Local

Las fiestas en pisos no entienden de restricciones en Salamanca

Nuevas cuatro denuncias en otras tantas viviendas de la capital salmantina

Las fiestas en los pisos de estudiantes de Salamanca no entienden de restricciones en la pandemia de la Covid-19.

Controlar su existencia es complicado, salvo que los vecinos de las viviendas del edificio denuncian esta situación o el exceso de ruidos como consecuencia de la presencia de varias personas, de madrugada, en un piso cualquiera.

«Emitir ruidos que alteren la convivencia, en cuanto cualquier otra infracción u omisión que vulnere lo dispuesto en dicha Ordenanza y no esté tipificada expresamente como una infracción grave o muy grave, en particular, realizar una fiesta de madrugada en una vivienda particular con la asistencia de varias personas, en cuanto falta de respeto al descanso de los vecinos y producción de ruidos que alteren la convivencia».

Ésa es una de las denuncias más comunes que se produce en el actualidad, especialmente en los pisos de estudiantes, que han aumentado, y mucho, desde el confinamiento. Todas las multas por este motivo se sancionaron con 300 euros.

Una de ellas tuvo lugar a las 01.16 horas el pasado 31 de mayo, en el número 6 de la calle Melchor Cano. La segunda se produjo a las 04.30 horas del pasado 31 de agosto, en el número 4-6 de la calle Doctrinos. Una vez tuvo lugar a las 04.00 horas del 30 de agosto, en el número 1 de la Plaza San Justo. Y, la último que ha contado con una sanción se produjo a las 04.55 horas del pasado 5 de septiembre en una vivienda del número 24 de la calle Doctor Jaime Vera.


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba