Castilla y León

Huelga de los MIR para el 22 de septiembre

El sindicato CESM amenaza con ampliarla al resto del colectivo medico

El sindicato CESM en Castilla y León anunció este martes que el Comité Ejecutivo había acordado la convocatoria de una huelga indefinida a partir del 22 de septiembre ante la precaria situación del colectivo MIR (Médico Interno Residente) y la «degradación» de sus condiciones laborales en los últimos meses. Además, advirtió que también habrá paros de los médicos próximamente si no se le ofrecen mejoras.

 

ICAL / En un comunicado, el sindicato médico comunicó que había enviado una carta a la consejera de Sanidad, Verónica Casado, para manifestar la indignación de este colectivo y la necesidad de una rápida respuesta para dar solución a sus problemas más acuciantes. Sin embargo, denunció la falta de respuesta y negociación de la Consejería de Sanidad a sus demandas

A través de esta comunicación, CESM indicó que pretendía abrir un cauce de diálogo y negociación, a pesar de que la Consejería ha incumplido a su juicio todos los compromisos que suscribió durante la pandemia del COVID-19. Lamentó que Sanidad no solo no les haya contestado, sino que ha seguido «degradando» la situación de este colectivo, denegando más rotaciones externas, lo que señaló ha elevado la «indignación» de los residentes que destacó «se ven maltratados después de su esfuerzo en momentos tan difíciles»

Ante la falta de respuesta y la total falta de diálogo, CESM decidió este martes convocar una huelga, que comenzará el 22 de septiembre. Sus demandas sobre la jornada laboral se centran en garantizar el cumplimiento de la normativa vigente establecida en el Estatuto Marco del Personal Estatutario de los Servicios de Salud, en el Estatuto Jurídico de Estatutario del Servicio de Salud de Castilla y León y en la Directiva Comunitaria sobre ordenación de los tiempos de trabajo, en especial la jornada máxima y el respeto de los tiempos de descanso -diario y semanal- en vigor para resto de personal facultativo de Sacyl y en las mismas condiciones que estos. Garantizar el descanso post-guardia para todos los residentes.

Respecto a las retribuciones, con independencia de las mejoras que recordó deberá introducir el Gobierno de España en lo que al complemento de formación se refiere, consideró necesario corregir las «raquíticas» remuneraciones que reciben estos profesionales, «nada acordes a sus competencias, dedicación y responsabilidad».

En ese sentido, CESM consideró que se debería introducir un complemento autonómico similar al que ya tienen otros servicios de salud; reconocer el concepto de antigüedad, trienios, en las mismas cuantías y condiciones que tiene el personal estatutario de referencia, y la adecuación de la retribución del precio de la hora de atención continuada vinculándola porcentualmente, y según el año de residencia, a la del resto de facultativos de Sacyl. Actualmente, recordó que la retribución por hora de guardia en Sacyl está a la cola de todas las comunidades.

En cuanto a los aspectos formativos, el sindicato rechazó la utilización del personal en formación como «mano de obra barata» para cubrir los déficits, tanto estructurales, como coyunturales, de plantilla orgánica de los distintos centros de Sacyl, garantizando en todo momento la supervisión por las correspondientes figuras docentes.

También reclamó que se garantice el derecho a las rotaciones externas y al pago de todos los complementos durante las rotaciones para asegurar una formación de la máxima calidad para nuestros MIR. También pidió mejorar la participación del personal en formación en las distintas comisiones de Docencia y en otros órganos de participación, así como reforzar el cumplimiento de los programas docentes, garantizando las oportunas rotaciones externas y dando también las facilidades necesarias para que la investigación sea una seña de identidad.

Otro de las cuestiones que demandó es la correcta aplicación de la ley de prevención de riesgos laborales, puesto que argumentó que al ser un personal especialmente vulnerable es «imprescindible» que se cumplan todas las medidas de protección de la salud laboral y se eliminen situaciones como las denominadas “camas calientes” (camas compartidas por varios residentes a lo largo de una misma guardia).

CESM lamentó tener que acudir a medidas «tan drásticas», pero recalcó que la actitud de la consejera de Sanidad no le deja otra salida, y advierte de que probablemente también se verán obligados a convocar a la huelga a todos los médicos de Castilla y León «en las próximas fechas si no se negocian medidas para mejorar sus condiciones laborales».

«Se trata, en definitiva, de hacer un Servicio de Salud más atractivo para el personal en formación, a la vez que se fomenta un sentido de pertenencia que permita una mayor fidelización de estos al terminar su periodo de formación especializada, situación que ahora mismo no se da porque Castilla y León, a pesar de su alto número de residentes, figura a la cola en la petición de plazas MIR y menos de la mitad de los residentes que han finalizado este año han querido seguir prestando sus servicios en Castilla y León», concluyó.


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba