Deportes

Maite Cazorla, la sonrisa de Perfumerías Avenida: «Este grupo se merece ganar la Liga»

La jugadora canaria es ya un referente en el equipo de Íñiguez y pilar fundamental en el vestuario

Aún no le ‘han caído’ las 24 primaveras y ya se ha hecho un hueco muy importante (a base de trabajo) en el baloncesto español y europeo.

Sus dos años en Avenida le han valido para dar ese paso de madurez que le faltaba para codearse con las jugadoras más grandes, asumiendo una responsabilidad que ha demostrado no quedarle grande.

Una Supercopa de España y una final de Euroliga son los dos ‘títulos’ que ha ganado un el equipo esta temporada; en Europa, su única derrota llegó en la final ante un equipo de otro mundo como Ekaterinburg, lo que habla muy bien del crecimiento del equipo.

Tras no poder levantar la Copa por llegar en un momento muy justo, el equipo afronta la final por la Liga contra Valencia con la mente puesta en competir hasta el último momento y… ganar, algo que no han dejado de hacer desde aquel lejano mes de agosto cuando empezó todo. Y ahora, queda lo mejor. Maite Cazorla, la sonrisa canaria de Perfumerías Avenida.

¿Por qué el baloncesto?

Al final, vengo de una familia en la que siempre se ha jugado al baloncesto y he visto siempre jugar a mis hermanos; eso hizo que me asaltase la opción de probar y me encantó… hasta hoy. En general, me gusta mucho el deporte, pero el baloncesto siempre ha sido mi pasión.

Muy joven te fuiste de tu casa… ¿cómo fue ese momento?

Con 14 años es difícil dejar a tu familia y a tus amigos para decidir irte a jugar y a estudiar fuera; al final es verdad que son tres horas de avión hasta Barcelona, pero fueron momentos complicados, pero me sirvió para madurar y ser más independiente, aprendí mucho. Lo más positivo es que había muchas chicas que estaban en mi situación o que ya llevaban algunos años fuera y me lo hicieron más fácil porque veía muy poco a mis padres.

¿Cuándo te diste cuenta de que podías ser profesional de este deporte?

Me di cuenta en la Universidad, cuando empecé a confiar más en mí misma y a ver que con trabajo, todo se podía conseguir.

También cruzaste el charco para ir a EEUU, ¿cómo fue la experiencia?

Fue una etapa dura al principio porque, aunque estaba acostumbrad a vivir solo y fuera de casa, e iba mucho más lejos y hablaba muy poco con mis padres y menos aún poder verlos. El idioma también fue un problema al principio y los tres primeros meses fueron muy duros. Estuve allí cuatro años y tengo que agradecer muchas cosas a gente maravillosa con la que coincidí.

Además, me hizo abrir los ojos, pude conocer una cultura diferente, maduré mucho más y me di cuenta de muchas cosas que antes no valoraba; y me llevé la confianza que depositaron en mí.

¿Te has perdido muchas cosas por el baloncesto?

Sí, claro; es cierto que hay momentos en lo que me hubiese gustado estar con mi familia y amigos, pero en la vida si te arriesgas por algo, hay cosas que puedes perder. Y aún perderé más, pero este deporte también me da mucho.

Por ejemplo…

Conocer muchas ciudades, viajar, conocer jugadoras que pueden ser tus amigas… y ganar títulos que también es importante. Juego para eso porque soy muy ambiciosa.

Maite Cazorla
(Foto: Pablo Casado de Juan)

Regresas a España y lo haces a Perfumerías Avenida… ¿por qué este club?

¿Qué jugadora no querría venir aquí? Cuando me lo ofrecieron estaba muy ilusionada y no me lo pensé, la verdad.

¿Veremos a Maite Cazorla más tiempo en Salamanca?

(Ríe). Hombre, esperemos que sí porque estoy muy contenta…

¿Entonces…?

Veremos a ver qué pasa…

¿Qué balance haces de tus dos temporadas aquí?

Han sido muy buenos; es verdad que al principio me costó un poco adaptarme, pero no puedo hablar de nada malo. El año pasado por la pandemia no pudimos acabar la temporada y éste vamos a la por todas en la Liga.

Todas habláis de lo especial que fue llegar a la Final Four de Estambul. ¿Por qué?

Tenemos un grupo muy bueno y nos llevamos muy bien tanto dentro como fuera de la pista. Hemos pasado muy buenos momentos, pero cuando las cosas han ido mal, hemos estado más juntas. El cuerpo técnico también nos ha arropado y enseñado mucho.

Uno de esos problemas han sido las lesiones; ¿puede haber más en menos tiempo?

Es verdad que hemos tenido lesiones en momentos clave de la temporada y es algo que nos ha perjudicado. Es cierto que en el deporte pueden pasar estas cosas, pero hemos seguido luchando hasta el final.

Una de las pocas jugadoras que no se había lesionado eras tú… y llegó en la final de la Euroliga

Me dio mucha rabia que fuese en plena final y al poco de salir a la pista; no pude ayudar al equipo porque intenté volver a jugar, pero no pude.

¿Cuál es el secreto del éxito de este grupo?

Creo que somos un equipo muy ambicioso que se lleva muy bien dentro y fuera de la pista. Trabajamos mucho y jugamos unas para las otras siempre.

En un año así, habéis convivido mucho más tiempo

Sí, está claro; al estar en una ‘burbuja’ hemos compartido más momentos y no quedábamos con nadie más. Esto también puede haber influido a la hora de estar mucho más unidas.

Maite Cazorla
(Foto: Pablo Casado de Juan)

Llega la final de Liga, ¿qué expectativas tenéis?

Vamos a ir con todo y a ganar la liga porque creo que este grupo se merece el título. Hay muchas ganas ya de que empiece todo.

Nos ponemos en los peor… ¿sería un fracaso no ganar la liga?

Bueno, podría ser… pero creo que hemos hecho un gran año. En Euroliga ganamos todos los partidos menos la final y sabíamos que iba a ser duro porque jugábamos contra el mejor equipo del mundo. Es verdad que si no ganamos la Liga nos quedaría un sabor un poco agridulce.

Solo habéis perdido tres partidos este año y dos de ellos os costaron sendos títulos; muy cruel, ¿no?

Es verdad, pero a la Copa llegamos muy justas y con jugadoras lesionadas y en la Euroliga competimos hasta el final contra el mejor equipo, pero siempre da rabia perder. Por eso queremos ganar la Liga.

¿Eres partidaria de dar continuidad al grupo de jugadoras de esta temporada?

Tenemos un gran grupo, un gran equipo y estaría encantada de poder seguir jugando y compartiendo momentos con todas ellas porque nos llevamos muy bien. Pero no es una decisión mía, depende del cuerpo técnico, del club o de ellas mismas.

Cambiamos de tercio; ¿recuerdas cómo fue tu primera llamada con la selección?

Sí, estaba muy nerviosa. Me escribió o me llamó José Ignacio para decirme que estaba seleccionada y me puse muy contenta. Compartir selección con Silvia o Laia en mi puesto es increíble.

¿Qué significa ponerte la camiseta de España?

Para mí es un honor y un orgullo poder ayudar a la selección a lograr cosas y ojalá este verano pueda hacerlo.

¿Eres el relevo de Laia y Silvia en el ‘mando’ de la selección?

(Ríe). Ya me gustaría a mí ser como ellas porque han logrado muchas cosas; ojalá pueda llegar algún día a su nivel porque son increíbles y ojalá pueda jugar tantos años como ellas.

¿Has tenido algún referente?

Mis hermanos siempre me han ayudado mucho cuando empecé; tengo también como ejemplo a Silvia o Laia, pero nunca he sido de un jugador/a en particular.

Terminamos… ¿trabajo o talento?

¿Pueden ser las dos cosas…? Con el trabajo, al final, puedes lograr muchas cosas y si te esfuerzas cada día, puedes lograrlo. También influye la suerte, pero si mezclamos las dos cosas sería lo ideal.

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba