Castilla y León

Igea, récord de contratados a dedo a su servicio

Con el nombramiento la pasada semana de una nueva periodista, fichaje con el que se elevan a 24 los profesionales de la información y asimilados (sin ninguna titulación específica) reclutados a dedo-, el gobierno de Alfonso Fernández Mañueco ha seguido incrementando la cuota de personal eventual a su servicio. La nómina -de la que también forman parte media docena de políticos del PP descolocados, con el Ignacio Cosidó a la cabeza- alcanza ya el número de 40 y todavía puede llegar hasta 44, el tope fijado en su día entre Mañueco y el vicepresidente Francisco Igea para rodearse de “personal de confianza”.

Igea ha batido todos los records existentes en el reclutamiento de personal eventual a su servicio. Ningún vicepresidente -y recientes los ha habido que, al igual que él, tenían a su cargo una consejería y la portavocía de la Junta- había acaparado ni de lejos tamaña tropa de contratados a dedo. Dispone en exclusiva de cuatro periodistas a su servicio (entre ellos, Alejando Salgado, el último director de Comunicación del gobierno monocolor de Juan Vicente Herrera), amén de una responsable de Gabinete y de otra asesora, Nieves Castaño, que ocupó el número cuatro de la candidatura vallisoletana de Ciudadanos a las Cortes encabezada en su día por el actual vicepresidente.

Junto a los seis reseñados, al menos otros ocho “asesores” están al servicio de los titulares de las consejerías asignadas a Ciudadanos. Tres de ellos están asignados a la consejera de Sanidad, Verónica Casado, a la que Igea colocó como Jefe de Gabinete a Ricardo Pérez Alamillo, un ATS que se trajo del grupo parlamentario popular del Congreso de los Diputados. (En origen, el destino de Pérez Alamillo fué el de asesor de la secretaria tercera de la Mesa de las Cortes, Marta Sanz, a la que Igea debe el cargo, pero después fué reubicado en la consejería, propiciando una vacante oportunamente aprovechada para rescatar a Luis Manuel Torres Alonso, número seis de la candidatura vallisoletana de Ciudadanos a las Cortes y antiguo apoderado de Collosa, una de las empresas encausadas judicialmente en el caso de la “trama eólica”).

Eso sí, bajo ninguno de los susodichos nombramientos aparece la firma de Igea, ya que la facultad de designar al personal eventual corresponde formalmente o bien al presidente de la Junta, que tiene reservados 15 puestos, o al consejero de Presidencia, Ángel Ibañez, encargado de nombrar o cesar a los 29 restantes. El vicepresidente, otrora azote del “clientelismo político” en la Junta, se limita a proponer el cupo que se reservó en una de las claúsulas ocultas de su pacto de gobierno con Mañueco. Las claúsulas oficiales del pacto firmado hablaban de restringir al máximo las libres designaciones…


Noticias relacionadas

2 comentarios

  1. Pero este no venía a regenerar la política que hacían pose y pp que vergüenza de politico vaya engañabobos que ha salido este Igea,resulta que ha venido a regenerar su bolsillo y el del resto de sus colegas.

  2. Parece que te suena la melodia y quieres tocar de oido, pero está muy desafinada. La mitad de lo que dices no se corresponde con la verdad, entre algunos de tus errores que cometes (espero que no intencionados) es mezclar los asesores de la Junta de Castilla y León con los asesores de las Cortes. Y luego se mezclan los asesores de cada Consejeria con los que dependen del Vicepresidente. Creo que solo falta añadirle también todos los asesores del presidente de Gobierno que posiblemente también sean cosa suya…
    No defiendo yo al señor Igea, pero tampoco se trata de mezclar y enfangar solo para criticar al que no nos cae bien. Un poco de seriedad cuando se dan noticias con nombres propios, por ética y por la busqueda de la verdad.

Deja un comentario

Botón volver arriba