Economía

El auge de las criptomonedas

El auge de las criptomonedas, también llamadas criptodivisas, no ha alcanzado todavía su punto álgido, a pesar de que miles de usuarios han optado por invertir debido al impacto económico que han tenido a nivel mundial.

Qué son las criptomonedas

También consideradas como criptoactivos, podemos decir que son combinaciones de activos digitales que poseen una enorme cantidad de poder de computación habilitada a lo largo de una red de servidores en los cuales se almacenan y se registran los datos que son compartidos.

¿En qué las diferencia esto del dinero físico tradicional? En que no están centralizadas, es decir, no hay un banco central detrás de ellas que las emite o las crea. ¿Qué quiere decir? Que no pueden ser controladas por reguladores externos, como sí que sucede con el dinero.

¿Merece la pena invertir en criptomonedas?

Quien esté pensando en invertir en este tipo de divisas digitales, es recomendable que pueda aprovechar el auge actual confiando en brokers de criptomonedas regulados. Nacidos a raíz del interés en el sector, son expertos en operaciones con estos activos modernos que conocen en profundidad un mercado muy cambiante que requiere de profesionales especializados capaces de leer las fluctuaciones del citado mercado.

Resulta curioso que un mundo tan novedoso como el de las criptomonedas, que apenas cuenta con una década de edad, haya generado a estas alturas un volumen de negocio tan elevado. A día de hoy se encuentran incluso cajeros en los que canjearlas por moneda de uso corriente, por ejemplo.

Y, por supuesto, el nivel de trading que se ha generado con diversas criptomonedas, especialmente el Bitcoin, la más antigua y la más poderosa y valiosa a día de hoy, permite que los usuarios apuesten por los citados brokers especializados, que pueden ganarse la vida con este trabajo invirtiendo en nombre de sus clientes, que confían en sus capacidades para encontrar las mejores opciones de ganancia.

El Bitcoin fue el precursor

Muchas personas confunden la criptomoneda con el Bitcoin. Es cierto que, por ser la primera, también es la más conocida, e igualmente la más valiosa, como hemos observado. Ahora bien, el mundo de las criptodivisas no funciona así.

Hoy en día encontramos una diversidad de criptoactivos enorme, que se cuentan por cientos. No obstante, algunos que ganan en presencia, valor y popularidad, más allá del citado Bitcoin, son Dash, Litecoin, Ripple o Ethereum.

Todas ellas, igual que otras, están alcanzando niveles estimables de cotización, por lo que el volumen de negocio que mueven no deja de crecer.

El origen

Aunque no es hasta 2009 que las criptomonedas ganan presencia y se convierten en una realidad, su origen se remonta a los años 80, cuando comienza el uso de la criptografíaen un marco mundial de cambio sociopolítico. Poco después, en los 90, David Chaum crea Digicash, el sistema centralizado que usa dinero electrónico permitiendo las transacciones anónimas y totalmente seguras.

El siguiente paso fue la aparición del Bitcoin en 2009, la primera criptomoneda descentralizada por completo usando la cadena de bloques, el sistema de funcionamiento bajo el que han ido apareciendo otras muchas criptodivisas hasta la actualidad, cuando ya podemos diferenciar diversos tipos: altcoins, appecoins, appchains y metacoins.

Evolución

Desde que apareciese Bitcoin, no han dejado de aparecer otras. La segunda recibió el nombre de Namecoin, a la que siguió Litecoin, y así hasta varios centenares que existen en la actualidad.

Hoy en día las más conocidas y mejor consolidadas en el mundo de los criptoactivos son Bitcoin y Ethereum. Ambas son parecidas, pero a su vez diferentes. Incorporan variaciones con uso de red distributiva para hacer pagos Peer to Peer, que es el sistema de verificación de transacciones en el que no se depende de un tercero.

Es precisamente el Peer to Peer el que logra que la seguridad de las transacciones con criptodivisas sean tan seguro. Dicha seguridad se basa en complicados algoritmos matemáticos unidos a un registro de contabilidad público, la ya mencionada cadena de bloques.

Hoy en día, las criptomonedas actúan según un funcionamiento de código abierto, por lo que los usuarios pueden tener la firme seguridad de que los creadores no introducirán datos que puedan engañar al sistema.

Presente y futuro

Los dos valores más conocidos y más buscados en la actualidad, tanto Bitcoin como Ethereum, se revalorizan día a día de una forma increíble. De hecho, sus cotizaciones han llegado a crecer en porcentajes nunca vistos en cuestión de meses, a veces incluso semanas.

Sin embargo, el mercado de las criptomonedas también ha demostrado ser algo volátil, de ahí que todavía suscite muchas dudas entre un buen número de usuarios que no terminan de dar en paso para invertir en valores que fluctúan de forma notable.

Sea como fuere, a nadie escapa que el auge de las criptomonedas ha sido fulgurante, puesto que en poco más de diez años desde que aparecieran se ha creado un mercado que no para de crecer, y del que, de momento, no se alcanza a ver el horizonte final.

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba