LocalPortada

1.379 salmantinos ‘amenazados’ por el cerrojazo de Alemania

Un total de 847 salmantinos están registrados en el padrón de residencia de Alemania (casi los mismos que hace cuatro años), por lo que el saldo entre nuevas incorporaciones y bajas mantiene estable la colonia charra en el país de Angela Merkel, que quiere endurecer las condiciones de permanencia den Alemania de los emigrantes sin empleo.

Estos datos no reflejan el número de salmantinos que forman la población flotante que se lanza a la aventura al país germano por unos meses, sin fijar allí su residencia, a la espera de comprobar si puede encontrar un trabajo y asentarse.

Lo que sí ponen de manifiesto es que con la crisis no se ha disparado el número de salmantinos que se quedan a vivir permanentemente en Alemania, porque las oscilaciones durante los últimos cinco años son muy cortas.

Los que se han ido para quedarse han compensado a los que han retornado tras pasar allí su vida o sólo unos meses sin encontrar el dorado, que son los que se verían directamente afectados por las nuevas medidas que quiere aplicar el ejecutivo alemán.

Los datos del censo de españoles en el extranjero tampoco revela una diáspora de salmantinos hacia Alemania. En este caso, hay 1.379 salmantinos censados para votar en España desde Alemania, diez más que hace cinco años, por lo que de nuevo, el saldo entre salmantinos que han ido a Alemania y los que han vuelto ha sido equilibrado.

Limitación de prestaciones

El Gobierno alemán acaba de anunciar que limitará el acceso de los inmigrantes europeos a las prestaciones sociales y restringirá los permisos de residencia en el país mientras se busca empleo con el objetivo de evitar el fraude, ante el temor de que aumente de forma importante la «inmigración de la pobreza», esto es, la llegada de ciudadanos rumanos y búlgaros.

Destaca la pretensión de prohibir temporalmente el reingreso en el país a quienes hayan cometido fraude o abuso, como la utilización de documentos falsos; la concesión de permisos limitados de residencia -de entre tres a seis meses- para la búsqueda de empleo; y la decisión de castigar penalmente el fraude para conseguir papeles.

Aunque estas medidas están destinadas a frenar la entrada de ciudadanos rumanos y búlgaros estas medidas, que se aprobarán en junio, también afectarán a los españoles que se van a Alemania a buscar un empleo.

 


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba