Local

La carrera de la pandemia: cuando «te echas el sprint final» nada más empezar

El doctor Miguel Marcos realiza un símil entre una carrera y la situación de cansancio de los sanitarios

 

Invita a la reflexión, a pensar más allá de un simple acto y tener en cuenta todas sus consecuencias, y más en un momento tan delicado como éste

Sí, hablamos del médico internista del hospital de Salamanca, profesor titular e investigador del Ibsal Miguel Marcos, quien se ha convertido en una referencia desde el inicio de la pandemia por sus hilos o sus reflexiones en la red social Twitter.

Hace escasos días advirtió sobre el peligro existente de celebrar las fiestas navideñas con otras personas que no sean del núcleo familiar. «Y no, no podremos, o no deberíamos celebrar las navidades con la familia. “¡No hagamos locuras que ya hemos visto lo que ha pasado en verano!», argumentó.

Ahora, ha llevado a cabo un símil entre la situación de los sanitarios desde el inicio de la pandemia y una carrera, que define a la perfección el momento actual de nuestra sanidad y los profesionales. Éste ha sido su hilo completo:

«Imagina una carrera en la que te echas el sprint final nada más comenzar. Pero tienes que seguir corriendo. Y te dejan de aplaudir. Y hay que seguir avanzando sin saber muy bien dónde vas ni cuánto queda para terminar. Y sigues corriendo. Así es la pandemia para muchos sanitarios».

«En este momento, el cansancio que refieren los sanitarios que han atendido (y siguen atendiendo) directamente pacientes COVID-19 es bastante importante. Por supuesto, también los que los atendieron en marzo y abril y ahora no o a los que les ha tocado ahora. El cansancio es general«.

«Lógicamente, los que no han dejado de atender pacientes COVID-19 o han estado más tiempo a turnos o con más guardias es lógico que estén más cansados, pero sí es cierto que la pandemia ha caído como un mazazo en el sistema sanitario en sus profesionales«.

«Y el cansancio no es solo físico, que lo es, y si te has contagiado y has quedado tocado huelga decirlo. Pero en la mayoría de casos, sobre todo es mental. Hay numerosos estudios mostrando el estrés al que han sido sometidos los sanitarios y es algo evidente en el día a día».

«El impacto ha sido enorme no solo en las condiciones y tipo de trabajo sino también en la conciliación familiar, tiempo libre, etc. Estrés de contagiarte y llevarlo a tu familia (a veces peor llevado que tu propio riesgo), estrés de ver que tus compañeros «caen» e ingresan…«.

«Y, como comentaba al principio, agotamiento extremo porque no vemos el final del camino. Siempre es más fácil soportar algo, por pesado que sea, si sabes cuándo va a terminar en algún momento. Pero ahora resulta muy difícil predecir en qué momento nos veremos libres del virus».


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba