Castilla y León

La orientación sexual y el racismo detrás de cuatro de cada diez delitos de odio que se cometen en Castilla y León

Este tipo infracciones penales crecieron el pasado año en la Comunidad más de un 36%

 

La orientación sexual y racismo están detrás de cuatro de cada diez delitos de odio que se cometen en Castilla y León, infracciones penales que el pasado año crecieron en la Comunidad en su conjunto en un 36,8 por ciento, al pasar de 57 a 78. Esta subida contrasta con el alza del 6,8 por ciento registrada en el conjunto nacional (1.706), según se pone de manifiesto en un estudio elaborado por la Secretaría de Estado de Seguridad del Ministerio del Interior

 

ICAL Con esta subida, la tasa de casos por cada 100.000 habitantes pasa en la Comunidad de 2,4 a 3,3 mientras que la media nacional es de 3,9. Cataluña (6,7), Navarra y País Vasco, ambas con 4,7, Madrid y Asturias, con (3,9) se sitúan por encima de Castilla y León, mientras que las tasas más bajas se registran en Murcia (1,7); Extremadura y La Rioja, ambas con 1,9; Andalucía y Canarias (2,4) y en Castilla-La Mancha (2,5). En Aragón y Galicia se alcanza el 2,8 y una décima más en Cantabria y la Comunidad Valenciana.

La ideología, con 36 casos (46,1 por ciento), continúa siendo el principal factor desencadenante de un tipo de delitos que afectan directamente a la dignidad de las personas. En segundo y en tercer lugar aparecen la orientación sexual y el racismo, con el 20,5 por ciento en ambos tipos delictivos.

En la Comunidad se denunciaron 16 casos el pasado año por orientación sexual, por los cinco de 2018 mientras que el mismo número produjeron por racismo o xenofobia. Por creencias o prácticas religiosas se contabilizaron tres casos y el mismo número por aporofobia -rechazo a los pobres-.

Por provincias.

Por encima de la media nacional:

  • Ávila presenta la tasa más alta con siete casos por cada 100.000 habitantes
  • Burgos, 5.
  • Palencia, 4,3.

Por debajo de la media nacional.

  • Segovia, sin ningún caso, presenta la tasa más baja
  •  Zamora, Valladolid y Soria, todas con una tasa de 2,3

En la media

  • León se sitúa con un 2,8
  • Salamanca iguala la media regional, 3,3.

En términos absolutos, Burgos aparece en cabeza con 18 casos, por delante de León (13) y Valladolid (12). Por detrás de Segovia las provincias con menos casos son Soria (2), Zamora (4) y Palencia (7). Por su parte, tanto Ávila como Salamanca registraron once denuncias.

Infografía, ICAL.

Víctimas

A nivel nacional, el tipo delictivo que más crece es el racismo con un aumento del 20,9 por ciento, al pasar de 426 en 2018 a los 515 en 2019. Ello a pesar de que el pasado año se desglosó del mismo el nuevo ámbito ‘antigitanismo’, con 14 delitos conocidos. No obstante, el ámbito con más delitos conocidos es el de “ideología”, al haberse registrado 596, pero el aumento porcentual ha sido de un 1,9 por ciento. Los otros dos ámbitos que han aumentado durante el pasado año fueron orientación sexual e identidad de género, en un 8,6 por ciento, y personas con discapacidad, en un 4 por ciento.

La mayoría de las víctimas que sufren este tipo de delincuencia son hombres (un 64 por ciento), y con una edad comprendida entre los 26 a 40 años de edad (30,1 por ciento). Los menores de edad constituyen el 6,7 por ciento del conjunto de las víctimas de delitos de odio en 2019, una cifra igual a la del año 2018.

La distribución de las víctimas según su nacionalidad refleja que en primer lugar se encuentran las de nacionalidad española, con el 72,3 por ciento del total de victimizaciones registradas, siendo la cifra de víctimas extranjeras un 27,7 por ciento.Dentro del conjunto de las víctimas de nacionalidad extranjera, las que contabilizan valores más elevados son las procedentes de Marruecos (7,8 por ciento).

El perfil del responsable detenido por este tipo de delitos indica que es principalmente de sexo masculino (83 por ciento) y de nacionalidad española (84,7 por ciento). Entre los detenidos de nacionalidad extranjera (15,3 por ciento) son los procedentes de Marruecos y Rumanía los que registran un mayor volumen de casos.

Entre los hechos cometidos por internet o redes sociales, el racismo y la identidad de Género y la ideología también son los que muestran mayor incidencia, con un total 204 casos registrados. Las amenazas, injurias y discriminación, se computan como los hechos delictivos que más se repiten, siendo internet (54,9 por ciento) y las redes sociales (17,2 por ciento) los medios más empleados para la comisión de estos hechos. A continuación, aunque a mayor distancia, se emplean otras vías de comunicación como la telefonía (16,2 por ciento) y los medios de comunicación social (4,4 por ciento).


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba