fbpx
Economía

Una empresa pide 115 millones del fondo europeo para instalarse en Salamanca

Produciría insectos para fabricar piensos para peces, mascotas y mercados hortofrutícolas

La empresa española Tebrio pondrá en marcha en Salamanca durante 2023 “el mayor complejo biotecnológico de industria sostenible a nivel mundial” que, según la entidad, generará en la provincia un total de 900 empleos, entre directos e indirectos.

 

Este complejo biotecnológico industrial, “único a nivel mundial”, estará dedicado a la cría y transformación del insecto Tenebrio Molitor e integrado dentro de la nueva industria sostenible 4.0. La instalación pretende posicionar a la compañía y a la industria de España a nivel global como “líder en el sector de la producción y transformación de insectos”.

Además, creará hasta 4.700 puestos de trabajo en toda España, que “ayudarán a mitigar la despoblación rural”. El proyecto tendrá una “gran repercusión” dentro del sector agroalimentario y biotecnológico, ya que podrá servir como “impulso para la digitalización de otras empresas de nuestro país dentro de un marco de transición hacia la economía verde”.

“Prevemos una facturación anual de 87 millones de euros, con un margen razonable de beneficio y una producción de más de 100.000 toneladas de productos al año. Nuestro objetivo es ser el mayor productor de insectos de Europa, o por lo menos, estar entre los tres primeros y así liderar este sector desde España”, aseguró Adriana Casillas, CEO de Tebrio. Para llevar a cabo este ambicioso proyecto, que estará listo para 2023, la biotecnológica ha solicitado 115 millones de euros dentro del marco de los Fondos de Recuperación, Transformación y Resiliencia de la Unión Europea.

Según informó la compañía a través de un comunicado recogido por Ical, la compañía utilizará los insectos producidos y transformados en proteínas, lípidos, fertilizantes y polímeros, todos ellos productos sostenibles, para su uso como piensos para peces, alimentos para mascotas y mercados hortofrutícolas. Creará así un proceso “totalmente respetuoso con el medioambiente que no genera residuos” y esto les permitirá producir con una huella de carbono negativa, «muy por debajo de las cifras establecidas por la Comisión Europea». Así podrán ofrecer también a sus clientes «la oportunidad de reducir aún más sus índices de huella de carbono» gracias a sus productos.

En cuanto a la creación de puestos de trabajo, irán enfocados tanto para personal altamente cualificado vinculado a la ejecución, gestión de las instalaciones y desarrollos paralelos tecnológicos, como para puestos no especializados con roles de operarios. Su aspiración es «impactar en el aumento de la población rural de su entorno más cercano».

Noticias relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba