Castilla y León

Suspendidas las Ferias y Fiestas de Valladolid

Mantiene actividades como la Feria de la Cerámica y 60 iniciativas culturales a cielo abierto

El alcalde de Valladolid, Óscar Puente, anunció hoy la decisión definitiva del Consistorio de suspender las Ferias y Fiestas de la Virgen de San Lorenzo de la ciudad, previstas para principios del próximo mes de septiembre. Aunque estaba previsto que el Ayuntamiento anunciase su determinación al respecto a finales de la próxima semana, en función de la situación sanitaria en fechas próximas al inicio de los festejos, la coyuntura actual ha llevado a adelantar unos días esta decisión.

 

ICAL/“Con los datos, no consideramos esperar al día 15 para dar cuenta de la decisión que habíamos tomado en relación a la decisión de las fiestas”, destacó el alcalde, quien puntualizó que “la espera ha sido positiva” y el tiempo “nos ha dado la razón porque cuanto más próxima fuera la decisión, mejor sería la información”, aclaró.

Aunque el deseo del Ayuntamiento de Valladolid habría sido el de “mantener todo el programa festivo”, lo que habría significado que la situación sanitaria así lo había permitido, además de que la economía de la ciudad contaría también con otros sectores “beneficiarios del ambiente festivo”, dijo. “Desgraciadamente, no siempre los deseos pueden con la realidad”, lamentó.

De esta manera, no habrá pregón ni tampoco actividades de peñas, conciertos multitudinarios, la tradicional Feria de Día o tantas otras actividades “al uso” que conformarían el programa de la Ferias y Fiestas de la Virgen de San Lorenzo. Además, se mantendrán los controles para evitar que en especial los jóvenes puedan intentar llevar a cabo algún tipo de celebración o botellones en entornos como la playa de Las Moreras.

Puente incidió en que las fiestas de la ciudad “forman parte de nuestra cultura” y ayudan a la ciudadanía “a cargar las pilas”, además de que son “un síntoma” de que las cosas “siguen su curso normal”, algo que no será así este año en el que la ausencia de festejos “nos va a recordar mucho la situación en la que estamos” y se valorarán las fiestas “más de lo que lo hacemos en años anteriores”.

De forma más concreta, Puente lamentó que la falta de celebraciones patronales supongan dos aspectos básicos: por un lado la situación en la que se encuentran los feriantes, a quienes se había eliminado la tasa de implantación de los carruseles que supondría un coste próximo a los 200.000 euros, que era la inversión que los feriantes habían desembolsado para medidas de seguridad; y también lamentó que no pueda ponerse en marcha un programa fundamentalmente al aire libre para apoyar al sector de la gastronomía, que ha desarrollado “un ejercicio de responsabilidad que queremos que se conozca”.

Pese a la suspensión, la no celebración de las fiestas de la Virgen de San Lorenzo no supondrá coste para el Ayuntamiento ya que, al contrario que se hace habitualmente, cuando se llega a desembolsar el 50 por ciento, no se había pagado nada por actividades como los conciertos internacionales, por lo que “no se ha sufrido ningún daño económico por la suspensión”. El cartel anunciador de las fiestas de este año, además, está previsto que sea el que anuncie los festejos del año próximo “con alguna posible variación”.

La Feria de Muestras mantiene su programa en el recinto ferial habitual, y aunque el alcalde avanzó que “no será en la extensión habitual”, sí contará con “un número importante” de expositores que estarán marcados por la adopción de las medidas de seguridad necesarias por parte de los responsables del recinto ferial. También se mantiene la Feria de la Cerámica y el desarrollo de la Feria Taurina, que dependerá de los propietarios de la plaza, que serán quienes tomen las decisiones al respecto.

Pese a la suspensión del programa de fiestas previsto y a su celebración “con normalidad”, el Ayuntamiento de Valladolid sí ha organizado un programa de actividades culturales, un total de 60 entre los días 4 y 13 de septiembre en lo que es algo similar a una extensión del programa ‘Cielo Abierto’ que se está desarrollando este verano, con un conjunto de actividades que sería “propia de las ferias y fiestas”. “Queremos que Valladolid siga siendo y disfrutando, en la medida de lo posible, del ambiente festivo propio de las primeras semanas de septiembre” aunque “con todas las precauciones”, aseveró el alcalde.

Actividades y controles

En los espacios habilitados para la celebración de las actividades previstas, los aforos irán desde las 50 personas del jardín romántico de la Casa de Zorilla hasta las 540 con que contará el recinto de la Feria de Muestras, con aforos que rondarán en general las 150 personas. En todos ellos la entrada será gratuita, bien con invitación o hasta completar aforo, y la organización requerirá los datos personales de los asistentes para facilitar un posible rastreo en el caso de que posteriormente se detecte algún cas positivo por COVID-19.

Uno de los espacios que albergarán estas actividades es la Feria de Muestras, que contará con una programación de artistas y grupos de la ciudad y también de la Orquesta Sinfónica de Castilla y León (Oscyl) y donde destaca, entre otros, la presencia de Celtas Cortos. La Cúpula del Milenio será otro de los escenarios con conciertos de música clásica, jazz, zarzuela o folclore castellano, asíc omo propuestas para jóvenes.

En el claustro del convento Agustinos-Filipinos habrá un ciclo de música que alternará música clásica con folclore y músicas del mundo, al que será necesario acudir con invitación. En el Patio Herreriano habrá actuaciones musicales de agrupaciones de la ciudad de diferentes estilos, además de que también se han previsto más de una veintena de actuaciones en barrios de la ciudad, con acceso libre hasta completar aforo.

Al margen de todo ello, también se desarrollará el Mercado Castellano, en la plaza de Portugalete; la Feria del Disco, en este mismo enclave; la Feria de la Cerámica, en el Paseo del Campo Ggrande; o una campaña de la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC).

Hostelería

La concejala de Cultura y Turismo, Ana Redondo, agradeció la colaboración de los sectores implicados por facilitar la adopción de este tipo de decisiones atendiendo a criterios de seguridad y llamó a la gente joven que pueda poner en riesgo la salud de las personas a que mantengan las medidas de seguridad. “Hemos sido conscientes de que el sector cultural, teatral y musical necesitaba un impulso porque eran los olvidados y están pasando una situación muy angustiosa y muy necesitada de interés por parte de las administraciones públicas”, lo que ha llevado al Ayuntamiento a elaborar una programación “lo más amplia posible” y “simplemente pensando en los artistas locales”.

Redondo agradeció también la actitud del sector hostelero, que se encuentra en una situación “muy difícil” a pesar de lo que han sido “respetuosos y responsables”. Además, avanzó que próximamente se pondrá en marcha una campaña similar a la que ya se hace con el comercio, con bonos para que los ciudadanos puedan hacer una itinerancia por los establecimientos que se quieran adherir y así “disfrutar” y generar “un incentivo aprovechando la celebración del día 8 de septiembre”. “Será una campaña destinada a promover el consumo hostelero, fundamentalmente de tapas y pinchos, que es lo que caracteriza a la ciudad”.

Otra iniciativa “preciosa” en favor de la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC) será la adquisición de pañoletas de color verde, al precio de cinco euros, en establecimientos asociados y en la web de la asociación, para “embellecer” las calles a través de su instalación en balcones y ventanas. La primera está previsto que se instale el próximo día 2 en el balcón del Ayuntamiento, que lucirá un gran pañuelo verde “para hacer un llamamiento e incentivar la participación ciudadana, siempre tan solidaria”, sentenció.


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba