LocalPortada

Los jueces piden más seguridad en los pueblos de Salamanca

Concentración de repulsa por la agresión sufrida por una jueza en Segovia

La agresión sufrida por la jueza de un pueblo de Segovia ha recibido la repulsa de los jueces, fiscales, abogados y funcionarios que este miércoles participaron en una concentración silenciosa ante los juzgados para condenar estos hechos y, al mismo tiempo, pedir más seguridad en los juzgados únicos de algunos pueblos de la provincia, según dijo el juez decano de Salamanca, Juan Rollán.

 

Rollán expresó  su «sorpresa e indignación»  porque «alguien por hacer su trabajo tenga que enfrentarse a este tipo de sucesos».

La juez titular del Juzgado de Instrucción de Santa María la Real de Nieva (Segovia) se encuentra ingresada con un neumotórax en el Hospital General de Segovia, tras ser agredida este martes por un hombre con un destornillador en torno a las 14.00 horas, en la salida del edificio de los Juzgados, en la calle Peñuelas del municipio de Santa María la Real de Nieva. Al parecer el motivo fue una sentencia desfavorable que había recibido.

El agresor, que fue detenido rápidamente por la Guardia Civil, apuñaló a la juez en el tórax, el abdomen y en la cara con un destornillador. Fue atendida en el lugar en los hechos y trasladada en UVI móvil al Hospital de la capital, donde permaneció en observación en el servicio de Urgencias porque también presentaba un cuadro de ansiedad.

Juan Rollán recordó que hace poco otro compañero fue agredido en Teruel «ahora ha ocurrido en Santa María la Real de la Nieva con una compañera por hacer su trabajo que ha sido agredido de esta forma. Nuestra más absoluta condena y solidaridad desde Salamanca, que la compañera se recupere y pedir al Ministerio de Justicia las medidas oportunas para garantizar la seguridad de todos los edificios judiciales, no solo en la capital, sino también en los juzgados delos pueblos pequeños».

juzgados protesta agresion jueza segovia (1)
La concentración.

Añadió que en Salamanca capital no han tenido esa sensación de desprotección, pero que sí se produce en los partidos judiciales de los pueblos, «aunque por suerte hasta ahora no ha ocurrido nada, pero puede ocurrir cualquier día a la vista de lo sucedido».

Rollán reclama al Ministerio de Justicia que ponga más agentes de las fuerzas de seguridad del estado «o vigilancia privada. Eso es decisión del Ministerio, pero tiene que haber alguien que controle las inmediaciones de los juzgados y haya arcos de seguridad, porque si este señor en vez de un destornillador tiene una pistola podía haberse liado a tiros con los funcionarios y los ciudadanos que estuvieran allí, cosa que habiendo un vigilante o arco de seguridad no hubiera podido pasar. esperemos que el ministerio tome nota y adopte las medidas oportunas», concluyó.

Problemas en Vitigudino

La responsable de Justicia de CCOO en Salamanca, Sandra de la Posada, indicó, por su parte, que en la provincia de Salamanca, tenemos al Juzgado de Vitigudino sin ningún tipo de vigilancia.

«El inmueble que alberga el juzgado, no tiene la necesaria cobertura en materia de seguridad frente a terceros, ya que se carece de vigilante de seguridad, de escáner, de arco y de cámaras de seguridad, que puedan evitar las agresiones de terceros», señaló.

Desde el año 2016 este sindicato lleva reclamando al Ministerio de Justicia que se dote a este Juzgado de Vitigudino de medidas de seguridad. Incluso se ha denunciado ante la Inspección de Trabajo que la misma ordenó al Ministerio realizar una evaluación de riesgos “por posible daños de terceros” en dicho Juzgado arrojando un resultado de que dichos compañeros se encontraban en una situación alta de riesgo, que tenían grandes posibilidades de sufrir riesgos físicos.

Ante esta situación la Inspección de Trabajo requirió al gerente de la gerencia territorial de Justicia de Valladolid (a la que pertenece la provincia de Salamanca) para que cumpliera con lo dicho por la Inspección, pero siguen haciendo caso omiso.

De la Posada afirmó que «la jueza titular del juzgado de Vitigudino así como el resto de personal de la oficina judicial lleva años sufriendo amenazas e insultos pero el Ministerio de Justicia mira para otro lado».

El Ministerio de Justicia según del número de juzgados que haya en una localidad, cataloga el riesgo de sufrir por los mismo agresiones en 3 niveles y los que son Juzgados únicos los cataloga con nivel 3. «Supuestamente poco riesgo de sufrir agresiones y no ponen ningún tipo de vigilancia», añadió.


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba