Local

Las obras del Botánico, sin prisa

Con un presupuesto de 650.000 euros acabarán en octubre

Las obras para acondicionar el solar del Botánico (su último uso fue como pistas de atletismo) y convertir los restos arqueológicos que aparecieron en el subsuelo en un nuevo espacio abierto de visita al público van a durar, como mínimo, once meses, tres más de lo inicialmente previsto por el efecto de la pandemia.

 

Esta intervención, fruto de la colaboración entre el Ayuntamiento y la Universidad de Salamanca, se lleva a cabo con una inversión inicial de 659.000 euros.

El proyecto de acondicionamiento y musealización se extiende a más de 10.500 metros cuadrados. La intervención tiene un doble fin: conservar, proteger y poner en valor los restos arqueológicos del convento de San Agustín, del Colegio de Cuenca y su entorno urbano; y también convertir los mismos en un nuevo recurso turístico sostenible para la generación de riqueza en la ciudad de Salamanca.

Incluye actuaciones relativas a la mejora de la imagen y tratamiento vegetal del solar para entroncar con su antigua configuración de jardín botánico, dotando a este sector del conjunto histórico con nuevos espacios verdes.

Además, para garantizar la accesibilidad y facilitar el acceso a los visitantes, se adecuarán dos entradas al recinto: una por la zona baja de la calle Oviedo, apta también para pequeños vehículos auxiliares, y desde el arco de San Gregorio. También se contempla el vallado y cerramiento general del solar así como la instalación de sistemas de seguridad con vídeo vigilancia.

El Ayuntamiento ha llegado a un acuerdo con el Museo de Salamanca en lo relativo a las condiciones de custodia y conservación de los elementos muebles (restos arquitectónicos y piezas con tallas artísticas). Parte de las piezas se expondrán en el museo y las mejores piezas se mostrarán al público en el antiguo Edificio de Vestuarios del Botánico, reformado y adecuado para dar cabida a un espacio expositivo, un almacén y unos aseos.

 

 

Tras la eliminación de la correspondiente vegetación invasora y el descubrimiento de la mayor parte de los restos arqueológicos, se ha llevado a cabo la conformación de los taludes para rebajar el fuerte perfil que presentaban. Se ha trabajado en los nuevos recorridos y se han limpiado los restos siguiendo las pautas marcadas por la Comisión Territorial de Patrimonio para posteriormente tratar los muros y solados desenterrados.

También se ha iniciado la reforma y adecuación del edificio existente, destinado a almacenaje y exposición de las piezas extraídas del espacio arqueológico tras la demolición del antiguo graderío de las pistas deportivas que se ubicaban en este recinto.

Los siguientes trabajos, -hasta la finalización de la obra-, se centrarán en la finalización de las pasarelas que recorrerán el espacio arqueológico, la pavimentación de caminos, la instalación de luminarias, la verja exterior o la plantación de vegetación, entre otros.


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba