Economía

El arte de esquilar ovejas que se está perdiendo en Salamanca

La provincia registra cada año menos toneladas de lana y un número menor de animales esquilados

Que el ovino es un sector en una grave crisis no es nada nuevo; el relevo generacional es casi una utopía y cada vez son menos los que apuestan por el noble trabajo de pastor.

Mucho sacrificio, responsabilidad, casi sin días libres y… una rentabilidad que brilla por su ausencia porque los precios en origen de lechazos y corderos siguen siendo los mismos de hace 20 años, con el claro diferencial existente con el producto final que adquiere el consumidor.

Todas éstas y alguna más, son las causas de la pérdida de relevancia de un sector como el del ovino, con gran tradición en la provincia de Salamanca, pero que cada vez cuenta con menos activos para un oficio que, quien sabe si en pocos años será residual; ojalá que no sea así.

Carne y leche (y sus derivados) son dos de los productos que ofrece este sector a la población, después de un cuidado exhaustivo de los animales, que supone muchas horas de compañía (y soledad a la vez); vocación lo llaman.

Pero, hay otro producto que nace directamente de las ovejas, y ése no es otro que la lana, derivado del noble arte de esquilar las cabezas de ganado en los meses de mayo y junio, cuando la lana comienza a despegarse de la piel de las ovejas para aliviarse del calor de los meses estivales.

¿Qué importancia tiene el sector de la lana en la provincia? ¿Cuántos animales se esquilan? ¿Qué tendencia sigue este sector? Los últimos datos del ministerio de Agricultura son claros al respecto y muestran una clara tendencia a la baja, que va de la mano de la reducción de la cifra de animales en los censos que se realizan cada año.

Esquilar Ovejas

Así las cosas, en el año 2019 (últimos datos disponibles) se esquilaron un total de 282.940 animales, casi el 100% de lana blanca, con una producción total de 543 toneladas. Estas cifras son menores que las de 2018, cuando se esquilaron 317.028 animales, para una producción de lana de 564 toneladas.

La diferencia se nota aún mucho más si comparamos las cifras de 2019 con las de 2013; en este año, el número de cabezas esquiladas fue de 392.448, con una producción de lana que ascendió a 678,5 toneladas.

El arte de esquilar, en cifras:

2019 2018 2017 2016 2015 2014 2013
Animales 282.940 317.028 317.028 335.037 335.461 335.461 392.448
Lana blanca 281.940 316.028 316.028 335.037 334.511 334.511 391.748
Lana negra 1.000 1.000 1.000 0 950 950 700
Lana (Tn) 543 564 564 597 589 585,8 678,5


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba