Economía

Los ganaderos de ibérico: “La dirección es la correcta, pero la velocidad es corta”

Intenso debate entre ganaderos y compradores en el regreso a la ‘competición’ en la Lonja de Salamanca

La mesa de porcino regresó con fuerza ‘a las aulas’, con la presencialidad que dio lugar a un animado debate entre las partes.

Todo ello para decidir el número a subir en el precio de un porcino ibérico que sigue al alza (también el blanco) y que volvió a cotizar en verde por acuerdo en la tendencia por parte de los dos sectores; no así en la cantidad.

Así las cosas, los ganaderos explicaron en su turno de palabra que esta semana es “más de lo mismo. Llevamos pidiendo subidas y nuestro argumento lo corrobora el resto de lonjas; y si no subimos más que los demás, nos quedamos descolgados en lo gordo. En los lechones, las subidas deben ser más flojas y en los marranos, más elevadas”, dijo Celestino Martín, en una opinión compartida por el resto de los vocales.

“La dirección es la correcta, pero la velocidad es corta”, indicó Emilio Casaseca, “porque hay gran demanda de algunos productos y una oferta limitada; estamos llevando un ritmo lento”.

Por su parte, los industriales aseguraron que no ven ese “retraso en la velocidad de subida; sí tiene el sector una tendencia al alza, pero hay que ir paso a paso y con moderación”.

Así, Isidoro Blázquez indicó que hay demanda de “producto de cebo y cebo de campo, pero con subidas consensuadas y un poco más moderadas. Todo se ha ido haciendo de este modo y no estimo pedir 0,06 euros cada semana; eso es algo desproporcionado”.

Este hecho generó un intenso debate (se echaba de menos). “Hoy se venden los cerdos libres al precio que marca la Lonja, no 0,06 euros más”, indicó Luis Ramos, que aseguró que se venden sin problema, ya sea a la Lonja de Salamanca o de Extremadura. “En cuanto a los lechones, creo que han alcanzado su precio ya y los marranos tiene mucha demanda, por eso hay que subirlos”, concluyó Ramos.

Por último, Fernando Santos compartió la misma opinión que sus compañeros, y aseguró: “Hay que ver el precio que podemos poner; sabemos que hay una parte de la industria que está tiritando, la otra no…”. Esa industria que ‘tira’ es la que trabaja en grandes cantidades de producción, pero que quizá está fuera del mercado ‘normal’.

Ante esta afirmación, Celestino Martín respondió: “La industria sigue ahí al menos, pero hay muchos ganaderos que ya no están, han caído”.

Por último, Emilio Casaseca explicó la razón de contar con un precio al alza: “Desde el verano, los cochinos han subido mucho, pero es que los cerdos pesan casi 3 kilos menos que la misma semana de hace un año y se han sacrificado 11.000 menos que en ese periodo. La falta de cerdos está ahí y es algo evidente”.

A la hora de cotizar, los ganaderos pidieron subidas para cebo, cebo de campo, lechones y marranos, en una proporción mayor que la de los industriales, salvo en los marranos, que ambos sectores coincidieron en subir su precio 0,15 euros.

Cebo y cebo de campo aumentaron su precio en 0,03 euros, igual que los lechones, repitiendo los tostones.

Por último, en el blanco, subidas de 0,07 euros para los cerdos selecto, graso, normal y las cerdas, con cuatro euros en positivo para los lechones y dos euros en positivo para los tostones.

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba