Deportes

Tomás de Dios: “Queremos que nuestra forma de jugar sea espectacular”

El entrenador del FS Salamanca Unionistas asegura que solo piensa en el ascenso a Segunda B

¿Qué momento vive el FS Salamanca Unionistas? ¿Cómo afronta su futuro? Éstas y otras cuestiones han sido analizadas por su entrenador, Tomás de Dios.

Después de una última temporada atípica, marcada por la Covid-19 y tras quedarse a las puertas del ascenso a Segunda B, Tomás de Dios, entrenador del Fútbol Sala Salamanca Unionistas, analiza cómo se está desarrollando esta nueva temporada y cuáles son los objetivos principales del equipo.

Texto: María Sánchez Collado / Fotos: Pablo Casado de Juan

¿El objetivo de esta temporada es el ascenso?

Sí, así es. En esta temporada tan atípica, desde el principio, tanto el presidente como yo, mandamos dos mensajes: el primero, que queríamos entrenar con muchísima seguridad debido a la pandemia y hasta ahora lo hemos conseguido. Posiblemente seamos el único equipo de categoría nacional que no ha tenido ningún positivo hasta la fecha, aunque no estamos libres y no hay una seguridad total nunca. En segundo lugar, el objetivo deportivo es quedar primeros de grupo para jugar una promoción con otro equipo y ascender a Segunda B.

¿Cómo ve al equipo en la actualidad?

Estamos dentro de los objetivos; en este momento, estamos en quinta posición, pero el primero tiene 29 puntos y nosotros tenemos 25, aunque tiene dos partidos más, falta lo más bonito. Es una liga muy competitiva y hasta los últimos tres o cuartos partidos va a estar sin decidir quien gana la competición.

¿Cómo es el día a día en el club y cómo trabajáis en medio de una pandemia mundial?

Inicialmente, marcamos las pautas de entrenar con seguridad. Tenemos un equipo muy joven y contamos con muchos universitarios; por lo tanto, en el momento que alguno cometiera alguna imprudencia, como, por ejemplo, moverse en grupos sociales, preferiríamos que no viniera en esos 10 o 12 días por seguridad. Aunque el objetivo sigue siendo subir, este objetivo secundario es muy importante.

Desde el primer día podríamos haber entrado sin mascarilla por cuestiones federativas, pero por respeto a todos y por seguridad hemos entrenado con ella. Es verdad que en el aspecto físico es un condicionante, pero partimos de la base de que es condicionante para todos, por lo tanto, ahora mismo, ya están acostumbrados a entrenar con ella, y nos hemos adaptados de la mejor forma posible.

Además de las mascarillas, ¿qué otras medidas de seguridad se han impuesto?

Todos los días tomamos la temperatura a nuestros jugadores al inicio del entrenamiento, y nos echamos gel cada vez que usamos algo que implique contacto del balón con las manos. Cada diez minutos que paramos una tarea para beber agua, nos desinfectamos las manos.

Robar el balón el campo contrario y hacer un juego atractivo son una clara seña de identidad del equipo; ¿por qué?

Es una forma que tengo de interpretar el juego. No nos gusta especular, nos gusta ir desde el principio a presionar en toda la cancha, a crear problemas a la circulación del balón, a ser atrevidos en ese robo del balón, y, sobre todo, porque es bonito para el espectáculo, se convierte en situación de juego rápido y de transiciones.

Desde el club, tenemos también la obligación de querer recuperar el fútbol sala en Salamanca, entonces queremos que nuestra forma de jugar sea espectacular.

¿Cómo valoras los partidos que habéis tenido hasta ahora en esta temporada? ¿Cómo os enfrentáis a los que os quedan?

Como te digo, estamos a cuatro puntos y nos sacan dos partidos, por lo tanto, matemáticamente estamos dentro del objetivo. Referente a la temporada pasada, acabamos la liga primeros, en 17 partidos tan solo habíamos perdido uno, pero el coeficiente EUFA nos dejó fuera, puesto que el equipo que iba detrás de nosotros tenía un partido menos, y también había perdido solamente un partido. Lo veo con optimismo, porque, aunque quedan ocho jornadas, hay muchos enfrentamientos directos entre los cuatro primeros. Aquel equipo que salve los dos enfrentamientos directos, el de casa y el de fuera, va a ser el equipo que se proclame campeón. Nosotros estamos tan bien posicionados como cualquier otro.

¿Cómo organiza los entrenamientos del equipo? ¿Cuáles son los objetivos en cada uno de ellos?

Entrenamos cuatro días a la semana, con una duración de entre dos horas y dos horas y media. En este momento de la temporada bajamos el volumen y subimos un poco la intensidad. Son entrenamientos enfocados al método de juego y al modelo táctico, tanto en defensa como en ataque; siempre hay defensas presionantes, cambiando continuamente de un rol a otro. Estamos trabajando muchísimo la defensa, somos el equipo menos goleado de la categoría, teniendo al portero más joven.

La metodología de trabajo está basada principalmente en crear situaciones más complejas que el propio juego, para que una vez que el jugador llegue a la competición le resulte más sencillo resolver problemas.

¿Qué balance puede hacer de su etapa en el club?

Solo llevo aquí tres años, ésta es mi tercera temporada. Me quedé aquí con el objetivo y con el sueño de recuperar el futbol sala en Salamanca y llevarlo más arriba. El año pasado íbamos primeros, pero no ascendimos. Ha sido como dar un paso para atrás, pero deseamos que sea para coger impulso y que este año sea el definitivo para subir a Segunda B. Estaríamos hablando de una categoría, en la cual ya despertaríamos interés, ya no solo entre los amantes de nuestro deporte, si no a nivel institucional y a nivel de otros deportes.

Capitán FS Salamanca Unionistas

David Jiménez: “Es muy fácil ser capitán de este equipo»

Por su parte, el capitán del primer equipo futbol Sala Salamanca Unionistas asegura que el grupo humano es muy bueno.

¿Cómo ves al equipo esta temporada? ¿Crees el objetivo de subir a Segunda B se va a cumplir?

Hemos empezado esta temporada un poco irregular, pero como todos los equipos. Poco a poco hemos ido encontrando sensaciones, nos está costando un poquito fuera de casa, pero nos hemos a cuatro puntos, lo que nos queda tenemos que apretar.

¿Cómo es ser el capitán de un equipo como éste?

Con el grupo que tenemos es muy fácil, son chavales que vienen desde abajo, desde juveniles, y tenemos una piña y un grupo muy bueno que al final hace la labor de capitán de este equipo bastante sencilla. Yo sé que en otros equipos sería más difícil, pero ahora mismo para mí es muy fácil.

(Sigue la flecha para ver las imágenes)

_MG_1721

 

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba