Local

Desmontando las mentiras sobre el uso del superávit del Ayuntamiento

El PP local arremete contra el Gobierno, que le pagará 135 euros por cada 100 que le preste. y no reclama a la Junta lo que le debe

El PSOE de Salamanca explicó este jueves que el acuerdo alcanzado entre la Federación Española de Municipios y Provincias (Femp) y el Gobierno permitirá a los ayuntamientos utilizar los recursos de los remanentes para más finalidades que las que permite la legislación aprobada por el PP en el año 2012, legislación «que sí era una verdadera incautación de los fondos de los ayuntamientos y un atentado a la autonomía municipal porque impide utilizar sus remanentes y el superávit de caja en otra cosa que no sea el pago de deuda».

 

Resulta curioso para los socialistas que el alcalde charro arremeta contra un acuerdo y contra un Gobierno que viene a solucionar este problema que generó su propio partido, liberando fondos para invertir en obras y servicios, empleo y políticas sociales. «Un acuerdo por el que el actual Gobierno de España  movilizará la mayor cantidad de recursos con destino a las entidades locales y permitiendo su participación en la distribución de los fondos provenientes de la Unión Europea», indican.

El PSOE lamenta que por una cuestión puramente partidista y de sectarismo político, el PP y Carbayo se opongan a que Salamanca reciba más financiación para afrontar los gastos derivados de la crisis sanitaria renunciando a medidas pactadas entre el Gobierno y la FEMP como los 5.000 millones a fondo perdido, o  la recepción de dinero para la subvención del transporte público -400 millones de euros adicionales- o participar en los recursos provenientes de la Unión Europea, recursos que se sumarían a la aportación de más de 1,7 millones adicionales que el actual Gobierno de España, esto se le olvida decirlo al señor Carbayo, ha realizado ya al Ayuntamiento de Salamanca en este 2020

El acuerdo del Gobierno con la FEMP, además de los beneficios antes mencionados, supone que los ayuntamientos reciban un 35% más del dinero que presten al Estado, además de quedar suspendida la regla de gasto durante este año y el que viene para poder dedicar el superávit y remanentes de caja del año pasado a inversiones, empleo y políticas sociales.

En cualquier caso, recuerdan que acudir o suscribir este acuerdo aprobado por la mayoría de la FEMP, es voluntario para los ayuntamientos y «no es algo impuesto u obligatorio como quieren hacer ver tanto el PP como el señor Carbayo, una mentira y una manipulación más”, por tanto, “el alcalde de Salamanca tiene dos opciones, seguir por la vía de la utilización del superávit o remanentes de tesorería que impusieron Rajoy y Montoro, que impide su uso en inversiones y sin ofrecer otra alternativa, o acogerse a este acuerdo que viene a resolver y aportar soluciones a problemas causados por esas leyes antimunicipalistas del PP y permite destinar millones de euros a la práctica totalidad de gastos en los que incurren los ayuntamientos”.

“Si la ciudad de Salamanca queda fuera del reparto del dinero a fondo perdido que otorga y permite el acuerdo, y de los recursos adicionales” ha afirmado el portavoz municipal socialista, José Luis Mateos, “porque el PP y el alcalde decide torpedear dicho acuerdo, será una responsabilidad que deberá asumir en primera persona García Carbayo».

Sin reclamar a la Junta

Agrega que mientras el PP y el equipo de gobierno municipal se dedican a mentir y a manipular en relación a este acuerdo entre la FEMP y el Gobierno, «resulta curioso que el alcalde no levante la voz y calle” ante lo que sí es una verdadera incautación perpetrada por la Junta de Castilla y León contra los ayuntamientos, entre los que se encuentra el de Salamanca, a los que solo ha transferido la mitad de los 17 millones de euros que recibió del Gobierno de España hace tres meses, para compensarlos de los gastos extras y servicios que estaban realizando por la pandemia, quedándose con la otra mitad.

En este sentido, y por poner algunos ejemplos, el Ayuntamiento de Salamanca ha asumido el coste de 270.000 euros para asegurar la alimentación mediante becas-comedor de niños en edad escolar y en situación de vulnerabilidad recibiendo por parte de la Junta para este fin tan solo 120.000 euros. También el Consistorio salmantino ha sufrido por parte de la Junta y del gobierno regional un recorte de 370.000 euros en programas de empleo cuando más necesidad había de ellos. En ambas ocasiones el señor Carbayo “asumió, silenció y acató”.

El portavoz socialista le pide a Carbayo que no se obsesione con el Gobierno de España «acatando la ruta y las órdenes impuestas por su partido en Madrid de acoso y derribo, olvidándose de ser exigente con la Junta de Castilla y León para la finalización de las obras del Hospital, de finalizar el vial de acceso, de la construcción de los centros de salud de Prosperidad y El Zurguén, de la huida de salmantinos por la falta de oportunidades, del abandono al que tiene sometido a los barrios, de las irregularidades cometidas en la adjudicación de contratos públicos esenciales, de la falta de celo y calidad en la prestación de servicios, asuntos todos ellos que parece no están en su agenda política como alcalde».

Pone otros ejemplos, como que la justicia tiene anulados varios contratos de servicios públicos y esenciales como los del autobús urbano y el de parques y jardines, los retrasos eternos e injustificados en obras esenciales como la del vial del nuevo hospital, o el sangrante éxodo o huida de habitantes, más de 10.000 en los últimos ocho años, y la mayoría jóvenes entre 18 y 35 años, por falta de oportunidades. «Problemas muchos ante los que Carbayo mira para otro lado, esconde la cabeza bajo la tierra como los avestruces, y se ve incapaz de atajar o poner solución», concluyen los socialistas.


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba