Local

La Diócesis de Salamanca, «perpleja» por la reducción de aforo en misa

Considera que la situación epidemiológica actual "no es equiparable" a los momentos iniciales de la pandemia

La Diócesis de Salamanca mostró este jueves su «perplejidad, desacuerdo y malestar» por las medidas preventivas tomadas por la Junta de Castilla y León en la capital salmantina, que reducen el aforo en las celebraciones litúrgicas a un máximo de 25 personas a través de una norma que, en opinión del Obispado salmantino, no está «razonablemente justificada».

 

En el comunicado del Obispado, dado a conocer este jueves por la Diócesis, se recuerda que la decisión «representa un notable cambio en la normativa sanitaria de la Junta de Castilla y León desde los inicios de la pandemia», puesto que en aquella Orden, de 12 de marzo de 2020, se establecía «un 30 por ciento del aforo como límite para las celebraciones en iglesias», mismo criterio que se siguió en la Orden del 3 de mayo para regular la primera fase de la desescalada.

«Esta normativa sanitaria fue considerada suficiente en el tiempo más agudo de la situación epidemiológica y del colapso práctico de los centros hospitalarios», señalan desde la Diócesis de Salamanca, donde sin embargo consideran que «ninguna autoridad sanitaria ha manifestado públicamente ni se han presentado los datos que permitan equiparar la situación epidemiológica actual con la de aquellos momentos iniciales».

Por ello, el Obispado salmantino considera que «no hay motivo alguno para valorar la nueva norma como razonablemente justificada», puesto que, en su opinión, esta no cuenta con «una lógica interna y de sentido de la proporción y de la equidad», al tratar «de forma igual situaciones muy diferentes» como es la amplitud y el tamaño de los centros eclesiales, diversos entre sí.

«Los pastores y los fieles de la comunidad diocesana de Salamanca hemos aceptado de buen grado y hemos sido responsables en la aplicación y cumplimento de las orientaciones y normas de la autoridad sanitaria», explica la Diócesis salmantina en su comunicado, afirmando que aunque quieren «seguir colaborando al logro del bien común y de la salud pública», tienen con la presente norma «motivos» para sentirse «ignorados y limitados» en el ejercicio de su libertad religiosa.


Noticias relacionadas

Un comentario

Deja un comentario

Botón volver arriba