Castilla y León

Los sindicatos sanitarios aceptarían medidas excepcionales «voluntarias e incentivadas»

UGT abandona la mesa de negociación

SATSE, CSIF, CESM, CCOO y USAE rechazaron este lunes negociar una orden con la Consejería de Sanidad en la reunión de la Mesa Sectorial y pidieron que las medidas excepcionales sean «voluntarias e incentivadas». Por ello, mantienen las protestas previstas para mañana en Segovia, Soria y Zamora contra el decreto de prestaciones obligatorias por la pandemia del COVID-19.

 

En un comunicado conjunto, que no suscribe UGT que ha abandonado me mesa de negociación, los sindicatos informaron de la reunión en la que participó por primera vez la consejera de Sanidad, Verónica Casado, y en la que volvieron a rechazar la propuesta de negociar una orden y pidieron abordar un acuerdo que recoja las medidas a aplicar con carácter excepcional, que siempre serán «voluntarias e incentivadas».

También pidieron que conste en acta y en el acuerdo que pidieron negociar el compromiso que han adquirido, tanto el presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, como la consejera, de dejar el decreto en «punto muerto» y no sacar una orden para aplicar las prestaciones personales obligatorias.

Ante esta situación la Gerencia Regional de Salud ha dudado sobre llevar a cabo un acuerdo en los términos propuestos, aunque la consejera de Sanidad, presente por primera vez en mesa sectorial, manifestó su intención de que se negocie la propuesta. «Nos han solicitado un borrador sobre el que trabajar y se ha pospuesto la negociación, una vez más», explicaron.

Desde las organizaciones sindicales aseguraron que van a trabajar en el borrador de acuerdo, pero explicaron que se ven en la obligación de mantener las movilizaciones previstas para mañana en Segovia, Soria y Zamora, puesto que argumentaron que el decreto sigue vigente y Sacyl «no ha dado ninguna garantía, por el momento, de no aplicarlo».

UGT informó hoy de que ha cumplido su palabra y que abandonó la Mesa Sectorial de Sanidad, en la que estaba presente la consejera de Sanidad, Verónica Casado, cuando planteó reanudar la negociación del «decretazo» sobre las condiciones laborales del personal del Servicio de Salud de Castilla y León en situación de pandemia.

Según manifestó el secretario de Sanidad de FeSP UGT Castilla y León, Miguel Holguín, el sindicato defendió su decisión en base a la «coherencia y a la dignidad de los trabajadores» de Sacyl que recordó mayoritariamente han dicho no al decreto. Además, indicó que fortalece su postura de no negociar ningún aspecto incluido en el marco de medidas amparadas por el mismo decreto que recordó la Junta define como «vacío y erróneo”.


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba