Local

Las trabajadoras de ayuda a domicilio aguantan condiciones leoninas

Se concentran en la Plaza Mayor para pedir un convenio colectivo digno

Más de una decena de trabajadoras del Servicio de Ayuda a Domicilio en Salamanca se concentraron este miércoles en la Plaza Mayor de Salamanca para pedir a las administraciones públicas y a las empresas del sector que «no mercadeen» con sus derechos y que «no ahorren» a costa de sus condiciones laborales, puesto que con ello «empeoran la calidad del servicio».

 

Ical.- La movilización, convocada por los sindicatos UGT y CCOO, es una más de las que las trabajadoras del sector están llevando a cabo en la Comunidad, y con la que reivindican su función «imprescindible para la sociedad» como, aseguran, «ha quedado patente en esta crisis sanitaria» del coronavirus COVID-19.

Y es que las trabajadoras del Servicio de Ayuda a Domicilio, que en Salamanca agrupa a 560 personas entre capital y provincia, dando servicio a unas 2.500 personas dependientes, afrontaron «un alto riesgo de contagio» durante la primera fase de la pandemia al estar «en primera línea», con el objetivo de que «las personas dependientes, que están en sus domicilios, tengan el bienestar que merecen».

Sin embargo, las trabajadoras del Servicio de Ayuda a Domicilio mostraron su malestar porque las empresas del sector ven su trabajo «solo como una mercancía en la que hay que ahorrar todo lo posible», al ofrecer una subida salarial «cero en 2020, del 0,25 por ciento en 2021, del uno por ciento en 2022 y del uno y medio por ciento en 2023«, condiciones que para estas trabajadoras son «inaceptables» al suponer «un retroceso retributivo y laboral».

Además, denuncian que a partir de 2022 no se les contará como tiempo de trabajo el que emplean para desplazarse de un domicilio a otro para atender a otro dependiente, que viene a suponer una hora diaria.

Por ello, y dado que las trabajadoras del Servicio de Ayuda a Domicilio consideran que realizan «un trabajo esencial para la sociedad castellano y leonesa», piden a las administraciones públicas que «velen para proteger esta prestación» e intercedan ante las empresas del sector para que cumplan con las pretensiones de las trabajadoras en la negociación del convenio colectivo.


Noticias relacionadas

Un comentario

  1. En vez de ayuda a domicilio parece las chachas de la limpieza que es para lo que estamos,más vale que la coordinación lo haga un poquito mejor y le den los buenos casos a las de siempre y la atención personal a las que estamos cualificadas para ello en vez de estar todo el puto día limpiando

Deja un comentario

Botón volver arriba