Deportes

La Champions de los récords

El Bayern de Múnich se alzó con su sexta Orejona en una final muy igualada contra el PSG

Inesperada. Este es el adjetivo con el que podríamos definir la Champions de este año. Si bien la primera mitad de la competición europea por excelencia se llevó a cabo sin grandes sobresaltos, la segunda se convirtió en una auténtica caja de sorpresas en lo que a resultados se refiere.

 

En los meses en los que se desarrolló la competición tuvimos la oportunidad de ver goleadas históricas y equipos debutantes llegando a las rondas finales. Esto ya de por sí es bastante llamativo, pero todavía lo es más que estos clubes con menos bagaje en la Champions consiguieran derrotar a algunos de los favoritos a hacerse con la Orejona. Este es el caso del Olympique de Lyon y el Leipzig, dos equipos que lograron dar una vuelta de tuerca a la competición al eliminar en cuartos de semifinal al Manchester City y al Atlético de Madrid.

No obstante, y a pesar de la hazaña que supuso que dos conjuntos modestos se colaran en semis, la Champions finalmente quedó en manos de dos de los clubes más potentes de Europa en esta temporada: Bayern de Múnich y Paris-Saint Germain. Una final muy igualada entre dos equipos que conciben el fútbol de una forma muy similar, basado en un juego ofensivo apuntalado por la genialidad de sus estrellas.

Así, pese a las varias y repartidas ocasiones de gol en una y otra portería, no fue hasta el minuto 58 cuando la afición pudo disfrutar del primer y único tanto de la noche. Kingsley Coman firmaría con un cabezazo el tanto de la victoria para el Bayern, cumpliendo así los pronósticos de los principales operadores que reflejaban la superioridad del conjunto alemán sobre el galo. Un gol que llegó, paradójicamente, de la mano de un jugador francés formado en la cantera del PSG.

Este no deja de ser un dato anecdótico si tenemos en cuenta los numerosos récords que el equipo comandado por Hans-Dieter Flick ha conseguido durante la presente temporada de la Liga de Campeones. Desde que el técnico llegó al club en el mes de noviembre, los bávaros no han perdido ningún encuentro a nivel nacional e internacional. Eso significa que, de los 11 partidos disputados en Champions, el Bayern ha salido victorioso en los 11, un resultado que lo convierte en el primer equipo de la historia en ganar todos sus encuentros en competiciones europeas. Cabe destacar, además, que estas victorias no se forjaron de manera igualada, sino que los alemanes han registrado un promedio de 3.9 goles por encuentro.

Foto: Pixabay // Public Domain

Asimismo, el triunfo en la final, que este año se desarrolló ajena a los incidentes de ediciones pasadas, sumó su victoria número 21 consecutiva. Es una menos que las que obtuvo el Real Madrid en 2014, cuando batió un récord al convertirse en el primer equipo de las cinco grandes ligas en conseguirlo. Los bávaros podrían superar esta cifra en unas semanas, cuando se reanuden las competiciones nacionales, lo que los llevaría a sumar un nuevo récord a su lista de este año. Por si esto fuera poco, su sexta Orejona también ha servido para que el Bayern pase a ocupar un puesto distinguido en la historia del fútbol del Viejo Continente al convertirse en el segundo equipo europeo en conseguir dos tripletes.

A nivel individual, el conjunto alemán también tiene mucho de lo que presumir. Así, Jérôme Boateng, David Alaba, Javi Martínez, Manuel Neuer y Thomas Müller han inscrito su nombre en el palmarés de futbolistas que han logrado dos tripletes. Un selecto club que hasta ahora estaba conformado por Eto’o, Dani Alves, Sergio Busquets, Andrés Iniesta, Pedro Rodríguez, Leo Messi, Xavi Hernández y Gerard Piqué.

Uno de los pocos récords que se le ha escapado al Bayern en esta Champions es el que contabiliza el número de goles durante la competición. Los bávaros se han quedado a solo dos tantos de alcanzar el máximo actual cifrado en 45 y firmado por el Barça durante la temporada 1999/00. No obstante, es importante destacar que los azulgranas alcanzaron esta cifra en un total de 16 partidos, mientras que el Bayern lo logró en cinco encuentros menos, por lo que, en proporción, habrían conseguido una nueva marca a batir. Gran parte de esos 43 tantos del Bayern han sido obra de Robert Lewandowski, quien ha anotado un total de 15 goles durante la competición europea. El polaco se convierte en el máximo goleador de la Champions League esta temporada, y se queda a solo dos goles del récord absoluto en la competición, que ostenta Cristiano Ronaldo.

Se cierra así una temporada atípica y sorprendente que será recordada por el papel estelar de un Bayern de Múnich imbatible.


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba