Castilla y León

Los hosteleros piden que les dejen abrir hasta medianoche y ayudas directas

Quieren que se les rescate por estar en una situación económica “angustiosa”

La Confederación Regional de Hostelería y Turismo exige a la Junta un plan de desescalada que siga el modelo fijado en la Comunidad de Madrid, y un plan de ayudas directas a favor de los establecimientos, “tramitado y ejecutado con carácter de urgencia”. Así figura en el documento registrado ante la Junta por el colectivo y con el que da respuesta a la solicitud del vicepresidente del Gobierno autonómico, Francisco Igea, en la reunión del pasado lunes.

 

Ical.- En ese escrito, la Confederación solicita la adopción de un plan de medidas urgentes con el fin de poder llevar a cabo el rescate y reactivación económica “que permita paliar los efectos de la pandemia ocasionada por la COVID-19, salvaguardar el empleo y contribuir a frenar el número de establecimientos abocados al cierre como consecuencia de la crisis”, no solo de este sector, sino también de aquellos que dependen directamente de turismo y hostelería.

“La denominada desescalada ha conllevado a que muchas empresas abrieran con un gran esfuerzo, lo que ha supuesto pérdidas económicas en las mismas; y si bien, durante estos meses, se han asumido con responsabilidad y gran esfuerzo, por parte de empresarios y trabajadores la aplicación de todas las medidas preventivas (incluso el cierre total) y restricciones a su actividad, ahora urge buscar medidas de rescate y reactivación del consumo y del turismo para evitar que las pérdidas conlleven la desaparición de muchas empresas creadoras de empleo directo e indirecto”, indican en un comunicado.

La Confederación Regional de Hostelería manifiesta “la necesidad imperiosa de ayudas al sector y al resto de sectores implicados”, ya que su situación económica “lleva meses siendo angustiosa, generando situaciones dramáticas debido a la escasez de recursos económicos”. “Volvemos a insistir en la necesidad de que las restricciones que se nos están aplicando, vengan acompañadas de las correspondientes compensaciones y ayudas económicas”, indican.

En este sentido, piden, debido a la incertidumbre sobre la duración de la pandemia, que las partidas presupuestarias destinadas a las ayudas directas para la hostelería continúen abiertas para por si fuera necesaria su aplicación en 2021.

También quieren tener una situación como la de la Comunidad de Madrid, que ahora permite a los hosteleros abrir hasta medianoche y el aforo estaría entre el 50 y 75 por ciento sin consumo en barra.

Las restricciones existentes en Castilla y León antes del 6 de noviembre limitaban el aforo máximo de los establecimientos al 75 por ciento en el caso de salas de hasta 40 comensales y el 50 por ciento en las de más de 40. Además, deberá respetarse la distancia de seguridad de 1,5 metros entre mesas y el número máximo de personas será de seis personas. No se puede consumir en barra. Con el toque de queda se cierra a las diez de la noche.


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba