Castilla y León

Reclaman que se revise la ventilación de los colegios

Csif pide la instalación de purificadores de aire y filtros

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios, Csif, reclamó este jueves a la Consejería de Educación que revise sus sistemas de ventilación, para evitar los contagios del COVID-19 en las aulas, al tiempo que solicitó que se establezcan sistemas para el correcto filtrado de aire en los centros educativos, con el objetivo de eliminar aerosoles y reducir el riesgo de contagio, ya que consideraron que “los centros no están preparados para la llegada del frío en plena pandemia”.

 

Para el sindicato, los avisos de que el virus puede transmitirse también por aerosoles “provocan la urgencia de revisar las instalaciones, incidiendo en la necesidad de una ventilación adecuada”, mediante el uso de filtros de partículas de alta eficiencia, diferentes purificadores de aire o la renovación de equipos de climatización, “ya que muchos están obsoletos y no cumplen la normativa”.

De igual modo, Csif recalcó la urgencia de que se actualicen los protocolos de protección ante la llegada del invierno, así como de “evitar la reacción tardía ante las nuevas necesidades”, para lo que las medidas “deben revisarse conforme se sigue avanzando en el conocimiento del virus”. Para ello, desde el sindicato reclamaron “que se destinen los recursos suficientes para modernizar los centros, renovar equipos y mejorar en prevención”.

Así se desprende de dos escritos remitidos en la jornada de ayer por la responsable del sector de Educación de CSIF Castilla y León, Isabel Madruga, a la consejera de Educación, Rocío Lucas, y a la directora general de Función Pública y presidenta del Comité Intercentros de Seguridad y Salud Laboral, Paloma Rivero, en los que solicitó que se adopten esas medidas preventivas “necesarias para conseguir la purificación del aire de las aulas en los centros educativos”.

Finalmente, el sindicato recordó que no tomar medidas que palien las consecuencias de las bajas temperaturas en las aulas, “es un incumplimiento de la legislación en materia preventiva, tanto en lo establecido en el procedimiento de actuación para los servicios de prevención, como en la guía de actuación ante la aparición de los casos COVID-19 en centros educativos, poniendo en riesgo la salud del profesorado y conculcando el derecho del personal docente a una protección eficaz en materia de seguridad y salud”.


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba