Castilla y León

Sanidad avisa de la que se nos viene encima

Pide prudencia porque se frena el descenso en algunas provincias y en el resto aumentan las infecciones

La consejera de Sanidad, Verónica Casado, confirmó este miércoles que se ha producido un cambio de tendencia en la curva del COVID-19 en Castilla y León, que indican un aumento de los contagios diarios y reclamó a los ciudadanos que sean “cómplices” para controlar la pandemia. Además, reconoció su preocupación por la situación de Segovia y destacó un aumento de casos en las provincias cercanas a Madrid.

 

Ical.- En la comparecencia posterior al último Consejo de Gobierno del año, Casado explicó que se está produciendo un aumento diario de contagios, producidos hace cinco o diez días en ámbitos familiares o sociales, lo que vinculó en parte al retraso en el registro por las fiestas navideñas, pero también por un cambio de tendencia en la pandemia, a pesar de que la incidencia acumulada a 14 días por cada 100.000 habitantes disminuya hasta los 146 casos.

Por ello, la consejera aprovechó este miércoles, jornada previa a la Nochevieja, para pedir “prudencia” y “cautela” a la población porque insistió se está frenando el descenso de casos en la Comunidad e, incluso, en algunos lugares se está produciendo un aumento. “Tengan mucho cuidado”, dijo para recordar la importancia de mantener la distancia de seguridad, usar las mascarillas, ventilar las estancias y reducir los encuentros sociales con personas no convivientes. “No le dejemos hacer nada” al COVID, añadió, como la “mejor garantía” para evitar el contagio.

Por provincias, la consejera alertó de que el riesgo de contagio es muy alto en Palencia, donde la incidencia acumulada por 100.000 habitantes a 14 días es de 321 caso, y alto, en Burgos, con 196 casos, León con 151 y Segovia con 160. Además otras cinco provincias presentan un riesgo medio: Ávila con 78 casos, Salamanca con 86, Soria con 97, Valladolid con 116 y Zamora, con 119.

Al respecto, la titular de Sanidad expresó su preocupación por la subida de casos en Segovia, que recordó ha pasado de riesgo medio a riesgo alto, lo que vinculó con la tendencia creciente en comunidades vecinas como Madrid, que recordó fue un “epicentro muy importante” en primavera. Además, en las provincias que más se relacionan con la capital de España también presentan un crecimiento. “Por favor sean cautos”, dijo tras recordar la importancia de la responsabilidad individual.

En cuanto a los municipios, destacó que un número importante declaran pocos casos, pero añadió que la tendencia es creciente en Aranda de Duero, Ávila, Laguna de Duero, Palencia, Salamanca, Segovia, Valladolid y Zamora. Por ello, dada la alta incidencia, la baja trazabilidad y la tendencia creciente, se harán pruebas de antígenos a gran escala en Sepúlveda (Segovia) y este fin de semana en Villalón de Campos (Valladolid). También esta tarde se llevarán a cabo en Almazán (Soria) ante un brote sociofamiliar.

Por ello, la consejera de Sanidad quiso agradecer a los alcaldes la colaboración en estos días y pidió a los cuidadnos que participen en los cribados, especialmente, aquellos que creen que pueden haber tenido contacto con enfermos o personas de fuera. Además, en todos estos municipios Verónica Casado demandó “máximo cuidado y máxima prudencia”.

Casado informó de que hay 365 enfermos COVID en planta y 141 en unidades extendidas de críticos, lo que remarcó supone una ocupación altísima en UCI, debido a que las estancia media es de tres o cuatro semanas, hasta incluso los dos meses. La rotación, dijo, determina los cuellos de botella que se pueden producir en los hospitales.

Por ello, aseguró que se debe conseguir disminuir los ingresos y la necesidad de entrada en la UCI, lo que remarcó solo se logra rebajando los contagios. Además, en estos momentos recordó que la tasa de reproducción del virus es el 0,75, pero señaló que está por encima en Segovia y Valladolid y alertó del riesgo de superar la cifra de uno.

Año muy duro

Tras, 315 días desde la declaración de la pandemia del COVID, cuando está a punto de terminar el 2020, la consejera de Sanidad recordó que en España la situación se ha estabilizado en los últimos tiempos, pero recordó que la semana pasada se superó el umbral de 250 casos. Castilla y León es una de las cuatro autonomías con menor incidencia, frente a Baleares y Extremadura.

Verónica Casado aseguró que este ejercicio ha sido “muy duro” por el impacto de la pandemia del coronavirus, que recordó ha afectado no solo a España, sino también a toda Europa. Ahora pidió mantener las medidas de prevención para evitar los contagios, puesto que recalcó la vacunación, que acaba de comenzar, “tardará en hacer el efecto” esperado.

Además, reconoció la labor de los equipos COVID de vacunación que -dijo- llevan la “luz de la esperanza” a toda la Comunidad, pero también de los profesionales sanitarios y de otros sectores y de los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado, entre otros. Todo ellos, remarcó, han trabajado de manera “espectacular” por lo que pidió no relajarse ahora porque recordó cuesta “muchísimo” controlar la pandemia, pero la reinfección se produce “en muy pocos días”.


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba