Local

Ratificada la sanción de 3.000 euros y precinto de aparatos musicales a dos bares de Salamanca

El motivo fue ejercer una actividad "sin la correspondiente licencia ambiental"

«Ejercer una actividad de bar con instalación de aparatos musicales sin la correspondiente licencia ambiental»; ése fue el motivo de propuesta de sanción a dos bares de la ciudad de Salamanca, que ha sido ratificada

Ésta es la información que aparece publicada en ambas resoluciones oficiales, que ratifican la misma sanción para cada uno de los bares de la capital.

El primero de los sancionados es un establecimiento ubicado en la calle Nieto Bonal de Salamanca, por unos hechos que tuvieron lugar durante la celebración de Año Nuevo (1 de enero de 2020), a las 04.45 horas. En concreto, y siempre según la denuncia oficial, “la sanción es por el uso de un dispositivo musical de mezclas con tres altavoces, ejerciendo la actividad de un Bar tipo ‘B’ con aparatos musicales” y la existencia de 90 personas en el interior del establecimiento, cuando su aforo es de 49 personas. Todo ello a pesar de que en las alegaciones se apunta expresamente que la actividad «ya no se desarrollaba en el interior del establecimiento y únicamente estaban presente el personal del mismo en labores de limpieza, reposición y “escasos clientes recogiendo sus pertenencias y, en todo caso, haciendo uso de los baños”.

Los argumentos expuestos por «el/la interesado/a no sirven en definitiva para desvirtuar el Informe de Denuncia que principia las presentes actuaciones y en consecuencia la acreditación de la comisión de la infracción imputada, procediendo en consecuencia desestimar las alegaciones formuladas y considerar la existencia de aquella en los términos expresados en la Resolución de Alcaldía».

Por tanto, se desestimaron las alegaciones y se declaró la existencia de una «infracción de carácter muy grave, imponiéndole como sanción una multa por importe de 3.000 euros y el precinto de la instalación de aparatos musicales existente en el establecimiento».

LA SEGUNDA SANCIÓN, EN LA CUESTA DE SANCTI SPIRITUS

Por su parte, la otra sanción corresponde a un bar ubicado en la Cuesta de Sancti Spiritus, por el mismo motivo: «ejercer una actividad de bar con instalación de aparatos musicales sin la correspondiente licencia ambiental». Los hechos tuvieron lugar el pasado 1 de noviembre de 2019 a las 07.30 horas.

Según la denuncia oficial, con fecha 1 de Noviembre de 2.019 se pone de manifiesto que la música que provoca las molestias por ruido entre los vecinos como consecuencia de la actividad desarrollada por el establecimiento “procede de un ordenador, pasado por un amplificador y saliendo por altavoces, a un volumen realmente alto”.

Con fecha 5 de Noviembre de 2.019 se detecta que la música que provoca las molestias por ruido entre los vecinos “procede de un ordenador, pasado por un amplificador y saliendo por altavoces, a un volumen realmente alto”, según afirman literalmente los agentes actuantes.

Con fecha 9 de Noviembre de 2.019 se pone de manifiesto que “presenta altavoces del que emana la fuente sonora, no pudiendo comunicarse los actuantes con los encargados del establecimiento por lo que se obliga a cortar la fuente sonora” y que “se informa de la posible concurrencia de infracción administrativa por ejercer actividad diferente a la correspondida con la licencia de establecimiento tipo ‘C’ de bar y hacerlo como si fuera un After”, así como “se adjunta fotografía de uno de los dos altavoces que presentaba el establecimiento». En la referida fotografía puede observarse con claridad que el altavoz referido se encuentra situado junto al techo del establecimiento.

Y, con fecha 12 de Enero de 2.020 se constata que “en el momento de la inspección tiene música puesta a gran volumen que sale por altavoces y conectada a un amplificador, además de un televisor de grandes dimensiones, también con la música conectada” y “se informa al encargado que se le va a proponer para sanción por tener conectados aparatos musicales sin tener licencia para ello en el momento de la
inspección».

Por tanto, también se desestimaron las alegaciones presentadas por la comisión de una «infracción de carácter grave, imponiéndole como sanción una multa por importe de 3.000 euros y el precinto de la instalación de aparatos musicales existente en el establecimiento de la Cuesta de Sancti Spiritus».


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba