Castilla y León

Los alcaldes socialistas de León y Valladolid arremeten contras las restricciones de la Junta

Casado defiende la “contundencia” de las medidas en Salamanca y la capital pucelana

El alcalde de León, José Antonio Diez, afirmó este miércoles que durante el proceso de pandemia la Junta ha “ha demostrado claramente bastante inconsistencia e incoherencia en las medidas que se han ido aplicando y se han ido determinando, porque parece muy incoherente que te puedan restringir algunos eventos culturales o deportivos, en espacios muy amplios y con muy poquito aforo, y sigamos teniendo la enorme preocupación que tenemos todos los padres con el inicio del curso escolar”.

 

ICAL.- “Llegarán también. Tendrán ganas de que lleguen aquí a León, imagino” respondió preguntado por las restricciones impuestas en Salamanca y Valladolid e insistió en que ve paradójico que se pueda acomodar en 30 metros cuadrados a 25 niños y no se pueda meter a 30 personas en un Auditorio de 800 metros cuadrados. “La incoherencia -reiteró- es permanente entre las políticas que aplica la Junta con lo que realmente parece que es el sentido común”, dijo.

Si hay que aplicar medidas restrictivas, insistió, debe hacerse con coherencia y en todos los campos y si no son necesarias, no aplicarlas. “No penalicemos a algunos sectores económicos de una manera muy importante cuando realmente están tomando otras decisiones, por ejemplo, en el ámbito de la Educación, donde no tenemos conocimiento de medidas adicionales y no nos han informado de nada”, pidió.

jose antonio diez alcalde leon ical
José Antonio Díez, alcalde de León, este miércoles. (Ical)

“Estoy preocupado porque las decisiones que adopta la Junta a veces no se enmarcan en ninguna lógica, en ninguna coherencia sino que es casi un aquí te pillo y aquí te mato, sin medir muy bien las decisiones y las consecuencias de las mismas y mostrando mucha incoherencia cuando se limitan ciertas cuestiones y se permiten otras, que no tiene ningún sentido”, concluyó.

Valladolid

El alcalde de Valladolid, Óscar Puente, recalcó este miércoles que las medidas restrictivas anunciadas el martes por la Junta de Castilla y León en Valladolid Salamanca, “no tienen sentido sanitario”. “Que no lo busquen porque no lo hay”, explicó. Además, consideró que “el mensaje que envían a los padres en vísperas del inicio escolar con esta decisión no es muy tranquilizador, porque decir que al mismo tiempo no es seguro que haya más de 25 personas en un polideportivo donde caben 7.000, y que sí es seguro tener a 25 menores en un aula de 30 metros cuadrados, desde la lógica no se entiende”.

“Si tan mal estamos, la Junta, en consecuencia, debería tomar una decisión en torno a esta cuestión. No pueden mantener el curso escolar intacto como están haciendo en Castilla y León. Asturias, con cifras mucho mejores que las nuestras ha aplazado el inicio del curso académico a finales de septiembre y aquí hay colegios como el Liceo Francés o todas las escuelas infantiles que mañana iniciarán sus actividades”, argumentó.

Puente explicó que el Consistorio conoció la decisión de la Junta ayer mismo, cinco minutos antes del inicio de la rueda de prensa donde lo anunciaron el vicepresidente de la Junta, Francisco Igea, y la consejera de Sanidad, Verónica Casado. Según apuntó, ya por la tarde la consejera le hizo una llamada “de cortesía”, en la que él le expuso: “Si tan mal estamos, pedid el estado de alarma”, algo que a su juicio no harán ya que “con el estado de alarma se ha hecho política de la más baja estofa”, y el presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, “ha puesto la salud de los castellanos y leoneses al servicio de la estrategia política de Pablo Casado”.

Puente recordó que “el lunes, en algunas entrevistas, el presidente decía que no había ninguna situación especialmente preocupante en ningún municipio de la Comunidad, y ayer nos enteramos de que hay contagio comunitario en Valladolid. Se ha tenido que producir en un periodo muy corto de tiempo…”, deslizó con sorna.

La Consejera

La consejera de Sanidad de la Junta de Castilla y León, Verónica Casado, defendió en Salamanca  la “contundencia” de las medidas preventivas aprobadas en Consejo de Gobierno para las ciudades de Salamanca y Valladolid como forma de frenar la expansión del coronavirus COVID-19 en las últimas fechas, si bien aseguró que respeta que el alcalde de la capital vallisoletana, Óscar Puente, haga “lo que le parezca oportuno”.

“Tiene todo el derecho de hacer lo que considere que tiene que hacer”, aseguró Casado, quien no obstante reveló que habló con Puente durante el Consejo de Gobierno de ayer para transmitirle la decisión de la Junta y ofrecerle una explicación de las medidas a lo largo del día de hoy, como ha hecho con el alcalde de Salamanca, Carlos García Carbayo.

“Pero estoy aquí y no allí”, señaló Casado, aludiendo a la negativa de Puente a mantener esa reunión, y afirmando que “cada uno tiene sus perspectivas, pero cuando tienes ya más de 100 ingresos en los dos hospitales de Valladolid, con una propagación tan importante, creo que hay que tomar decisiones”.

En ese sentido, respaldó la decisión de la Junta con la opinión deslizada esta mañana por el ministro de Sanidad, Salvador Illa, en una entrevista en la que afirmó que “no le parece adecuado que se rebatan medidas en la situación actual de incidencia acumulada”, y recordó que el ministro “sabe porqué tomamos la decisión, y si algo nos ha dicho muchas veces es que, cuando tengamos dudas de que algo no se está haciendo bien, seamos contundentes”.


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba