Local

Los estudiantes cargan contra los hosteleros y la Universidad

El Frente de Estudiantes, asociación de estudiantes de la Universidad, analiza la situación de la Covid-19 en la ciudad y en la Universidad

 

En las dos últimas semanas, la Universidad de Salamanca a expulsado ha 111 alumnos. El motivo es por la organización de fiestas, novatadas y botellones, cuya prohibición fue previamente anunciada por la Universidad de Salamanca, ya que ponen en riesgo de la salud de la comunidad universitaria y quienes conviven con sus miembros.

 

«Esta medida tan drástica hace que nos demos cuenta de la gravedad de la situación y hace tomar una postura de seriedad ante la grave situación a la Universidad de Salamanca», explican el Frente de Estudiantes.

La asociación estudiantil condena que se tengan actitudes que atenten contra la salud pública, «pero tampoco hay que culpar al alumnado, ya que la gran mayoría de los estudiantes está intentando cumplir con las medidas sanitarias establecidas respetando la distancia social, llevando mascarilla, limpiando sus mesas en el aula,…».

El Frente de Estudiantes asegura que la vuelta a las aulas no es totalmente segura y no solamente debido a la irresponsabilidad de algunos alumnos. «A la espera de que empiecen muchas de nuestras clases encontramos grandes aglomeraciones de alumnos de diferentes grados y cursos que esperan para comenzar sus lecciones, por ello el distanciamiento social es muy difícil de mantener».

La asociación pone ejemplos de lo que viven a diario en el Aulario San Isidro e incluso la biblioteca de Santa María de los Ángeles, donde también se imparten ahora clases, y donde no hay un personal de seguridad que garantice la separación. Además, no hay sensores de temperatura en todos los centros y a facultades como la Facultad de Historia acuden alumnos incluso de la Facultad de Filología.

Los bares y cafeterías cercanos a las facultades también suponen un problema para la comunidad universitaria. «En estos locales es donde los alumnos comen, y donde tampoco se respetan las distancias de seguridad que se supone que proporciona la colocación de las mesas».

La asociación asegura que tampoco hay una limpieza óptima y los alumnos se aglomeran a la hora de pedir su comida. «No obstante, realmente son los dueños hosteleros salmantinos quienes están llevando al límite el no cumplimiento de las normativas sanitarias para la prevención de la Covid 19, ya que a diario podemos ver las terrazas llenas y con un cumplimiento muy dudoso de las distancias de seguridad y el uso de mascarillas», denuncian.

En la situación actual, hay contagios en cualquier lugar y es muy difícil que en un momento u otro no nos veamos afectados por el virus, «porque recordemos que las mascarillas y el distanciamiento social solamente son medidas de prevención y no estamos totalmente aislados del virus».

Para el Frente de Estudiantes el cierre de la Universidad de Salamanca, «no es una alternativa, ya que no está probado que sea un foco principal de contagios por la Covid 19. Mientras la actividad hostelera siga, los contagios no van a frenar, aunque nos cierren la universidad. Es más, el cierre de nuestras aulas y el paso a un modelo online universitario acentuará de manera drástica la brecha económica y digital que este modelo supone para muchos compañeros», concluyen.

 


Noticias relacionadas

7 comentarios

  1. Buenos días, soy profesora de la Universidad de Salamanca y quería hacer un comentario respecto a la noticia publicada el 16 de octubre » Los estudiantes cargan contra la hostelería y la Universidad». En la noticia se indica que el frente de estudiantes asegura que la vuelta a las aulas no es totalmente segura, poniendo de ejemplo las aulas de Sta. María de los Ángeles. Yo les invito a entrar en dicho espacio y comprobar la seguridad y el tránsito de los alumnos por sus aulas, pues se cumple con todas las medidas de seguridad.
    Por otra parte, me parece inaudito que una asociación de estudiantes universitarios indique, y cito textualmente «que no hay personal de seguridad que garantice la separación». Pero por favor, ¿necesitamos personal de seguridad para que nuestros alumnos mantengan la distancia social al comenzar o finalizar sus clases? ¿Dónde está la responsabilidad individual?
    Que no se ponga en entredicho el trabajo extenuante que ha llevado a cabo la Universidad de Salamanca para que sus alumnos puedan regresar a las aulas de forma segura.

    1. Muchas gracias por la parte que nos toca¡¡ Me encantaría que este Frente Estudiantil se pasara por las aulas y comprobara ^^in situ^^ el esfuerzo que tanto los decanos de las facultades que imparten clases allí, como el PDI como el PAS han hecho para que los alumnos tengan las medidas de seguridad además de otras muchas mejoras que se han ido realizando día a día

  2. Es que a personas mayores de edad hay que recordarles sus obligaciones con personal de seguridad?. A ver si hay que tener personal se seguridad para decirles QUÉ comer, qué beber, cuando ir al baño, comprobar si se lavan las manos después de ir al baño… en fin…

  3. No se cumplirán las distancias ni se limpiará en algunos sitios. Hay otros muchos que cumplimos con todas estas normas, pero nada que corren los bares otra vez, que con gente como vosotros estoy seguro de que levantaremos España

  4. Es obvio que en todos los colectivos hay personas responsables y también irresponsables. Entre los estudiantes de la USAL también. El problema es que aunque los irresponsables entre los alumnos de la USAL sean muchos menos que los responsables constituyen un problema muy serio para la Salud de la comunidad universitaria y de la sociedad de Salamanca.
    Si el colectivo de estudiantes responsables y sus representantes pudieran el mismo celo en reconvenir y denunciar a los irresponsables otra sería la situación, pero mandar balones fuera y acusar a la Universidad de no disponer de guardias de seguridad es alucinante. ¿Desde cuando los alumnos han querido más guardias de seguridad o policías en el campus?
    La USAL ha hecho un enorme esfuerzo de adaptación para mantener la enseñanza presencial. No estoy seguro que los alumnos hayan entendido ese esfuerzo y estén correspondiendo al mismo .

  5. Si los padres de alumnos irresponsables que la Universidad se ve obligada a expulsar pusieran a sus hijos a descargar camiones en MercaSalamanca a las seis de la mañana quizás aprendiesen que ser privilegiados no les permite comportarse como niñatos irresponsables.

  6. ayer, 17 de octubre, pasé por el centro de la ciudad observando las terrazas y pude comprobar como una parte de la gente, me dió la impresión de que era mayoría, estaba sin masacarilla y a veces en grupos de más de 6 personas. No me atreví a sacar la cámara y hacerles foto, pero no acabo de entender cómo puede seguir ocurriendo esto en el primer día del cierre perimetral de la ciudad.

Deja un comentario

Botón volver arriba