LocalPortada

La pandemia no toca techo en Salamanca y se agrava la mortandad

Acaba la semana con más contagios desde marzo con todos los indicadores epidemiológicos desbordados

Salamanca cierra este domingo la semana con más contagios desde del inicio de la pandemia y con malas expectativas para las próximas dos semanas, porque tras el aumento de los contagios y de los ingresos, la mortandad empieza a crecer.

 

En las últimas 24 horas han muerto cinco pacientes covid en el Hospital Clínico, que se suma a los cinco que fallecieron el sábado. Diez muertos durante el fin de semana y 19 en el conjunto de la semana, la peor desde primeros de noviembre cuando en un solo día murieron once enfermos, y más del doble de las muertes registradas la semana anterior, que ya fue mala.

Las muertes por covid repuntan y eso era algo que se esperaba desde que hace diez días comenzaron a subir de forma explosiva los contagios. No tardaron en aumentar los ingresos y el tercer paso era este, el aumento de la mortandad.

Salamanca cierra la semana con 2.744 contagios más, 375 de ellos notificados este domingo.  Son 700 más de los que se registraron la semana pasada, que ya era la peor desde el inicio de la pandemia y casi tantos contagios como todos los detectados entre abril y mayo del año pasado, cuando, bien es cierto, se hacían muy pocas pruebas diagnósticas.

En este contexto, el Hospital Clínico sigue aumentan la presión asistencial, con 229 pacientes covid ingresados en planta 10 más que la víspera y 112 más que hace justo una semana. Casi se han duplicado.

Además, hay otros 34 pacientes en la UCI, dos más que la jornada del sábado y el triple de los que había hace solo una semana.

Lo peor es que los indicadores epidemiológicos siguen fuera de control, especialmente la incidencia acumulada, que no encuentra techo. La incidencia a siete días es de 795 casos por cada 100.000 habitantes, 33 casos más que la jornada anterior y 189 más que hace una semana. En la ciudad del Tormes la incidencia a siete días es de 723 positivos por cada 100.000 habitantes, 213 más que hace siete días.

La velocidad de transmisión, sin embargo, sigue contenida mientras se disparan los contagios y la incidencia, algo que en algún momento deberá cambiar porque no concuerda el descenso del índice reproductivo continuados durante al semana que ahora termina con la evolución de los contagios y la incidencia acumulada.

Ahora mismo cada infectado contagia a 1,09 personas más (1,52 hace siete días), cerca del nivel 1 que es a partir del umbral en el que se empiezan a descontrolar los contagios.

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba