Local

Se acaba el confinamiento y la cinta de correr al vertedero ilegal del Zurguén

Neveras, bolsas de ropa, cristales o mesas son algunas del mobiliario y enseres que se encuentran los paseantes todas las tardes

 

Durante el confinamiento, cientos de personas adquirieron aparatos para hacer ejercicio en casa, quizá pensaron que eso de no poder salir de casa iba a ser para toda la vida y que no habría un mañana

Pero, ese mañana llegó y los ciudadanos volvimos a pisar la calle y a respirar aire puro. Ese que buscan cada día los paseantes que transitan el camino que une el barrio del Zurguen y Aldeatejada. Eso sí, cuando van caminando tienen que sortear, entre otros artículos, cintas de correr, quizá el dueño del aparato desconce que hay puntos limpios en la ciudad y prefiere dejarlo tirado para que todo el mundo se tropiece con su compra.

Un conjelador -arcón-.

Además de este ‘adorno’, los andariegos también contemplan congeladores, mesas, bolsas repletas de ropa, neveras portátiles, cristales,… y un sinfín de porquería que daña, no solo la vista, sino también el medio ambiente, convirtiendo esta zona en un auténtico vertedero ilegal a las afueras de Salamanca.


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba