentas de la Comunidad, como tampoco “privatizaciones”. “La teoría de los recortes y las privatizaciones es falaz” e interpretó como una “maldad” sugerir que existe desigualdad en la Comunidad. “Ni un milímetro más nos va a decir cómo vamos a proteger a las personas mayores”, señaló Mañueco, para también no dejar a “nadie atrás” en el conjunto de la sociedad.

Sobre los consultorios, Mañueco defendió que continúan con su actividad, pero Tudanca le recordó que entonces como el PP y Ciudadanos votan a favor de que se reabran. “Si no va un médico, no están abiertos”, dijo el socialista. «No tiene ni idea», agregó, si bien el presidente aseguró que ha tenido que ser atendido en un centro de este tipo.

Población

Otro de los asuntos sobre los que debatieron Mañueco y Tudanca fue el reto demográfico. El presidente de la Junta se remitió al pacto del oeste, aprobado por el expresidente José Luis Rodríguez Zapatero y recalcó que deben llegar fondos de Europa, aprobarse la Estrategia Nacional y tener en cuenta las características de la Comunidad en la reforma de la financiación autonómica.

Tudanca le afeó que un año después del inicio del mandato no se haya creado un grupo de trabajo para aportar soluciones al problema de la despoblación, que insistió es el problema más grave de la Comunidad. El presidente señaló que este año acaba la Agenda para la Población, del Gobierno de Juan Vicente Herrera, por lo que una vez se tengan las conclusiones, se iniciarán los siguientes trabajos.

Finalmente, el portavoz socialista ironizó con las competencias que asume el vicepresidente de la Junta, Francisco Igea, de quien Fernández Mañueco aseguró también quería ser líder de la oposición, viendo su nivel, a lo que Tudanca agregó que eso es lo que en su opinión quieren en Ciudadanos.


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba