Local

El calvario de unos padres salmantinos para recuperar a sus hijos

La Junta les quitó la tutela y los dio en acogida alegando problemas de confianza entre la pareja, que iban a ser desahuciados y que el niño tenía las uñas sucias

El calvario de una pareja veinteañera salmantina acabó la semana pasada, tras una dura pugna por recuperar la tutela de su hija de 4 años y su hijo de 1.

 

La pandemia embarró aún más un procedimiento que desestabilizó a unos padres jóvenes, con dificultades para salir adelante, tanto económicamente como su propia relación de pareja, y a los que una denuncia anónima por teléfono a los servicios sociales de la Junta en Salamanca estuvo a punto de darles la puntilla.

La llamada se produjo el 31 de enero de 2018 y se efectuó desde el teléfono de una amiga de la madre a la que le habían quitado la custodia de su hija. La denunciante decía en su comunicación que “la pareja discute con frecuencia y con agresividad verbal” y que la madre abusaba del alcohol.

La pareja entonces solo tenía una hija de dos años y acababa de abrir un bar. Al año siguiente llegó su hermanito que hoy tiene un año y ocho meses.

En abril de 2018 la Gerencia de Servicios Sociales de la Junta en Salamanca emitió un informe en el que observaba “ciertos factores de riesgo y vulnerabilidad que hacen precisa la derivación de caso al Ayuntamiento para la puesta en marcha de las actuaciones que se consideren oportuno” y asumió su tutela, aunque no apreciaba indicadores de desamparo de la menor.

La Junta destacaba “las malas condiciones de salubridad y seguridad de la vivienda familiar, poco conocimiento en relación de la crianza y desarrollo infantil, así como falta de conciencia de problema en los padres”.

El 19 de septiembre la Gerencia territorial de Servicios Sociales abrió un expediente de protección de la niña con declaración de riesgo y su alta en un Plan de Intervención Familiar (PIF) del Ayuntamiento de Salamanca a partir de ese mismo día.

En agosto de 2019 se abren informaciones previas del hijo menor, que había nacido en enero, “tras la recepción de un nuevo informe comunicando el incumplimiento de todos los objetivos planteados y el agravamiento de la situación de alto riesgo para los dos menores”. La Junta pidió la tutela del niño señalando el “incumplimiento de todos los objetivos planteados y agravándose el riesgo para ambos menores”.

Entre otras cosas, la gerencia territorial de Servicios Sociales hablaba de que había “falta de confianza mutua” entre la pareja, que seguía teniendo conflictos de convivencia (nunca hubo malos tratos), que había “falta de higiene en ambos menores” (uno de ellos estuvo varios días con las uñas sucias), que los padres dejaban ocasionalmente sus hijos con el abuelo paterno “que presentaba problemas de salud y alcoholismo”, y que la menor, que no estaba en edad de escolarización obligatoria, no había vuelto a asistir a la escuela infantil desde febrero”. Además, “no existe estabilidad en el domicilio (alquilado) ya que hay una orden de desahucio por impago que se haá efectiva en septiembre”.

La Junta se apoyaba en un informe de los servicios sociales del Ayuntamiento de Salamanca en el que se especificaba que “las necesidades físicas y emocionales de los menores están cubiertas de forma básica y existe vinculación afectiva con ellos por ambos progenitores”.

Eso fue el 1 de agosto de 2019, pero el 4 de septiembre la Comisión de Valoración de los Servicios Sociales de la Junta declaró la situación de desamparo de los niños, que se hizo efectiva el 6 de agosto y dio en acogida a los dos menores con una familia que ha tenido un comportamiento exquisito con ellos.

Los abuelos maternos solicitaron a finales de ese mismo mes que se les dieran a ellos la tutela de forma provisional, pero la petición fue denegada el 4 de noviembre alegando, sobre todo, motivos económicos y otros aspectos como que en su casa no tuvieran “una habitación independiente para todos y cada uno de sus nietos, carecer de dos zonas claramente diferenciadas de juego y descanso, tener responsabilidades laborales y ser padres de adolescentes a los que no les llama la atención estudiar”.

El 14 de febrero de este año los padres biológicos presentaron una demanda contra la resolución de los servicios sociales que declaraba a los niños en desamparo y los daba en acogida a otra familia.

Los padres biológicos tenían un régimen de visitas a sus pequeños, igual que los abuelos, en un punto de encuentro.

Sin embargo, denunciaron que no les dejaron ver a la niña desde el 29 de febrero y al niño desde el 7 de marzo, “porque estaban enfermos”. Y llegó el estado de alarma por la pandemia.

El 15 de abril, el fiscal solicitó sentencia desestimando la demanda de los padres., algo que también pidió el letrado dela junta el 25 de junio.

Pese a ello, la jueza decretó la celebración del juicio para el 22 de julio sobre la demanda de los padres pidiendo la anulación de la situación de desamparo y poder recuperar a sus hijos.

La juez en su fallo no encuentra nada “que sea de una gravedad tal que justifique la drástica medida” de quitarle la tutela a los padres veinteañeros y dar sus hijos en acogida. “No encontramos causa grave que justifique la declaración d desamparo de los menores y la asunción de su tutela por la Comunidad Autónoma, máxime cuando existen otras medidas menos radicales si se considera que existe algún riesgo para los menores”, por lo que estima la demanda y ordenó la semana pasada la “inmediata reintegración de la tutela de los menores a los demandantes”.

El miércoles pasado se produjo el reencuentro.


Noticias relacionadas

10 comentarios

  1. Que asco dan los asistentes sociales .ni justos ni profesionales ni comprueba el 90 por ciento de las veces los echos. Cuántas veces actuaría por desamparo cuando los afectados son de una determinada etnia? Ahí no hay coj…

  2. Es el mismo modus operandis en todas las comunidades autónomas con los servicios sociales. Afortunadamente han encontrado una juez con el suficiente criterio, algo que tampoco es común encontrar en el Poder Judicial.

  3. Es muy rara la noticia. Los padres de un niño o niños ya la pueden preparar muyyyyy gorda para que les quiten la tutela. Pero que muy gorda. No es tan fácil

  4. que bonito es hablar cuando no se sabe.tanto la mama de los niños como los abuelos maternos han estado luchando sin necesidad por unos niños que tenían una vida envidiable y que una envidiosa a la cual le habían hecho más caso que investigar o ver la realidad..y por una llamada les an jodido un año de su infancia un año sin su familia…creo qe no hay derecho cuando hay menores con necesidades se encargaron de destrozar a una familia ejemplar dudo qe haya una familia tan grande y tan unida.gracias a dios por fin están los peques con quien verdaderamente están después de un año de sufrimiento para los abuelos maternos y la mama…quien les devuelve todo ese sufrimiento?todo ese sin vivir?y lo más importante…quien le devuelve a esos niños su infancia?El tiempo sin sus yayos?El estar con gente qe no era ni conocida?…es muy fácil hablar desde un sofá.sin saber…hechasr mierda es fácil lo difícil es ayudar..me alegro por esa familia que por fin vuelven a estar juntos y viviendo como siempre que eso es lo que no le gusta a la gente..la envidia es muy mala pero hay qe ser muy hij@ puta para meterse para joder a una familia metiendo a niños menores…llamalo dios llamalo karma pero todo se paga en esta vida

  5. la lucha que a tenido esos abuelos para recuperar a sus nietos cuando se los quitaron sin motivo bueno si la llamada de una envidiosa qe qeria fastidiar y jodio pero bien pero ya ves qe todo sale y por fin esos peques vuelven a estar con sus yayos

  6. Más vale que la gente que no tenga ni ++++ idea de todo lo que ha pasado se calle….. Meterse la lengua en el culo es poco. Y ojalá a la **** envidiosa que ha jodido la vida de 2 niños sus padres y abuelos, le pasara exactamente lo mismo pq bastante tiene q callar….. Pero bueno…. A toda **** la llega su escarmiento, haber si la junta o la justicia te investiga…. Sinvergüenza. Y para terminar…. A disfrutar de esos peques YAYOS!!!!

  7. se ve que distorsionas y mucho la realidad pero no pasa nada porque tarde pero se hizo justicia.y no hay mas ciego que el que no quiere ver.en cuanto a ti ^^^^^^^^ ******* no le deseo mal a nadie asique ojalá nunca tengas que pasar por lo que le as hecho pasar a esta familia porque el daño qe as eso a esos yayos y a esas criaturas no tiene precio.pero todo lo que te pase es poco para lo que mereces por hechar mierda y y el sufrimiento a esa familia. Todo llega en esta vida y tu como cerda no serás menos.

  8. Los niños sufrieron abandono, sobre todo de su madre. Los dejaba solos con el abuelo paterno que era discapacitado .

    1. En cuanto ati hij@ de la **** **** que no das la cara más vale que si eso vas diciendo cojas y se lo digas a la cara que por anónimo somos muy valientes todos!!! Y tanto que sabes de la vida de la familia habl con ella… O que pasa que te haces caca en los pantalones

Deja un comentario

Botón volver arriba