DeportesLocal

Practicar deporte en el pabellón de La Alamedilla «puede provocar lesiones»

El ayuntamiento de Salamanca reconoce el mal estado del suelo del pabellón

«La práctica de deporte en las condiciones actuales puede llevar a producir lesiones en los usuarios»; así aparece publicado en el informe correspondiente del ayuntamiento de Salamanca en el que reconoce el mal estado del pabellón de La Alamedilla, algo que no es nuevo, ni mucho menos.

El centro cuenta con un pavimento deportivo de «tipo vinílico que presenta elevaciones en diversas zonas debido al desprendimiento de la cola de sujeción por la existencia de humedad de capilaridad«. Esto es lo que dice la memoria técnica llevada a cabo por el consistorio, que procederá al cambio del suelo del mencionado pabellón, con un presupuesto que supera los 76.000 euros.

En la actualidad (el informe es del mes de junio), el «pavimento existente presenta abombamientos, lo que hace que la práctica de las distintas actividades deportivas sea peligrosa para los jugadores».

Suelo Alamedilla
Imagen incluida en la memoria del Ayuntamiento

Asimismo, prosigue la memoria, «a pesar de que la única deficiencia visible son los abombamientos, todos ellos coinciden en que la reparación de estos problemas no se puede realizar con garantías, ya que cualquier pegado de pavimento que se realice tendría una duración muy limitada».

Ante esta situación, lo primero que se hará es eliminar «las bolsas de aire existentes en el pavimento actual realizando algunos cortes en el mismo, de manera que se eliminen en la medida de lo posible lo abombamientos existentes». Posteriormente, se procederá «a la colocación del sistema de pavimento deportivo elegido».

El plazo de ejecución de las obras, según la memoria, será de dos meses, con un presupuesto de 76.770 euros, IVA incluido.

(PUEDES CONSULTAR AQUÍ EL PROYECTO COMPLETO).


Noticias relacionadas

Un comentario

  1. ¿pero cuándo se arregló por última vez? porque tengo la impresión de que fué hace muy pocos años.
    Todos hemos visto cómo el Ayuntamiento no controla la calidad de los arreglos. Ahí está la calle Zamora, todos los meses en obras.

Deja un comentario

Botón volver arriba