Economía

El precio del ibérico no muestra «síntomas de agotamiento» con una nueva subida

La mesa de porcino de la Lonja de Salamanca optó por subir de nuevo cebo y cebo de campo

La mesa de porcino ibérico no para; y así lo volvió a demostrar una semana más con una nueva subida de los cochinos de cebo y cebo de campo en Salamanca.

Todo ello con opiniones contrarias entre ganaderos e industriales, que ven la situación del mercado de una manera diferentes; los primeros al alza y, los segundos, a la baja.

Los industriales apelaron al “síntoma de agotamiento en la subida del cebo y hoy se opera por Lonja y es un día para repetir”, dijo Fernando Santos.

Luis Ramos indicó que el volumen de sacrificios en Guijuelo “es relevante y estas semanas son de 4 día y hay un poco más de tranquilidad y la fuerte demanda se ha moderado un poco. Esta semana también se matará un día menos y hay más estabilidad; vender por encima de la Lonja cuesta mucho”.

Isidoro Blázquez indicó que es verdad que “veo al mercado con estabilidad y se hace a la media de la Lonja, por lo que la estabilidad sería lo más lógico. Para el lechón y el marrano, igual”, en una opinión compartida por todos los vocales.

Por su parte, los ganaderos aseguraron que la demanda “sigue siendo superior a la oferta y debemos seguir subiendo de manera moderada y el lechón se compra, aunque el pienso siga subiendo”, explicó José Javier Rodríguez.

Tomás García hizo hincapié en que la demanda sigue siendo superior a la oferta y “hay más cerdos que caen fuera de Norma y se siguen matando sin penalización. Y no sobran lechones porque lo que sale a la venta, se coloca sin problemas y hay que dejarlos como están”.

A la hora de cotizar, los industriales pidieron una repetición de general de los precios, mientras que los ganaderos demandaron una leve subida para cebo y cebo de campo, con entre +0,02 y +0,03 euros, para una decisión final de +0,01 euros cebo y +0,02 euros cebo de campo, repitiendo lechones, marranos y tostones, mientras que las cerdas subieron 25 euros.

El blanco, estable

Por su parte, el porcino blanco “de cebo sigue la tónica de la semana pasada y aún se arrastran los días de matanza que no hubo hace dos semanas y por eso hay que fijar una repetición. Las cerdas se pueden dejar igual también porque estamos en precio y los lechones tocaron ya techo y hay que iniciar el camino de la bajada; para el tostón, las ventas han bajado y no hay tanta alegría”, aseguró Goyo Sánchez.

Así las cosas, los cerdos selecto, graso y normal y las cerdas repitieron, mientras que los lechones bajaron dos euros, mientras que el tostón hizo lo propio con un euro.

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba