fbpx
Castilla y León

Presupuestos de la Junta o “La ruleta de la fortuna”

Presidente y vicepresidente de la Junta, ese matrimonio de conveniencia que tanto amor se profesa públicamente, comparecieron ayer para presentar el Proyecto de Presupuestos de la Comunidad para 2021. Lo hacían con cerca de mes y medio de retraso sobre el plazo límite que establece el Estatuto de Autonomía, 15 de octubre, y no será por falta de tiempo para elaborarlo, ya que son las primeras cuentas de la comunidad que presenta el actual gobierno autonómico, en el machito desde julio de 2.019.

El mantra propagandístico es el de que los ingresos y gastos presupuestados crecen un 13 por ciento, lo cual aparentemente puede resultar un prodigio. No lo es, ni por asomo, si se tienen en cuenta dos factores. El primero es que dicho porcentaje se calcula sobre el anterior Presupuesto aprobado, que fue el de 2018, con lo cual ese incremento se corresponde con un periodo de tres años. El otro factor es el de la inyección de fondos extraordinarios transferidos por el Estado para afrontar las consecuencias del Covid-19 (843 millones de ellos se le han asignado a Castilla y León de los 16.000 distribuidos entre las comunidades autónomas).

Puntualizado lo anterior, a “El topillo” le llama la atención la puesta en escena de la comparecencia de la pareja Mañueco-Igea, ante una escenografía que recuerda al plano cenital de “La ruleta de la fortuna”. Porque esa es otra: las arcas de la Junta estarán caninas para pagar los complementos prometidos a los trabajadores en ERTES, pero en propaganda desde el Colegio de la Asunción no se escatiman gastos. Además de pulirse lo que no está escrito, el pasado mes de octubre la dirección de Comunicación de la Junta publicó una instrucción sobre “identidad corporativa” por la que se obliga a todos los beneficiarios de ayudas de la Administración Autonómica a explicitarlo mediante vallas o carteles costeados por ellos en los que ha de rezar el lema “Aquí invierte la Junta de Castilla y León”.

Pero volviendo a la comparecencia de ayer, el panel de fondo elegido para presentar los primeros Presupuestos del actual gobierno autonómico difícilmente podía ser más significativo. El “artista” que ha diseñado esa evocación gráfica de “La ruleta de la fortuna”, veterano concurso televisivo que ahora se emite con el título “La ruleta de la suerte”, ha estado cumbre. Nos transmite fielmente lo que podemos esperar de unas cuentas muñidas a tres bandas -PP, facción Igea y Cs aparato oficial- y pasadas a limpio por el consejero de Hacienda, Carlos Fernández Carriedo, ya saben ese eterno-chico-bien-mandado-que-vale-igual-para-un-roto-que-para-un descosido… Advertidos estamos.

Noticias relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba